Uncategorized

Cae preso el jefe anti-corrupción de la fiscalia colombiana

Luis Gustavo Moreno, el jefe anti-corrupción de la Fiscalía

 

El 27 de junio de 2017, cayó en Miami el jefe de la Fiscalía colombiana. Todo por tratar de sobornar al exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons por las investigaciones que tiene pendientes ante la justicia colombiana. Moreno le exigía 10 dólares a Lyons como anticipo para torpedear a la justicia y así archivar su expediente.

 

Con lo que no contaba Moreno, era que estaba en la mira de la y le tendieron una trampa, en la cual cayó casi sin darse cuenta. Lyons al parecer estaba colaborando con EEUU y así lograron echarle el guante.

 

Todo parece una historia muy colombiana, muy nuestra, que el máximo jefe anticorrupción esté en La Picota por corrupto. Nuestros gobernantes y políticos no dejan de sorprendernos con su bajeza e ignominia, no solo piden coimas y tajadas, sino que muy campantes sobornan a sus mismos colegas para sacarlos de líos.

 

Se puede decir que Moreno es un muchacho impoluto y de bien, un muchacho con tan solo treinta y seis años y una carrera meteórica que llega muy pronto a un gran puesto de mucho poder, que publica libros hablando de corrupción y además fue catedrático y decano de una prestable universidad.

 

Un caso de ¿película?, que involucra a la DEA, y la , el escenario Miami y dolares marcados; la única manera que caigan políticos  corruptos, y rueden cabezas. Ya empiezan las declaraciones y las negaciones. Ya nadie lo reconoce de sus barras bravas. Y toda la justicia está sorprendida, y no más bien avergonzada; pues todos saben que tiene serios problemas institucionales, y no solo en el judicial y  ejecutivo, sino en el legislativo. A lo que le hace falta seria y prontamente es una restructuración institucional, donde los contrapesos funcionen y la sociedad civil pueda y haga veeduría real.

 

Y aunque es una vergüenza nacional y a los ojos del mundo entero, lo más importante de este caso, del arresto del anticorrupción y lo que deja ver: el mal que se está comiendo al país es, sin duda alguna la corrupción.

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *