La Corte Penal Internacional: Qué es y para qué sirve

La es compuesta por cuatro órganos, dos oficinas semiautónomas y el fondo las víctimas. La señora que nos acompaña en estos momentos en el país de Gambia, es la fiscal jefe de la División de Apelaciones.

Competencias:

Los crímenes que entran dentro de las capacidades jurídicas de la Corte son los crímenes de guerra, el genocidio, los crímenes contra la humanidad, entre ellos: la tortura, la violación, el exterminio, la esclavitud, las persecuciones por motivos raciales, étnicos o religiosos, el apartheid y la deportación.

Al contrario de los tribunales creados “ad hoc” para juzgar los crímenes cometidos durante un conflicto en particular, como el (TPI) para la ex Yugoslavia, las competencias de la son intemporales.

Funcionamiento:

El tribunal puede ser pedido por Estados firmantes del Estatuto de Roma. Su fiscal también puede tomar la iniciativa de investigar una cuestión.

En ambos casos, la competencia de la Corte sólo puede ejercerse en el territorio de un Estado firmante del Estatuto de Roma. Su jurisdicción se ejerce sea cual sea la nacionalidad del presunto autor de los crímenes.

El Consejo de Seguridad de la ONU igualmente puede recurrir a la CPI. En ese caso, la jurisdicción de la Corte puede ensancharse a un Estado no firmante del Estatuto de Roma, como es el caso en la investigación sobre Darfur.
Un Estado que no haya ratificado el Estatuto puede aceptar la jurisdicción de la CPI en un caso en particular.

En virtud del principio de complementariedad, la Corte sólo podrá intervenir si la justicia nacional no puede o no quiere tratar de manera adecuada los crímenes que corresponden a la jurisdicción de la CPI.

La jurisdicción de la CPI no es retroactiva, por eso la CPI sólo puede juzgar crímenes perpetrados a partir del 1 de julio de 2002.

Casos y sospechosos:

El fiscal de la CPI, Moreno Ocampo, lanzó investigaciones en cuatro africanos: la República Democrática del Congo, (RDC), , Sudán y la República Centroafricana. De momento ha emitido doce órdenes de arresto y sigue buscando a siete sospechosos fugados.

Cuatro congoleños han sido detenidos y conducidos al centro de detención de la CPI en La Haya: los jefes de milicias Thomas Lubanga, Germain Katanga y Mathieu Ngudjolo Chui, acusados por su responsabilidad en la guerra civil de Ituri (este de la RDC) desde 1999, y el ex jefe rebelde y luego vicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba, por los crímenes cometidos por sus hombres en la República Centroafricana.

Presupuesto:

La CPI emplea a cerca de 700 personas oriundas de unos 90 países. Su presupuesto programado se eleva a 103,6 millones de euros (142 millones de dólares).

no critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*