Uncategorized

La Justicia en Colombia ¿Aliada de la corrupción?

Ayer se formalizó el pedido de extradición de Luis Gustavo Moreno (ex fiscal anticorrupción). Este miércoles, dichas autoridades radicaron la solicitud ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de , con el objetivo de tramitar su extradición a ese país.
En la solicitud también incluyen al abogado Leonardo Luis Pinilla, quien es conocido como “Porcino”. Entre los delitos que deberán enfrentar en Estados Unidos se incluyen conspiración para lavar activos y lavado de activos, como conspiración para cometer fraude en giros bancarios y fraude en giros bancarios.

La ha estado muy pendiente de las últimas movidas de en Colombia, tanto así que además del caso Odebrecht que salió a la luz pública el año inmediatamente anterior, se suman el caso que llevó a la cárcel al fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, con la colaboración del ex gobernador de Córdoba Alejandro Lyons, quien sirvió de informante e hizo la veces de enlace con micrófono a bordo para grabar al Moreno y Pinilla en tierras del norte. Debido a esto hoy está pedido en extradición el ex fiscal anticorrupción y Leonardo Pinilla, y Lyons recibió beneficios aunque indicaron que debía devolver alrededor de 4 mil millones de pesos, y pagaría 5 años de cárcel en Colombia el ex gobernador de Córdoba. Poca cosa para un tipo que desfalcó a todo un departamento y un pueblo, con carteles como el de la hemofilia y el programa de los niños con síndrome de down.

La situación no para en el país, donde todos los poderes están involucrados en caso de corrupción, el ejecutivo y legislativo, tiene líos por cuenta de la multinacional del crimen Odebrecht. Y como el poder judicial no podía quedarse atrás, la semana pasada quedaron al descubierto, también por la DEA, tres ex magistrados extorsionando a tres senadores para ayudarlos en sus respectivos procesos judiciales. Estos tres ex magistrados son Leónidas , Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino. Y los senadores involucrados en el soborno-extorsión son Hernán Andrade, Musa . Todos a cuenta de parapolítica. Magistrados y senadores en contubernios, que han venido siendo denunciados por años por periodistas y otros sectores de la sociedad civil, pero que aun así no han tenido mucho eco, solo hasta ahora, donde una autoridad extrajera ha metido sus manos, que se pone en evidencia la corrupción de los poderes que se encargan del país del sagrado corazón.

Así las cosas, donde las altas cortes han venido viéndose involucradas en escándalos de corrupción, como son las actuaciones supuestamente dolosas del honorable Jorge Chaljub. El entuerto se hizo público por primera vez el día 28 de febrero de 2015. Cuando el ministro de presidencia de la época, Néstor Humberto Martínez, pidió a la comisión de acusaciones investigar las denuncias del magistrado Mauricio González, sobre un supuesto soborno de 500 millones de pesos para favorecer una tutela a la fiduciaria de petróleo Fidupetrol. 13 de marzo: Un nuevo ingrediente se sumó a la polémica. La Unidad de Víctimas investigará si unos predios a nombre de Jorge , corresponden a los de dos familias que fueron despojadas de su tierra por las Autodefensas Unidas de Colombia. Un caso que aún hoy sigue en curso y por el cual Chaljub fue apartado de sus funciones y juzgado por indignidad política, y muy a pesar del país sigue sin recibir sentencia. Todos estos casos donde están envueltos magistrados de altas cortes demuestran que Colombia es un país sin un respeto por el imperio de la ley, donde los señores que están a cargo de administrar e impartir se llenan los bolsillos para favorecer a sus amigos y compinches. Ahora lo podemos decir, sin esperar censura por parte de esa casta judicial, pues hay pruebas contundentes suministradas por la DEA, audios y confesiones de otros delincuentes que los comprometen y dejan al descubierto en su concierto para delinquir. Esperemos que podamos unirnos como sociedad civil y comenzar un movimiento que logre un verdadero sistema de control a los poderes y que no nos sigan robando el país de frente.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *