Uncategorized

Los Supremacistas blancos en Charlottesville

Por Alexander Quiñones Moncaleano

Ayer 12 de agostos de 2017, se presentaron en una pequeña localidad de 42 mil habitantes de Estados Unidos en el estado de . Donde hubo decenas de heridos y ya contabiliza tres muertos. Una manifestación de un grupo de protestando entre otras razones por la primera enmienda que protege la libertad de expresión y sobre manera para respaldar “los grandes hombres que están siendo difamados, calumniados y derribados en Estados Unidos”.
La marcha fue promovida por un bloguero experto en manejo mediatico del odio y la , Jason quien ha insitado la violencia y la racial. Jason Kessler es conocido por sus discursos incendiarios y racistas. Lleva un buen tiempo ejerciendo su derecho a la libre expresión yéndose en lanza en ristre contra los migrantes que llegan a EEUU a buscar el tan anhelado sueño americano.

La polémica marcha “Unir a la derecha” se organizó en crítica por la retirada de una estatua homenaje al general gran confederado Robert E. Lee, que lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense entre 1861 y 1865.

La imagen de Lee se ha convertido en los últimos años en el estandarte de la disputa entre los que lo acusan de ser el principal emblema del racismo y sus atrocidades, mientras que sus simpatizantes de extrema derecha y quienes defienden la supremacía blanca lo consideran “el salvador del sur” y el hombre que alentó las ideas de una nación blanca.

Jason Kessler, el joven bloguero supremacista blanco que organizó la marcha del sábado explicó en un comunicado que el objetivo de su movimiento es defender la primera enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a “los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en Estados Unidos”.
Kessler, que tiene su propio blog, lidera un grupo llamado Proud Boys (“Chicos orgullosos”). El objetivo principal de la agrupación es “restablecer un espíritu de chauvinismo occidental durante una era de globalismo y multiculturalismo”. En vez de alt-right (“derecha alternativa”) se describen como alt-light (“derecha liviana”).

El grupo, que defiende la idea de reducir el tamaño del aparato estatal e incrementar las libertades, suele protagonizar enfrentamientos violentos. Según el Southern Poverty Law Center, uno de los rituales de iniciación para ser aceptado entre los Proud Boys es pelear con antifascistas en los mítines públicos.
Los disturbios fueron rechazados de manera enfática por el gobernador del estado de Virginia, tanto así que los invitó a irse del estado y respetar la concordia y armonía de la ciudad. El grupo Proud Boys cada vez coge más fuerza y se radicaliza en demasía.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *