Uncategorized

El Estado, La Política Pública 

 

El , La

 

Por Alexander Quiñones Moncaleano

 

La base de toda política Pública no es otra que El Estado. Y ¿Qué es El Estado? Siguiendo a (1970), se puede decir que la existencia del Estado no se reduce a la presencia de las condiciones objetivas que tradicionalmente lo definen: un , una población y una autoridad. El Estado, en su concepción moderna, corresponde a un proceso cultural por medio del cual la idea de un poder no individualizado encuentra su concretización histórica (Burdeau, 1970:33). La aparición del Estado moderno, como señalan por ejemplo y Burdeau, fue en Occidental, y se superponen a condiciones estructurales específicas como son la economía, la , y la .  Esto palabras más, palabras menos, quiere decir que el Estado es una construcción singular que depende de variables concretas.

Según estudiosos como Badiou  El Estado surgió de manera progresiva y como una solución impuesta para resolver, y no fue de manera consiente, la crisis de la sociedad feudal. No fue una imposición inmediata y uniforme y de hecho, para los teóricos hay varios tipos de Estado. El feudalismo dio paso a la formación del Estado y por medio de una competencia en varios frentes, económico, militar y simbólico, los señores feudales se vieron arrastrados en procesos de institucionalización y de diferenciación política, principalmente con la formación de instituciones especializadas en una función particular como el ejército, el cuerpo de policía, una administración fiscal permanente: de ahí salieron las instituciones que conocemos : ejército, policía, justicia, derecho; que terminó en la monopolización exclusiva de estos en provecho de una institución central única: el Estado. Según Burdeau la marca específica de un Estado moderno es, ciertamente, la monopolización del uso legítimo de la violencia física, y simbólica  sobre un territorio.

 

Para cerrar la definición del no poco problemático concepto de Estado, podemos decir que es a partir de acá que arranca el concepto de Políticas Públicas. Sin embargo, debemos entender de manera clara que el Estado es quien tiene la potestad de crear, diseñar e implementar estas políticas. Entre otras razones porque es él quien tiene la monopolización del uso legítimo del poder, tanto de manera real y contundente, como de forma simbólica. Pero para que una política pública sea eficiente debe tener claros presupuestos como la cultura, la sociedad y el individuo; conjugando las otras variables que mencionamos, la económica por ejemplo.

Así las cosas podemos decir que «cultura», en sentido general, «estaría constituida por el conjunto de prácticas y conductas sociales inventadas y transmitidas dentro de un grupo social: lengua, ritos, cultos, , vestido, hábitat, técnico y científico, artesanía, etc. En todo caso, se refiere a la tradición de un determinado grupo, un modo de vivir aprendido de los miembros de ese grupo y compartido por ellos. La «cultura», por tanto, se adquiriría mediante procedimientos hereditarios pero nunca genéticos y se transmitiría de generación en generación, es decir, el conocimiento de la cultura no sería algo inherente al ser humano en el momento de su nacimiento ( http://eprints.ucm.es/16027/1/Derecho_y_cultura.pdf )

 

La noción de cultura tiene varias acepciones. En primer lugar se la entiende en el sentido antropológico como las maneras de hacer, sentir y pensar de las personas en tanto miembros de la sociedad. Esta concepción marca una primera distinción con respecto a la naturaleza: cultura es todo aquello que compete al ámbito humano, a todo o que se adquiere, construye y transmite. En este sentido la cultura es la base de las identidades, de las representaciones sociales, de las conductas y hábitos: funda las colectividades en torno a los elementos identitarios y culturales.

 

El sentido sociológico de la cultura es aquel que corresponde al “conjunto de valores, normas y prácticas adquiridas y compartidas por una pluralidad de personas”. Esta definición abandona la determinación antropológica del binomio naturaleza/cultura. Esta definición sociológica de cultura engloba diferentes acepciones, desde los correspondientes a los llamados bienes culturales, como las prácticas sociales de colectivos o grupos sociales que comparten rasgos culturales en común.

Pierre Bourdieu, si bien  la evidencia indica  no haberlo aceptado explícitamente, parece que comparte la postura marxista de la supremacía  de la burguesía en la dominación de los cánones y símbolos culturales en las sociedades. En este sentido, a lo largo de su opus evidenciamos con preponderancia llamados de atención a la lucha simbólica entre las clases por la imposición de sus valores culturales. La supremacía  cultural supone un arduo trabajo de legitimación de sus cánones para que puedan ser adecuados para y por las culturas subalternas, lo que permite la reproducción de la cultura de  élite.

 

Ya veremos con prontitud la preponderancia de definir de manera clara y sucinta el concepto de cultura, pues ya que sin este concepto, no podemos hablar de mejoras en la implementación de las políticas públicas en la lucha contra la trata de blancas. Mejorar es de alguna manera entender, comprender y dilucidar un modo de ser. Para así ir hacia políticas más efectiva.

Nos hicimos la pregunta: ¿qué es una política pública?, y nos hicimos la pregunta con el propósito de ir desenredando la madeja.  Y acá volveremos sobre esa misma pregunta con el fin de mostrar el camino para el objetivo de comprender: posibles mejoras a la Implementación de la Política Pública en materia de lucha contra la Trata de Blanca.

 

La política pública es binomio que se expresa e impacta de manera directa en la sociedad. Se trata de acoplar ideas y acontecimientos. Así, hay que entender la política pública como un conjunto de elementos y procesos que, con el concurso activo o voluntariamente inactivo de alguna institución gubernamental o autoridad pública, se articulan racionalmente entre sí para lograr el mantenimiento o la modificación de algún aspecto de orden social. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que “las políticas son una creación intelectual, una categoría analítica cuyo contenido debe ser previamente identificado por el analista”.

 

En este sentido una política pública debe tener un componente gubernamental o estatal y uno social. Es decir, son las instituciones gubernamentales las que diseñan e implementan políticas públicas, pero para atacar o tratar problemas sociales concretos, como puede ser la trata de blancas; una política pública es una acción gubernamental dirigida hacia el logro de objetivos fuera de ella misma.

 

A partir de estas consideraciones, se puede decir que hay por lo menos cuatro elementos primordiales que permiten identificar la existencia de  una política pública: implicación del Gobierno o de una institución o autoridad pública; percepción o identificación de problemas o expresiones de insatisfacciones; definiciones de objetivos y proceso.  Entonces es posible decir que una política pública existe siempre y cuando instituciones estatales, gubernamentales o públicas (u oficiales) asuman total o parcialmente la tarea de alcanzar objetivos, estimados como deseables o necesarios, por medio de un proceso destinado a cambiar un estado de cosas percibido como problemático o insatisfactorio. Podemos decir que las palabras claves de la definición del concepto de política pública son: gobierno, público, problema social, insatisfacción, objetivos y proceso.

 

Ahora pasamos definir el concepto de Trata de blancas: Por primera vez, en el año 2000 el Protocolo de Palermo: “Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir,  Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños” recogió la primera definición sobre la trata de personas consensuada internacionalmente y que asienta el marco legal comúnmente aceptado. La trata de personas se define como la captación, el traslado, el transporte, la acogida o la recepción de una persona utilizando la violencia, amenazas, engaño, rapto, el abuso de poder o abuso de la situación de vulnerabilidad u otros elementos de coacción con el fin de someterla a explotación y lucrarse con su actividad.

La trata de personas es una violación de derechos humanos que se manifiesta en la actualidad como un grave problema de carácter internacional. La trata se desenvuelve en el contexto de los actuales movimientos migratorios. Tiene lugar en todas las regiones del mundo y muchos países se ven afectados, ya sea como países de origen, de tránsito o de destino.  Es el tercer negocio ilícito más lucrativo tras el tráfico de drogas y de armas.

 

Artículo 3, Protocolo de Palermo

  1. a) Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con  fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre  o la extracción de órganos;
  2. b) El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación que se tenga la intención de realizar descrita en el apartado a) del presente artículo no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a cualquiera de los medios enunciados en dicho apartado;
  3. c) La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un niño con fines de explotación se considerará “trata de personas” incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados en el apartado a) del presente artículo. ( http://www.proyectoesperanza.org/home/definicion-de-trata/ ).

Todo gira alrededor del Estado, él es quien diseña y administra las políticas públicas encaminadas a ejercer control en la sociedad.

 

 

 

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *