Tierra

La Bolsa de Petro, dudas y desviaciones

Por Alexander Quiñones Moncaleano

“Detras de toda gran fortuna hay un ladrón o el hijo de un ladrón”, decía San Agustín.

La tendencia hoy en redes en nuestro país, en el que la institucionalidad está secuestrada por los dueños de los capitales y los medios de comunicación, no es ninguna de las cosas esenciales que nos permitirían al menos discutir los asuntos más importantes, sino que es “La de ”. Es claro que debe dar explicaciones detalladas sobre el dinero que recibió hace 13 años y que fue captado en video y mostrado en el debate más importante del año sobre el fiscal y el entramado de corrupción establecido por Odebrecht a lo largo y ancho del continente y por el cual países como Perú y Ecuador ya tienen figuras de la alta política del país como el presidente Kuczynski en el Perú  tras las rejas. 

Si de algo sabe el Centro Democrático es de desviar la atención, y así lo ha hecho siempre. Saben que la autocrítica no es uno de nuestros más fuertes atributos como sociedad. Sus líderes saben utilizar ese desviar la atención de una manera tan profesional como si de prestidigitadores se tratara. El video fue sacado en pleno pico de audiencia, por la senadora Paloma Valencia, un video que ya había sido anunciado por el mismo Petro: él sabía que sería sacado ese día y así lo advirtió, aunque de poco sirviera. Un video sin audio, sin contexto y presentado en un momento que nada tenía que ver con el asunto que se estaba tratando, un asunto que salpica a toda la derecha colombiana, a Uribe,  a Santos y sobre todo al dueño del capital y hombre más rico de Colombia, Luis Carlos Angulo. 

Pero así funciona esto: desvía la atención y vencerás. Ya todos sentenciaron a Petro, aunque el señor Simón Vélez, quien fuera el que entregara el dinero a Petro en el lejano año 2005, hubiese ya aceptado en otras circunstancias que dio apoyo económico a esta fuerza política. El dinero, por lo demás, fue entregado en una bolsa, la bolsa de Petro -bolsa que es tendencia y no Odebrecht, el fiscal Néstor Humberto Martínez ni la muerte de Jorge Enrique Pizano bajo extrañas circunstancias-; no, eso no importa, lo que importa es la “Bolsa de Petro”. Aunque coincida con muchos en que la explicación de ese dinero y sus circunstancias debe darla Gustavo Petro lo más pronto posible, lo importante acá no es la “Bolsa de Petro”, lo importante y crucial es que el Fiscal General de la Nación renuncie y así la investigación del entramado de corrupción pueda ser lo más transparente posible.

El fiscal general de Colombia restó valor a las grabaciones de una conversación suya con el testigo clave del caso Odebrecht.
GETTY IMAGES

Néstor Humberto Martínez sabe que si deja el cargo, su muerte política es más que contundente, y por eso mismo se aferra a su puesto como si este fuera un feudo medieval y no un engranaje fundamental para que la democracia en un Estado Social de Derecho funcione de manera constitucional y adecuada. Todos los colombianos, más o menos, sabemos de una u otra manera que nuestras instituciones no cuentan con la legitimidad para funcionar de manera adecuada; sin embargo, lo que está pasando con el Fiscal y el entramado de corrupción de Odebrecht ha traspasado todos los umbrales de moralidad aceptada a hasta por el más cínico de todos los colombianos de a pie.

Luis Carlos Sarmiento Photographer Yuri Cortez Via Getty Images

Es hora no solo de que Petro de explicaciones por su impresentable bolsa; sí, La Bolsa de Petro, es un acontecimiento que debemos conocer en detalle, pero antes de que todo eso pase, Néstor Humberto Martínez debe renunciar; ese debe ser el pedido que toda la sociedad colombiana tendrá que hacer a voz en cuello. Porque sino es así solo vamos a esperar que sean los gringos los que vengan a ponerle orden a este platanal. Ya el Grupo está perdiendo dinero, y esto a causa de la muerte de Jorge Enrique Pizano y de su hijo tres días después, como lo informó ayer Bloomberg. Según nos explica Bloomberg “Sarmiento es el presidente y fundador de Grupo , el grupo bancario más grande de Colombia. La compañía con sede en Bogotá tenía aproximadamente $ 84 mil millones en activos a fines de 2017. También es dueño de dos proveedores de seguros que operan con la marca Alfa, así como del periódico El Tiempo y el desarrollador de bienes raíces Construcciones Planificadas {…} La muerte de un testigo clave en una investigación de corrupción en Colombia y el envenenamiento con cianuro de su hijo tres días después han dejado una mella de $ 1.000 millones en una de las grandes fortunas bancarias del mundo. Luis Carlos Sarmiento, el fundador del mayor grupo bancario de Colombia, ha visto disminuir el valor de su imperio a medida que las investigaciones sobre el gigante de la construcción brasileña Odebrecht SA ensombrecen a sus antiguos socios, incluido el Grupo Acciones y Valores SA de Sarmiento. Las acciones en Grupo han caído 27 por ciento en términos de dólares este año, el peor desempeño entre los 20 bancos más grandes de América Latina”.

Nada de esto nos lo han contado nuestros medios de comunicación tradicionales que hoy se centran en la crisis humanitaria venezolana y en “La Bolsa de Petro”. Así de serios son nuestros medios de comunicación. Sin embargo, la sociedad cada vez entiende mejor cómo hacerle frente a un monopolio de capitales como es el de Sarmiento Angulo: solo se le hace resistencia a estos grupos dejando de consumir sus productos e informando así sea de manera orgánica, es decir, con el conocido voz a voz. 

Para concluir, y tratar de que algo cambie en Colombia, los ciudadanos debemos hacer varias cosas: estar informados, bien informados, no solo a través de los medios canónicos, sino de medios independientes y de vez en cuando mirar hacia fuera, esto es, leer medios extranjeros, un poco más objetivos a la hora de hablar de los poderosos criollos. Algo más que podemos hacer es, como lo mencionamos, dejar de consumir los productos que ofrecen estos grupos, en este caso específico, el Grupo AVAL. Y, finalmente, pedir al unísono que el fiscal renuncie para que las investigaciones sean lo más transparente posible y sobre todo para que la sanción social y ciudadana sea un arma fundamental a la hora de castigar corruptos. Las sociedades con un buen tejido social pueden desarrollarse mejor, y en algún momento debemos comenzar.   

También te puede interesar El Arribismo Y La Corrupción: Dos Problemas Endémicos De Nuestra Sociedad   

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *