Uncategorized

Ezequiel Santiago Maldonado, desaparecido en Argentina

Por Alexander Quiñones Moncaleano

es un artesano de 28 años que es originario de la provincia de Buenos Aires. Quien se acababa de mudar a la pequeña ciudad El cerca de Bariloche, en la provincia de Rio Negro, una comunidad otrora floreciente de hippies y que atrae a personas con estilos de vida alternativos. Esta desaparición tiene consternados a los argentinos y está cogiendo mayor interés por otros actores latinoamericanos.

Santiago desapareció después de una manifestación que fue disuelta por orden de un juez federal de la . Esto ocurrió el primero de agosto del presente año y ya son muchas voces que se suman en la petición de su pronta liberación o que los organismos de hagan su mayor esfuerzo por dar con su paradero. Diarios como La Nación piden que su figura no sea utilizada para ganar réditos políticos. El hermano de Santiago Maldonado, Sergio asegura que no es ningún activista ni militante sino que llegó a solidarizarse con la causa del pueblo , y el movimiento Resistencia Ancestral , que pide sus derechos a los territorios ahora en posesión del empresario Lucio Benetton.

En Argentina este caso está tomando gran fuerza día a día y esto en parte tiene que ver con el pasado trágico de la nación con respecto a las desapariciones. La ONG Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) estima que durante la democracia –los últimos 35 años– en Argentina ha habido 210 desapariciones forzadas a manos del Estado o de organizaciones vinculadas a éste.
Antes, entre 1976 y 1983, Argentina vivió uno de los regímenes militares más violentos de la historia de América Latina, en parte porque la política de desapariciones de la junta militar fue muy agresiva.
Mientras las cifras del Estado reportan 9.000 desaparecidos en esos años, organizaciones de derechos humanos coinciden en alrededor de 30.000, una cifra que abrió una herida que quizá no esté del todo sanada.

Cuando se habla de desaparecidos a manos del Estado en Argentina, entonces, implícitamente se recuerda una historia trágica que decenas de organizaciones y millones de ciudadanos rechazan de manera categórica, eficiente y masiva.

Pero volviendo al caso del joven Maldonado, la indignación en el país se siente cada día con más fuerza, y en las redes sociales piden al unísono que se resuelva el caso de Ezequiel Santiago, que no estaba haciendo otra cosa que ejerciendo su derecho a la libre manifestación y protesta. Los colectivos que luchas por los derechos humanos buscan por todos los medios hallar pronto o esclarecer la madeja de este enmarañado hilo. El Estado mismo ya ha ofrecido 28 mil dólares de recompensa a quien de información del paradero del joven tatuador. Pero hay una hipótesis fuerte de investigación y para muchos sectores este tiene que ver con la responsabilidad del Estado argentino en la desaparición de Santiago. “La desaparición de Santiago Maldonado es obra del Estado”, declaró la integrante de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, tras haberse reunido este miércoles con el juez federal Guido Otranto; el encargado de la investigación de la desaparición.
Incluso, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ligaddhh) presentó este martes denuncia contra las autoridades del país ante los tribunales argentinos por la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

El abogado Eduardo Barcesat señaló que la Ligaddhh promovió una denuncia penal contra el mandatario Mauricio Macri, los ministros Marcos Peña, Patricia Bullrich, Germán Garavano, los comandantes de Gendarmería Pablo Badie y Conrado Balari, el gendarme Juan Pablo Escola, y todo integrante de Gendarmería que se determine “participación en el encubrimiento”.

Allá como acá la cosa tiene que ver con tierras y terratenientes. La firma italiana Benetton está al parecer involucrada en todo este asunto pues es mucha la tierra y el poder económico que se juega en este partido. Los Mapuches piden derecho sobre tierras que para ellos fue y sigue siendo su hogar de manera ancestral y el Estado a otorgado poder de tenencia a particulares con mucho dinero y poder. Como pasa en Colombia los desplazados, asesinados y desaparecidos son muchos a manos de los terratenientes con la mirada cómplice del Estado, que no garantiza el más fundamental de los derechos, el derecho a la vida. Y como toda la sociedad argentina, desde acá nos sumamos al clamor del esclarecimiento del caso de Ezequiel Santiago Maldonado y exigimos al Estado argentino una respuesta seria y oportuna por el joven que desapareció desde el primero de agosto de 2017.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *