Uncategorized

Las Pirámides funcionan en Colombia por dos razones: Política e Idiosincrasia

Por Alexander Quiñones Moncaleano

Los sistemas piramidales modernos nacieron en la cuna del capitalismo. En los años veinte se desarrolla en Boston el sistema piramidal hoy conocido por los manuales de como sistema , gracias a uno de sus primeros creadores, el famoso inmigrante italiano Carlo . Un italiano que vio oportunidad de negocio con los bonos que sus compatriotas enviaban a Italia a sus familiares sumidos en la pobreza por causa de la guerra. se dio cuenta que había una circulación importante de dinero y empezó una estrategia de mercadeo que ofrecía el cuarenta y cinco por ciento de rentabilidad los primero dos meses y del cien por cien a partir del tercer mes. Sin embargo la prensa y los banqueros reaccionaron prontamente y pidieron a las autoridades su intervención. fue llevado a juicio y hallado culpable, fue condenado a siete años de prisión.

Así nacen los sistemas piramidales o sistemas Ponzi, y hasta el día de hoy siguen funcionando con una vigencia extraordinaria. Sociedades mejore desarrolladas y con controles fiscales más estrictos los sistemas Ponzi se desarrollan de manera precaria; pero en países como los nuestros donde la educación, la y la son ineficientes por su calidad, estos sistemas tienden a proliferar con fuerza y se mantienen vigentes siempre en la .

En se arman con la misma facilidad como se arma un asado o un partido amistoso de futbol. Pero, ¿esto a qué se debe? La reciente pirámide desarticulada por las autoridades es la famosa DMG, un sistema Ponzi creado supuestamente por . Y que hizo carrera entre la sociedad colombiana con una velocidad extraordinaria. La suma que esta pirámide alcanzó a captar ronda el billón de pesos, un equivalente a 435 millones de dólares. Murcia está tras las rejas y fue un caso mediatico enorme. Pero repetimos la pregunta: ¿esto a qué se debe, por qué proliferan las pirámides en Colombia?

Esto tiene que ver con varias razones. La primera de ellas y una de las más importantes, es la ineficacia de nuestra Política pública para administra el país. No funcionando los controles de poderes el desorden institucional es enorme, y no hay administración eficiente del país: así las cosas la justicia no funciona bien, el gobierno no le interesa hacer bien su trabajo, y los que legislan, legislan a su antojo y conveniencia. Y cuando en un país la política no es eficiente, nada funciona bien, ni la educación, ni el comercio, ni la banca, ni ningún elemento de la sociedad funciona de manera adecuada.

Siguiendo esta línea de pensamiento podemos darnos cuenta del por qué es tan fácil que proliferen pirámides en nuestra sociedad y cultura. Una economía permeada por el narcotráfico y por ende del dinero fácil, permeada por la corrupción y por tanto de una sociedad que no tiene un proyecto de vida estructurado. Y tenemos esa conciencia baldía, donde queremos ganar dinero de la manera más fácil posible. Donde no nos hacemos cargo de nuestros actos y no somos responsables de un ahorro programado de dinero y mucho menos de planes. A un colombiano le dicen que le van a dar el cuarenta por ciento de ganancia por invertir cuatrocientos mil pesos y no lo piensa dos veces. No se para a reflexionar y mucho menos a investigar si esto es posible, y después vienen las lamentaciones y buscando responsables; condenamos al amigo, al vecino, pero jamás seremos nosotros los responsables de haber invertido un sistema Ponzi; hacer dinero no es imposible, pero tampoco es fácil y nosotros, colombianos, con economías de apariciones de vírgenes creemos que sí. Ojala aprendamos pronto la lección que el dinero es sagrado y que no debemos estar entregándolo al primero que nos prometa el oro de los dioses. Hoy por hoy hay tantos Ponzi por ahí en busca de incautos, y tantos incautos en busca de Ponzi.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *