Uncategorized

Germán Vargas Lleras un gamín de cuna de oro

Por Alexander Quiñones Moncaleano
@aqmoncaleano

es un personaje pintoresco y hasta cómico de nuestro presente político, claro un personaje tragicómico que le ha hecho mucho daño al pueblo colombiano. Su perfil es inconfundible, tiene un tinte único y siniestro, perverso y oscuro. Sabe hacer política muy a la colombiana; donde no se escatiman acciones para degradar cada vez más este quehacer que Plató pidió que debían hacerlo los mejores. En eso no es tenido en cuenta, y entre más lejos ha llegado en política más untado estás por corrupción.

Pero acá nos centramos en el perfil de Vargas Lleras, un hombre que posiblemente llegue a ser presidente de este país carcomido por la corrupción. Ese cáncer que ya hizo metástasis y parece no tener salvación. Acá nos propondremos gritar como grita el loco de la Plaza, diciendo cosas que no son escuchadas, o como el filósofo de la lámpara, ese cínico que andaba con esa luz en pleno día alumbrando la cara de sus ciudadanos, Diógenes de Sinope vivió como un vagabundo en las calles de Atenas, convirtiendo la pobreza extrema en una virtud. Se dice que vivía en una tinaja, en lugar de una casa, y que de día caminaba por las calles con una lámpara encendida diciendo que “buscaba hombres” (honestos). Eso queremos hacer nosotros en EL Shabbat, queremos buscar y encontrar hombres honestos en el senado, en las cortes, en el gobierno. Una tarea casi que utópica y quijotesca.

Nació en Bogotá en 1962 y es nieto del ex presidente liberal Carlos Lleras Restrepo, sobrino de ex constituyente y ex embajador de Washington Carlos Lleras de La Fuente y hermano del ex candidato a la alcaldía de Bogotá Enrique Vargas Lleras. Es abogado de la Universidad del Rosario, con un posgrado en Gobierno y Administración Pública del Instituto Ortega y Gasset y la Universidad Complutense de Madrid.

Germán Vargas Lleras inició su profesión como político en 1981 en el Nuevo Liberalismo, liderado por Luis Carlos Galán. Fue secretario general del Partido Liberal en 1990 y de 1992 hasta 1998 fue Concejal de Bogotá. En 1998 fue elegido Senador por el Partido Liberal y se convirtió en el principal crítico de las negociaciones de paz con las Farc del gobierno Pastrana y el mayor opositor al despeje de Caguán. Esta oposición lo acercó al candidato disidente liberal Álvaro Uribe. En el 2005 apoyó la primera reelección de Uribe y fue reelegido senador con la más alta votación para el Senado (223.000 votos).

Ha estado con Santos desde 2011, siendo ministro del Interior Ministro de Vivienda, y Vicepresidente de la República. En marzo de 2017, tras presentar su renuncia ante el presidente Santos (en un millonario acto protocolario televisado), el Senado aprobó su renuncia para no inhabilitarse para una futura contienda electoral. En agosto con la inscripción del comité ciudadano Mejor Vargas Lleras, el exvicepresidente arranca su campaña presidencial, que es apoyada por su partido . Vargas Lleras es político profesional, un lobo, un personaje que creció en medio de políticos profesionales que tanto daño le han y le hacen al país. La prensa tradicional lo pinta como un protohombre, de esos que se deben emular y seguir ejemplo. Pero claro que se debe seguir, pero la pista, para informar quien es y que quiere. Vargas Lleras tiene tantas manchas como oscura es su alma. Arrogante, cínico, prepotente y megalómano. El típico perfil del político colombiano que se cree un cortesano, un noble que está por encima del ciudadano común y corriente.

Vargas Lleras asumió el cargo de vicepresidente con el único objetivo de hacer campaña con la chequera de los colombianos, y nos quiere hacer creer que dio vivienda gratis a millones de colombianos, y que es un tecnócrata de alto perfil, y en realidad lo que es, es un personaje como todos los políticos que nos gobiernan, sin seriedad y ética. Ya el portal Las2Orillas hizo un profundo artículo sobre la relación del protohombre con la : “Siendo Presidente de la sala penal a le correspondió el proceso contra Germán Vargas Lleras en el que éste aparecía señalado de presuntas relaciones durante la campaña electoral de 2002 con los paramilitares del Casanare al mando de Héctor Buitrago, alias ‘ ’. Según la denuncia, las AUC habrían participado en la financiación y habrían apoyado su campaña autorizándola en una zona controlada por Llanos. Precisamente en esa misma campaña legislativa y presidencial de 2002, tomó vuelo la parapolítica que terminó condenando a 60 congresistas (…) Pasaron diez años, cuando en el 2012, llegaron a la Procuraduría documentos y testimonios anónimos que relacionaban a Vargas Lleras con los paramilitares del Casanare. Ante estos señalamientos, German Vargas Lleras, entonces Ministro de vivienda, le pidió al Procurador Alejandro Ordoñez proceder a fondo con la investigación y le hizo la misma solicitud a la Corte Suprema de Justicia, órgano encargado de investigar a los aforados. Once personas rindieron testimonios, entre ellos el propio Llanos. En el 2013 la investigación fue archivada por la Corte Suprema de Justicia. La magistrada auxiliar encargada de investigar y proyectar el fallo para la firma de Leónidas fue la abogada Luz Mabel Parra.” Vargas Lleras es de todo menos un ser humano decente. Es un gamín nacido en de oro. Que es capaz de pegarle a quien lo cuida, de insultar a quien lo increpa y salir a decir que regaló millones de vivienda a colombianos pobres, de dejar su partido para escribir su candidatura presidencial por firmas para tratar de limpiar de alguna manera su llegada a la aspiración presidencial, dado que Cambio Radical es uno de los partidos más cuestionados de la historia política de Colombia.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *