Uncategorized

La columna de Zuleta Lleras, un argumento que se muerde la cola

El 22 de julio de 2017, el periodista escribió una columna de opinión en el diario El Espectador. Una columna que denunciaba los insultos y desmanes de los tuiteros contra su persona. Pero antes de seguir con estas palabras vamos a mencionar aquí quién es Felipe y cuál es su procedencia, para aquellos colombianos que no lo conozcan.

Felipe posee esos apellidos que hoy por hoy resuenan en todos los rincones de nuestra amada . Es primo hermano del candidato presidencial Coscorrón Lleras. Nieto del estadista liberal Alberto Lleras Camargo, dos veces presidente de a mediados del siglo pasado; cosa que lo deja lejos de nuestro saber patrio que se acerca a lo sumo a personajes humorísticos como Julio César Turbay o guerreristas como Uribe Vélez; y también es sobrino nieto de otro personaje que los colombianos de a pie no lo conocemos muy bien, Carlos lleras Restrepo pues aparece en el billete de más alta denominación del país, esto es en el de cien mil y como es conocido por todos, esos billetes fueron introducidos al comercio para que se hagan negocios de altura. Nieto por parte de padre del diplomático Eduardo Zuleta Ángel. Todos de estirpe Liberal. Es decir es perteneciente a la élite del país; una élite que tiene ese estatus no por merito sino por una herencia cual modelo aristocrático venido a menos en los últimos doscientos años.

Sin embargo las elites colombianas y latinoamericanas no se han dado cuenta del cambio vertiginoso del mundo. Ya no son solo ellos los que pueden hacer opinión e influenciar sobre la sociedad, sino que ya hay un sinnúmero de individuos, jóvenes generalmente, que están haciendo una transformación a la cultura y la sociedad.

Ahora sí vamos a hablar de la última columna del noble Felipe. La tituló La Cloaca, y ya desde el título nos introduce en la majadería que nos va a proponer. Se va en contra de los sujetos que insultan y generan odio en la red del pájaro, y eso estaría bien; sin embargo lo hace desde una supuesta superioridad moral chabacana. Pues da por sentado que natura lo hizo parte de la excelencia humana y se desmadra en insultos e improperios contra esos individuos, no se le pide que sea Gandhi ni mucho menos, esos sujetos solo brotan cada cientos de años. Pero le cuestiono que como combate la violencia verbal con una dismenorrea de insultos. Ese es el tipo de argumentos que en sana lógica se denominan: “los argumentos que se muerden la cola”. Y se le cuestiona sobre manera esa supuesta supremacía moral que plantea. Es claro que uno es uno y sus circunstancias y que haber nacido en esa familia sui generis lo ponga a uno a creer que está por encima del universo entero y creerse un semidiós como Aquiles; pero recordémosle al señor Felipe que de lo que hace parte es de una estirpe de políticos que no han hecho más que extraerle recursos al país y dejarlo en un atraso con respecto a sus vecinos, porque la en Colombia huele a podrido y eso se debe a todas las estrellas que han pasado por ese cielo político.

Terminamos diciendo que a Felipe Zuleta Lleras le dio lo que los sociólogos han llamado el síndrome de Doña Florinda. Este síndrome se explica muy bien viendo la famosa serie mexicana El chavo. y fue tanta la presión que en los últimos días recibió que terminó cerrando su cuenta en .

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *