Uncategorized

Travis Kalanick, el fundador de UBER

 

 

Kalanick, fundador de

 

Por Alexander Quiñones Moncaleano

 

La semana inmediatamente anterior el mundo de los negocios y la tecnología recibió una noticia que muchos presagiaban y a la que otros tantos no daban crédito; pero estos asuntos suceden de vez en cuando en estos ámbitos: el despido del de UBER. Así mismo le pasó en su momento a Jobs, el fundador de .

 

Los rumores que recorrían eran después de todo ciertos: malas prácticas administrativas, malware o espionaje empresarial, y por último y no menos impactante, .

 

Como muchos dicen por ahí, un lugar común, que para ser grandes hay que pisar muchos enanos, hay que aplastar cabezas. Y de eso han acusado a Uber en los últimos años: de monitorear a  y a , por ejemplo, y el acoso sexual de aquellas ingenieras o trabajadoras de parte de sus superiores, como el denunciado por , el más conocido, que hizo de todo para que sus superiores la escucharan y nunca fue oída.

Para nadie es un secreto que existen políticas agresivas por parte de los grandes de los negocios y la tecnología, políticas cuyo común denominador es comerse al pez chico y seguir escalando o creciendo sin pensar en conductas éticas o pensar en el otro.

 

Y aunque UBER tiene halagos y buenos comentarios por parte del mundo entero, como su , su manera de trabajar, lo cierto es que sus accionistas pidieron la cabeza de su fundador y CEO, exigencia que Kalanick aceptó sin más, según él para no torpedear el crecimiento de la empresa.

 

Lo cierto es que estas empresas con un crecimiento extraordinario suelen tener unas prácticas dudosas y no muy claras con respecto de su entorno, tanto a nivel de sus clientes y competidores, como de sus colaboradores. Hemos tenido noticias de comportamientos de este estilo por parte de UBER  con sus aliados o socios, que de socios no tienen nada, pues un conductor de UBER pone su fuerza de trabajo, su vehículo y su tiempo y UBER se queda con un porcentaje que oscila entre el quince por ciento en algunas regiones y el veinticinco por ciento, en nuestra área.

 

Los grupos en de conductores de UBER que se quejan de las prácticas desleales de UBER son numerosos e ignorados y callados de manera maliciosa por parte de ¿el mismo ?; eso aún no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que los conductores de UBER, están manifestando su descontento con ese supuesto Crowdsourcing, pues para ellos solo gana UBER, entran con engaños, y las expectativas nunca se cumplen.

 

UBER ha sido la empresa de mayor crecimiento del mundo tecnológico, y le ha ganado hasta al mismo Facebook, el gigante de este segmento, en cuestión de crecimiento rápido y constante. Sin tener en cuenta buenas o malas prácticas.  Eso da para que sus accionistas reconsideren la manera de manejar la empresa.

 

 

Esperemos que esta exigencia de despedir a su CEO permita orientar la empresa hacia unas prácticas más justas y éticas, y que en un futuro Travis Kalanick logre volver con otra mirada empresarial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *