Uncategorized

El extraño idioma que no conocemos su origen: euskera

EL es para muchos especialistas el más antiguo del mundo. Un que tiene sus orígenes en las cuevas , o . El idioma de los vascos, un idioma vivo que para sorpresa de muchos hoy por hoy aún se desconoce su .

Su antigüedad se remonta al menos a los tiempos neolíticos, aunque hay algunas evidencias que llevan a pensar que su origen puede remontarse aún muchos años atrás. Incluso es probable que el euskera sea uno de los focos de origen del lenguaje articulado. Hablado en las regiones de Navarra y , en el norte de España, y el suroeste de Francia, el euskera es un misterio. No tiene origen conocido ni relación con otro idioma, una anomalía lingüística que ha mantenido confundidos a los expertos en lingüística durante mucho tiempo.

Hoy en día, el euskera lo habla el 37% de la población vasca, aproximadamente un millón de “euskaldunak”, traducido literalmente como “los que hablan euskera”, que viven en los diferentes territorios vascos situados a los dos lados de los montes Pirineos. Precisamente en esta zona geográfica es dónde se encuentran gran parte de los yacimientos paleolíticos más relevantes y dónde se concentra la mayor parte del arte rupestre del continente. Además coincide con el área geográfica de mayor concentración humana de Europa Occidental durante el periodo glaciar, lo que sería significativo a la hora de remontarse a las raíces lingüísticas europeas.

Theo Venneman, un reconocido lingüista de la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich afirma que “todas las lenguas tienen su origen en algún lado, muchas veces no sabemos dónde. Pero en la época que tratamos aquí, el euskera no había venido de ninguna parte, ya estaba aquí cuando llegaron las demás lenguas. Bajo este concepto el euskera es la lengua más antigua de Europa. Todas las otras lenguas son idiomas foráneos que vinieron del Este y que fueron tan influyentes, que podían imponer sus lenguas a los habitantes primitivos. […] el euskera es la única superviviente de toda una familia idiomática europea”.
Según esta teoría en Europa no hubo una única lengua, sino multitud de dialectos emparentados entre sí, de los que el euskera sería la única lengua superviviente. Por ello el euskera constituiría el último nexo lingüístico con las culturas de la Vieja Europa.
Pese a que muchos investigadores han intentado durante años, arrojar luz sobre los orígenes del euskera, lo cierto es que continúa siendo un enigma sin resolver. Es por ello que la lingüística oficial define al euskera como una lengua aislada, es decir, sin relación con ninguna lengua conocida, y cuyo parentesco con otras lenguas está aún por determinar.

Franco quiso eliminar al idioma de la fas del planeta, y prohibió su uso en lugares públicos y privados, pero en 1944, un grupo de padres fundó una escuela clandestina que ya en 1970 contaba con 8 mil estudiantes. En esa época, el idioma aún se utilizaba en pueblos y caseríos aislados en los Pirineos y a lo largo de la costa del golfo de Bizkaia, donde era la única lengua conocida por muchas familias.
Pero fue silenciado en las urbes donde los informantes reportaban a la policía a quienes lo hablaban.
Quedó enterrado al dominio íntimo del hogar”, indica Errekatxo, maestra de eusquera. Sin embargo, en las ciudades incluso las paredes parecían estar escuchando. Por miedo, muchas familias lo fueron perdiendo. No fue transmitido en algunas generaciones. Una lengua que ha sobrevivido inexplicablemente a muchos embates, y sigue viva. El grupo separatista que se creó en la década de los setenta, (Euskadi Ta Azkatasuna, traducible como “País Vasco y Libertad”) fue utilizado como arma política y violenta, pero para muchos el idioma, ya sea el euskera o cualquier otro es universal y transhumano, y eso ya lo dio a entender este y maravilloso idioma hablado por casi un millón de personas. Sobrevive y sigue vivo en el imaginario colectivo de un pueblo y dando de sí al universo.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *