Virus de Marburgo es confirmado por priomera vez en su historia en Guinea

GETTY IMAGES image captionThe Marburg virus was first detected in the city of Marburg in Germany in 1967

El Virus de Marburgo es una enfermedad más letal que el ébola y relacionada con el cambio climático. En África occidental se detectó por primera vez en la historia la enfermedad. La prefectura de Gueckedou prendieron las alarmas en el sur de Guinea y las autoridades sanitarias están alerta donde hace 2 meses se dio un brotes de ébola.

Este virus produce la enfermedad de su mismo nombre: enfermedad por virus de Marburgo. En el ño de 1967 fue detectado por primera vez en Marburgo y Frankfurt, en Alemania, y en Belgrado, Serbia. Se sabe que la tasa de letalidad puede alcanzar el 88 por ciento, esto es solo 12 de cada 100 personas ¡que lo padecen sobreviven a él.

En 2017 en Ugando se presentó un brote del virus de Marburg donde los tres casos que se presentaron murieron. Los registros que se tienen de la enfermedad dicen que su mayor brote se dió en 2005 en Angola con 329 personas muriendo de un total de 374 casos.

La Organización Mundial de la Salud dice del Virus de Marburgo:

  • La enfermedad por virus de Marburgo (EVM), antes denominada fiebre hemorrágica de Marburgo, es una enfermedad grave, a menudo mortal.
  • La tasa de letalidad media de la EVM oscila en torno al 50%. Las tasas de letalidad de los últimos brotes de EVM han oscilado entre el 24% y el 88% en función de la cepa del virus y del tratamiento de los casos.
  • La administración rápida de tratamiento sintomático y rehidratación mejoran la supervivencia. No hay ningún tratamiento de eficacia demostrada para neutralizar el virus, pero hay varios tratamientos hematológicos, inmunológicos y farmacológicos en fase de desarrollo.
  • Se considera que los huéspedes naturales del virus de Marburgo son los murciélagos de la fruta Rousettus aegyptiacus, de la familia Pteropodidae. El virus de Marburgo se transmite de los murciélagos de la fruta a los seres humanos, y se propaga entre estos por transmisión de persona a persona.
  • La participación de la comunidad es fundamental para el éxito del control de los brotes. Un buen control de los brotes depende de la aplicación de diferentes intervenciones, como la atención a los casos, las prácticas de control y prevención de la infección, la vigilancia y el rastreo de los casos, los entierros en condiciones de seguridad o la movilización social.

La OMS prende sus alarmas pues dice que el virus está relacionado con el cambio climático. Y su propagación puede ser rápida y provocar una epidemia.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *