Un castor, dejó sin internet y otros servicios a 15 ciudades de Canadá 

Un castor, dejó sin internet y otros servicios a 15 ciudades de Canadá 

Un castor tiró abajo un álamo y cortó la línea de fibra óptica que brindaba conectividad a una provincia en Canadá, todo ello en una zona pantanosa 

 

El pasado 7 de junio 15 ciudades de la provincia canadiense de British Columbia se han quedado sin internet. Los empleados de BC Hydro, detectaron el responsable del hecho: un castor derribó un álamo y este al caer cortó un cable de fibra óptica del proveedor Internet Telus. Así lo hizo saber la CTVNews. La provincia que se que se quedó sin servicio de internet y otros tiene 5 millones de habitantes y las ciudades afectadas fueron: Burns Lake, Grand Isle, Haida Gwaii, los Hazeltons, Kitimat, Prince George, Prince Rupert, Smithers, Terrace, Thornhill, Houston, Topley, Telkwa, Fraser Lake y Vanderhoof.

 

Las marcas de dientes del castor fueron encontradas en la base del álamo y otros indicios llevaron a los ingenieros a concluir que todo se debió a los afilados dientes del animal. “Es inusual, pero sucede de vez en cuando”, dijo Gammer. “Así que no sería un hombre rico si tuviera un centavo por cada interrupción del servicio de castores, pero suceden”. Todo sucedió en una zona pantanosa y de difícil acceso que demoró el restablecimiento del servicio. También hubo un incendio que fue controlado por los bomberos de de Topley, la población más cercana de donde cayó el árbol. 

 

La vida cotidiana se vio afectada por este inusual corte de internet. Las tiendas y otros servicios solo podían aceptar efectivo: “Fue un verdadero fastidio. Por lo general, ya nadie lleva efectivo”, dijo Brett Johnson, técnico automotriz en la estación de servicio Petro-Canada ubicada en la intersección de las autopistas 16 y 37 cerca de Kitwanga. “Las personas que giran hacia el norte por la autopista 37 normalmente se llenan en esta estación de servicio porque la próxima está a dos horas de distancia”, dijo. Durante la interrupción hubo algunos que no tenían dinero en efectivo y simplemente tuvieron que “arriesgarse”, agregó Johnson. 

 

El alcalde de Prince Rupert, Lee Brain, dijo que el servicio celular se vio afectado porque algunas de las torres celulares usan conexiones de fibra que permiten un mayor ancho de banda. Y dijo que las comunidades del noroeste son vulnerables porque solo hay un cable de fibra óptica entre Prince George y Prince Rupert. Pero eso cambiará porque CityWest está instalando una segunda línea de fibra óptica, está en la costa para conectarse a Vancouver. “Entonces, si un árbol vuelve a caer, todos seguiremos teniendo internet a través de la línea que viene del océano”, dijo Brain.

(Shutterstock) castor

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.