El suicidio de Drayke Hardman conmueve al mundo: el bullying cobra vidas

Drayke Hardman tomó la difícil  decisión de quitarse la vida después de sufrir por un año acoso y maltrato por uno de sus compañeros. Tenía 12 años y vivía en el condado de Tooele, en Utah. Era el menor de tres hermanos. Sus padres y hermanas están destrozados y con la culpa de no haber podido evitar el trágico desenlace. El mundo y EEUU está conmovido por la historia, una historia que ningún niño del planeta debe vivir.

Los padres Samie y Andrew Hardman compartieron en una emotiva entrevista en KUTV que pensaban que habían hecho todo lo posible por su hijo, Drayke. En esta entrevista los padres dijeron que habían involucrado a la escuela en el caso, y que a su hijo lo habían sentado en varias oportunidades para hablar del caso, cosa de la que el niño no quiso hablar.

Los padres de Drayke dijeron que incluso lo sentaron para tener conversaciones difíciles sobre dónde estaba su mente con el continuo acoso. Samie dijo que recientemente le preguntó a su hijo si tenía pensamientos suicidas. Cosa a lo que el niño contestó molesto que no.

“Él dijo, ‘no, no’, y era casi como si estuviera disgustado de que yo le hubiera preguntado”, dijo.

Drayke Harmand llegó con un ojo golpeado el lunes y mintió sobre cómo habían pasado las cosas. Sin embargo, una de sus hermanas le contó que había tenido una pelea con uno de sus compañeros. La hermana se lo comunicó a sus padres y le volvieron a preguntar pero él se negó a hablar del tema. Esa noche se suicidó en su casa. 

Sus padres alcanzaron a llevar a Drayke al servicio de urgencias pero no fue posible salvar su vida. Los padres han comenzado una campaña contra el bullying y el maltrato en las escuelas. 

“Los niños serán ese tipo de niño que hace lo que quiere, hasta que sepan que no está bien. Creo que ahí es donde surgen esas conversaciones difíciles”, declaró Samie Hardman, y su esposo agregó que Drayke estaba demasiado asustado ante las posibles repercusiones de su agresor que no pudo alzar la voz para decirles lo que estaba pasando.

Los padres de Harmand han iniciado una campaña para que el acoso escolar sea tomado en serio y no siga arrebatando vidas, vida de niños inocentes que terminan con mucho sufrimiento y dolor para todos los involucrados.

“Nuestro dulce bebé de 12 años falleció esta mañana después de un intento de quitarse la vida anoche”, escribió. “Él es el mayor fanático de Utah Jazz. Gracias por contribuir a iluminar un poco su corazón”.

hoy el caso estremece al mundo y un amigo de de la familia abrió una cuenta de GoFundMe para ayudar a pagar los gastos fúnebres. 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.