Uncategorized

El tristemente célebre municipio del Valle del rio San Jorge

municipio cordobes

Por Alexander Quiñones Moncaleano

()-El tristemente célebre municipio del Valle del rio , -

San Juan de Sahagún es uno de los municipios colombianos más famosos, tristemente célebre, porque muchos de sus políticos hoy están en La Picota. Una larga lista de sus proto hombres han sido condenados y otros esperando condenas o fugados. Tanto en la década pasada como en esta han llegado a tener 5 senadores. José Ramón Elías Náder, Salomón Náder Náder, Miguel de la Espriella, Mario Salomón Náder Muskus, Reginaldo Montes, Octavio García, Rafael Oyola, Jesús España, Carlos Ordosgoitia, Amaury García Burgos, Emilio Tapia, William Salomón Náder, Otto , Jorge Ramón Elías Náder, Bernardo Elías, Musa , Alejandro Muskus, Emilio Otero. Estos son algunos de los nombres de los proto hombres, que han terminado en la cárcel.

criminl nacido en Sahagún

El pueblo ha sido famoso, por los escándalos que involucran a un sahagunense. Desde el escándalo del caso 8 mil, ya sonaba un nacido en este municipio, en el escándalo de parapolítica aparecen otros tantos, en el cartel de la hemofilia también, en el de Odebrecht ni se diga, y ahora último en el Cartel de la Toga. Todos protagonizando la serie. Y el municipio sumido en la pobreza, quienes conocemos el famoso municipio sabemos que no hay progreso ni desarrollo, que es como cualquier otro municipio de la costa atlántica, pobre, sin agua, sin empleo, con un sinnúmero de mototaxistas, con un alcantarillado precario, que cubre la necesidad de tan solo un poco menos de la mitad de sus habitantes. Calles empolvadas y casas de bareque, las únicas casas o mansiones son las de las familias de siempre: De la Espriella, Lyons, Otero, Elìas, Náder, Besaile, Ordosgoitia, Guerra, Tapia, España, Burgos. Un pueblo que ha obstentado tanto poder, es un pueblo que al menos sus coterráneos gozaran de los servicios básicos y una situación más digna.
Pero no, lo único que ha ganado el municipio es fama de nido de ratas y hampones, pero estoy seguro que muchos de sus habitantes son gente decente y trabajadora, mejor, rebuscadora porque trabajo en realidad no hay mucho.

En Sahagún, Córdoba, todavía no saben si el tener a cinco congresistas nacidos en su suelo es una bendición o una maldición de Dios. Al igual que el reloj de la iglesia, que desde hace meses marca la misma hora: un cuarto para las seis, allí parece haberse detenido también el reloj del desarrollo: el agua llega cada dos o tres días por unas pocas horas y la única manera de tenerla en casa es en aljibes; el alcantarillado ya no da abasto para los casi 60 mil habitantes del casco urbano; no hay centros comerciales, ni grandes almacenes de cadena, ni grandes empresas, ni sedes universitarias. Tampoco salas de cine, cuerpo de bomberos, centros de recreación y en sus calles ni siquiera se ven limosneros, para algunos señal inequívoca de abundancia.

En San Juan de Sahagún, nombre completo con el que fue fundado el 7 de diciembre de 1775 por el oficial español Antonio de la Torre y Miranda, nacieron los actuales senadores Mario Salomón Náder, Reginaldo Montes y Miguel Alfonso de la Espriella, al igual que los representantes a la Cámara Bernardo Elías Vidal y Musa Besaile Fayad, nombres a los que habría que agregar los del actual secretario general del Congreso, Emilio Otero, un puesto igual o incluso más influyente que el de legislador, además de uno que otro secretario de comisión en Senado y Cámara y otros tantos sahagunenses ilustres colocados hoy en diferentes puestos públicos desde Bogotá hasta Montería, y más allá.

Ojalá Sahagún logre desprenderse de esa fama y ese lastre. Un lastre que ha beneficiado a unos cuantos que hoy están en La Picota, diciendo que no es un lugar digno, cómo si lo que ellos hubiesen hecho estuviera lleno de gloria. El sahugunense sigue siendo un ser alegre y dicharachero, para fortuna de su espíritu, pues sino estaría condenado a la tristeza.

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *