Feminicidio en Lebrija, Santander: así fue fríamente asesinada Yuliana Rosales Sanabria

Yuliana Rosales Sanabria fue asesinada ayer en la vereda San Gabriel, en el municipio de Lebrija, Santander. Eran las 6 y 30 de la tarde cuando el verdugo de la joven llegó a su casa y le arrebató la vida. El presunto asesino fue identificado como Michael Eduardo Noriega.  La joven tenía 21 años y por no aceptar las pretensiones ‘amorosas’ del hombre fue segada su vida. El sujeto después de dispararle en la cabeza huyó del lugar. Hoy la policía nacional acaba de anunciar que ya fue capturado.

Testigos señalaron que se trata de un sujeto que en múltiples ocasiones pretendió a Yuliana, pero, al parecer, ella no estaba interesada. Esta situación habría desencadenado la tragedia. La ira del sujeto por la negativa de la mujer no se hizo esperar. La cercanía del sujeto con la víctima no hizo sospechar el peligro que corría Yuliana Rosales.

Hoy la familia está haciendo una colecta para el entierro pues no tienen como correr con estos gastos. Le piden a conocidos y a extraños que por favor hagan su donativo a traves de Nequi para darle sepultura a su Yuliana. 

El primer caso de feminicidio y violencia en el país se registró en Floridablanca, departamento de Santander. Humberto Sandoval presuntamente le disparó a su pareja identificada como Mariela Moncada y posteriormente se suicidó. Según el diario regional Vanguardia, los vecinos de la pareja llamaron a la Policía luego de escuchar los impactos del arma de fuego; y cuando llegaron las autoridades hallaron en la escena del crimen dos cuerpos sin vida.

Luego otro atroz caso se conoció en la región. Una joven mujer es asesinada en la capital del departamento de Santander. Bucaramanga se estremeció el viernes de la semana inmediatamente anterior. Una persona en condición de calle encontró un cuerpo envuelto en bolsas platicas dentro de una maleta. Era la humanidad de Julieth Jhoann Álvarez Mejía, una mujer de 22 años. La degradación de quien comete el asesinato es evidente. Asesinarla no le bastó sino que tenía que deshecharla como si de basura se tratara.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.