Opinión

Vicky Dávila: ‘Estoy segura de que si a Uribe lo detienen, sus enemigos aunarán esfuerzos para que no vuelva a ver la luz’

“Estoy segura de que si a Uribe lo detienen, sus enemigos aunarán esfuerzos para que no vuelva a ver la luz. Empezarán a llegarle todos los procesos donde lo mencionan. Terminarán empapelándolo y condenándolo hasta por el primer tetero.”

La columna escrita por Vicky Dávila es una defensa no solo a Álvaro Uribe Vélez sino a una política viciada y criminal; la política delincuencial rodeada por el narcoparimilitarismo más oprobioso que tiempo alguno haya podido ver en Colombia. En este momento la corte está discutiendo si Uribe debe enfrentar el juicio por el proceso que le siguen por supuesta manipulación de testigos, libre o tras las rejas, y si será intramuros o domiciliaria.

Pero, ¿qué hay de fondo en las líneas de la periodista Vicky Dávila, una periodista que, como todos sabemos, hace parte del clan paramilitar Gnecco? Su suegro fue condenado por paramilitarismo, y varios familiares lo han sido por corrupción al sufragante, entre otros delitos que van desde contrabando, abigeato y robo de hidrocarburos.

La respuesta está en las mismas líneas. Está sirviendo de termómetro para ver qué dice la opinión pública. Sus palabras quieren lavarle la cara a un político que ha usado todo su poder para doblegar a todo aquel que ose oponérsele. Uribe tiene una larga lista de crímenes que no han hecho otra cosa que minar la democracia colombiana. En sus expedientes judiciales reposan acusaciones por paramilitarismo, espionaje militar, masacres en poblaciones colombianas, compra de testigos, y un largo etcétera.

Y la periodista lo que hace es desviar el debate creando un ídolo de barro. Según ella  “Uribe ha sido sin duda un muro de contención para lo que él mismo bautizó como el “castrochavismo”; los puso en evidencia, incluso internacionalmente, y los enfrentó. Ella habla de un fantasma que recorre America Latina, el supuesto enemigo público a vencer.

Da a entender que si a Uribe lo ponen preso el resultado sería una guerra civil. Otro coco con el que quieren amedrentar al pueblo para que no exija justicia y permita que todo siga igual. Así lo dice ella: “Si a Uribe lo ponen preso, les doy una pésima noticia a sus malquerientes: no se acabarán todos los problemas que tiene Colombia. Tampoco llegará la paz que todos deseamos. Quizás la violencia se agudice. La corte tiene la palabra.” Hay que decir también que Vicky carga con un odio visceral por Juan Manuel Santos, odio que no supera.

Hoy Vicky es fuertemente criticada en redes por la basura de periodismo que ejerce. Un periodismo que es parcial y nada tiene que ver con el ejercicio crítico que se le exige a los periodistas. Deja de lado todas las evidencias y pruebas  que tiene en su contra el político más potente del país.

 


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *