Martha necesitaba una silla de ruedas y la comunidad se la pudo conseguir

Martha Isabel Manrique Pabón

Martha necesitaba una silla de ruedas. Quedó sin movilidad en sus extremidades inferiores después de sufrir covid19 en mayo de 2021. La mujer vivía en una vereda de Río Negro Santander. No obstante la convalecencia de la enfermedad la fue a pasar a un barrio de la periferia de la capital santandereana. Madre soltera que debe sostener a tres hijos menores de edad, uno de ellos con problemas de adicción a las drogas. La casa donde está refugiada hoy y protegida es de su hermana Ruth. Quien es un una persona con un carisma y una sonrisa noble.

Nos llegó el vídeo la semana del inicios de septiembre. Donde nos decían que Martha necesitaba una silla de ruedas. Nos pusimos a la tarea de conseguir la silla. No es la primera vez que el equipo de elshabbat.com trata de conseguir algo para un ciudadano que lo necesita. Sin embargo este reto era especial por varias razones. La primera era la urgencia con que necesitaba Martha este elemento para mejorar su bienestar y calidad de vida; y la segunda el costo. Una silla de ruedas no es económica. El reto era grande. Lanzamos un 🆘 a nuestros seguidores es redes sociales, y gracais esta sinergia logramos en tiempo récord tener la silla para Martha.

Martha necesitaba una silla y la tiene consigo

El vídeo que expusimos en redes sociales mostraba a la mujer ayudada por su hermana a trasladarse de un lado a otro de la casa. Uds se alcanzan a imaginar  el trabajo que esto conlleva para una persona a cargo de un enfermo en una familia. Martha pesa tan solo 42 kilogramos pero aún así cargar un peso ‘muerto’ no es fácil.

La alegría de la familia es inenarrable. No creía que estuvieran recibiendo una silla que para ellos era imposible comprar. Y gracias a la ayuda de un solo buen samaritano se logró el bienestar para una persona que lo necesitaba.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *