Wilson Parra Lozada y Flower Jair Trompeta Paví fueron asesinados en una guerra que no es de ellos

Con la muerte de Wilson Parra Lozada excombatiente de las extintas FARC-EP ya son 169 asesinados. Quien diga que no es un extermino está tapando el sol con un dedo. Con el mote de El Indio era conocido Wilson quien había ingresado en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de La Carmelita (Putumayo) en el 2016 después de que se firmara el acuerdio. 

Wilson Parra Lozada y Flówer Jair Trompeta Paví



El Shabbat |



Con la muerte de Wilson Parra Lozada excombatiente de las extintas FARC-EP ya son 169 asesinados. Quien diga que no es un extermino está tapando el sol con un dedo. Con el mote de El Indio era conocido Wilson quien había ingresado en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de La Carmelita (Putumayo) en el 2016 después de que se firmara el acuerdio.

Pero se había trasladado al municipio de Curillo, Caquetá donde compró una casa y allí vivía con su esposa y su hijo de 5 años. “Estuvo en el ETCR y compró una casita y se fue a Curillo. Él trabajaba en el campo, cultivaba la tierra. Él dejó un hijo, ya estaba grandecito, de unos cinco años. Nosotros estamos trabajando en una cooperativa en Guzmán, Putumayo, vamos a cultivar peces”, confirmó el hermano de Parra.

Cerca de las 19:30 del pasado 28 de octubre, en el lugar conocido como Puerto Mafia o la antigua estación de bombeo en Curillo, Caquetá, fue asesinado con arma de fuego Wilson Parra Lozada, excombatiente de 42 años.

Según información preliminar, Wilson, se encontraba en una vivienda hasta la que llegaron dos sujetos que se movilizaban en bote por el río Caquetá y dispararon en repetidas ocasiones contra el excombatiente causando su muerte, tras lo sucedido los hombres huyeron en el bote río abajo.

Con el asesinato de Wilson, son tres los excombatientes que han muerto en menos de una semana, Alexander Parra fue asesinado al interior del ETCR Mariana Páez en Meta y Dago Galindez, de 36 años y oriundo de Icononzo, Tolima también fue víctima de homicidio en Patía Cauca, elevando la cifra de excombatientes que han muerto desde la firma del Acuerdo a 169.

El otro muerto se lo están atribuyendo al Ejército colombiano. Los campesinos de la población señalaron que Flówer Jair Trompeta Paví había sido retenido por el Ejército en la vereda La Laguna. según dieron a conocer los moradores del lugar, “cerca de las 10:30 de la mañana se escuchan disparos de arma de fuego y el sobrevuelo de helicópteros”. En el mensaje también expresan que el joven habría sido retenido por los miembros del Ejército “quienes lo torturan metiéndole la mano en una máquina despulpadora”.

“Minutos después de que ocurrió el hecho, fue encontrado por la comunidad, que evitó que fuera presentado como un muerto en combates con el Ejército”, narró Hurtado. Deivin Hurtado, defensor de derechos humanos y activista de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro), explicó que el joven habría sido retenido por uniformados en la mañana del lunes, en la vereda La Laguna

Así mismo señaló que la víctima no era subversiva y que era integrante de una asociación de trabajadores campesinos.

“Esta persona no tenía uniformes ni armas en el momento del homicidio y nunca hubo confrontación”, agregó el activista.

Así lo hizo saber el senador Roy Barreras miembro de la Comisión de Paz. El senador Barrera ha estado presionando a las autoridades competentes para que este caso no quede impune. También acaba de denunciar la muerte de una gobernadora indígena en Tacueyó.

farc ep colombia, ejercito colombiano rangos, falsos positivos colombia, etcr colombia, roy barreras twitter,

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *