Venezuela

La Crisis Migratoria del Pueblo Venezolano 

Redacción
elshabbat.com 

AFP

La crisis migratoria del pueblo venezolano es cada vez más pronunciada y la sentimos todos los pueblos hermanos de la región; vemos grupos de personas conformadas por mujeres, hombres jóvenes y niños por las carreteras de nuestro territorio. Sufriendo la indolencia del clima, pasando hambre, en muchas ocasiones discriminación y largas jornadas de caminatas. Todo debido a la crisis económica que vive el país venezolano por la mala administración de un presidente que no ha podido tener aciertos en las medidas económicas que puedan mitigar el desastre humanitario que hay en el vecino país. Todo en nombre de una izquierda totalitaria y cada vez más desvencijada y perdiendo legitimidad; valga decir que no toda la izquierda supone fracaso económico, aunque muchos derechistas quieran conectarlos como sea. 

He tenido la oportunidad de hablar con muchos de estas personas que van de paso o que llegan a quedarse en el país y su situación es peor de lo que nos podamos imaginar y sentir; l empatía con estos migrantes debe ser cada vez mas fuertes porque según muchos especialista todavía no alcanza el pico más alto aún. 

La derecha política de nuestro país ha venido creando un fantasma que les ha  servido y les sirve como plataforma electoral, para captar a través del miedo voto y poder político; nos han dicho que nos vamos a volver como Venezuela, como si nosotros fuéramos Suiza. Saben que el miedo es un combustible eficaz y lo aprovechan; así oímos decir a muchos compatriotas que debemos dejar de ayudar a nuestros hermanos venezolanos. Todos los países latinoamericanos se han visto afectados por este fenómeno, y unas más que otras sociedades se han visto llenas de sentimientos encontrados, pues en proporciones que aún no se miden, el rechazo parece crecer. Los venezolanos cruzan nuestro territorio por compartir una gran extensión de frontera, algunos se quedan y otros siguen el camino a países mas desarrollados y con una economía más robusta. Sin embargo Ecuador ya salió a anunciar que no permitiría a venezolanos sin exigirles antes un pasaporte, un pasaporte que tiene un costo económico y que será muy difícil de obtener por los migrantes que ya están en el Ecuador. 

AFP

En Brasil las cosas no son mejor.  El pueblo brasileño de Pacaraima, con límites con Venezuela, sufrió momentos de tensión este sábado con un enfrentamiento entre vecinos y migrantes venezolanos cuyos asentamientos improvisados fueron destruidos e incendiados. El tumulto comenzó por la mañana, después de que un comerciante local resultara herido en la madrugada del viernes y sus familiares culparan a los venezolanos, que en el último año han intensificado su presencia en el pequeño municipio, de apenas 12.000 habitantes. En los disturbios, tres brasileños resultaron heridos, según informó un portavoz de la Policía Militar, y no hubo detenidos. No hay informaciones sobre los venezolanos, muchos de los cuales, según imágenes divulgadas por habitantes de la ciudad, cruzaron la frontera de vuelta a su país. 

EFE

Decenas de personas atacaron los dos principales campamentos improvisados de los inmigrantes y quemaron sus pertenencias. Durante la noche, Venezuela pidió a Brasil que proteja a sus emigrados. La cancillería de Venezuela solicitó en un comunicado que se otorguen las “garantías correspondientes a los nacionales venezolanos y tomar las medidas de resguardo y seguridad de sus familias y enseres”. La fuerzas brasileña que operan en la frontera con Venezuela para atender el flujo migratorio confirmaron los incidentes y explicaron que el comerciante herido fue auxiliado y se encuentra estable en Boa Vista, capital del fronterizo estado de Roraima.

Un habitante de Pacaraima contó a la agencia France Press que el enfrentamiento comenzó temprano, después de que se corriese la voz del ataque al comerciante. “Él es conocido, es un vecino, y hubo indignación cuando se supo que le habían robado. La gente comenzó a expulsar a los venezolanos que estaban en el centro, obligándolos a regresar a su país”, dijo en condición de anonimato.

Varias autoridades precisaron que en la noche de este sábado la ciudad estaba tranquila. La gobernadora del estado de Roraima, Suely Campos, emitió dos comunicados. En el primero abogó nuevamente por el cierre temporal de la frontera y en el segundo pidió a Brasilia refuerzos de seguridad para “enfrentar el aumento de la criminalidad”, que ella adjudica al incremento del número de venezolanos en la región. El Ministerio de Seguridad Pública informó que enviará un contingente de 60 efectivos que deben llegar el lunes y sumarse a los equipos en la zona.

Varios vídeos de habitantes de la pequeña Pacaraima muestran episodios del enfrentamiento, que se dispersó antes del mediodía dejando las calles aledañas a la frontera llenas de escombros y sin transeúntes. Los comercios permanecieron cerrados durante toda la tarde. “Fue terrible, quemaron las tiendas y todo lo que había adentro”, contó a la agencia France Press Carol Marcano, una venezolana que trabaja en Boa Vista y que estaba en la frontera volviendo de su país. “Hubo tiros, quemaban cauchos”, añadió. Marcano precisó que algunos venezolanos reaccionaron al ataque y destruyeron un carro con placas brasileñas. Ella se refugió, junto a sus acompañantes y otras personas, en los puestos de control del lado venezolano.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *