Autopsia a unos AirPods: qué hacer cuando tus auriculares Apple mueran

Airpods (Foto: Archivo)



El Shabbat 



Por Geoffrey A. Fowler


Airpods (Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

“Lo siento, no podemos ayudarte”, me dijeron en la tienda de . Mis AirPods estaban muriendo apenas después de 15 minutos de uso. En los inalámbricos había comenzado a sonar una pequeña alerta de batería agotada.

El empleado dijo que había mucha gente como yo, con sus AirPods de USD 159 comprados entre 2016 y 2017 cuya batería ya no aguanta. Pero aunque Apple promete “servicio técnicos de batería”, la tienda no tenía forma de arreglar mis AirPods. Ni siquiera tenían una forma de probarlos.

Entonces, tenemos un problema: los AirPods son auriculares cómodos y convenientes que han atraído a decenas de millones de clientes. Pero cada uno de estos palos blancos contiene una batería recargable que avanza hacia su obsolescencia en un periodo no mayor a dos años. El plan de Apple para lidiar con este problema es simplemente vendernos auriculares nuevos.

Cuando ese día llegue para sus AirPods, la única opción será pedirle a Apple un nuevo par con descuento, para lo que deberá conocer su código.

Hasta hace no mucho, los auriculares estaban entre los dispositivos electrónicos más universales y de mayor duración. No debemos permitir que Apple los convierta en algo caro y desechable. Esto dañará nuestras billeteras -además del Medio Ambiente-.

Apple no discute que sus baterías de litio se gastan: “Todas las categorías recargables tienen una vida limitada y eventualmente necesitan recibir servicio técnico o ser recicladas”, dice la compañía en su página web. De hecho, el reemplazo de las baterías es una práctica común para teléfonos y computadoras portátiles. En 2018, las tiendas de Apple se inundaron cuando la compañía ofreció reemplazar las baterías en los iPhones más antiguos por sólo USD 29.

Pero para el caso de los AirPods, Apple ha sido mucho menos solícita. Primero, porque no hay manera de determinar cuál es el estado de la batería, como tampoco información sobre la expectativa de vida de las baterías. “Los airPods están hechos para ser de larga duración” dijo la vocera Lori Lodes, sin aportar más detalles.

En mi caso, su vida útil fue de 34 meses, en otros dejaron de funcionar en apenas 18 meses.

El día que la batería de sus AirPods finalmente se agote, lo más probable es que ni siquiera los empleados de Apple sepan muy bien qué hacer. En tres tiendas diferentes, personalmente y a través de su página, me dijeron que tenía que comprar el repuesto por USD 138, casi el valor de unos nuevos. Pero yo recordaba que Apple me había dicho que reemplazaría las baterías agotadas por USD 49. Eso fue, de hecho, lo que escribí en mi artículo de ese momento publicado en el Washington Post, junto a mi recomendación de los AirPods.

Después de semanas de ida y vuelta con Apple, finalmente obtuve las siguientes respuestas:

  • Si sus AirPods dejaron de funcionar en menos de un año, Apple los reemplazará sin ningún costo.
  • Apple recientemente comenzó a vender su garantía AppleCare+ por USD 29, la cual también cubre la batería. Pero esta garantía extendida dura solo dos años, lo que no hubiera sido suficiente para salvar mis AirPods.
  • Si sus AirPods están fuera de garantía, Apple los reemplazará por USD 49 cada uno, es decir, por USD 98 en total. El reemplazo del estuche de carga también cuesta USD 49. Para todo esto, hay que pronunciar la frase clave: “servicio de batería” (Apple está brindando capacitación adicional en servicio al cliente en ese punto, pero si aún tiene problemas, muéstreles este enlace, o esta columna).

De cualquier forma, USD 98 por una nueva batería para los AirPods, sigue siendo mucho dinero. Sobre todo porque Apple reemplaza la batería de un iPhone por tan solo USD 49, o la batería de un Apple Watch por solo USd 79.

¿Qué hace que los AirPods sean tan diferentes? Esto se debe a que el “servicio de batería” de Apple para AirPods es en realidad un código para tirarlo. Apple no está reparando AirPods, solo está reemplazando los auriculares y reciclando los viejos.

Para entender por qué, realicé una autopsia en un par muy querido. En el interior, descubrí que el diseño de AirPods los hace inevitablemente obsoletos.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Una autopsia de AirPods

¿Qué puede ser tan difícil de reemplazar la batería de los AirPods? Como no acostumbro a hacer de CSI en dispositivos, consulté a varios expertos que sí lo hacen.

Kyle Wiens, director ejecutivo de iFixit, sitio web de reparaciones, ofrece instrucciones sobre cómo desmontar productos electrónicos y vende piezas de repuesto. La primera vez que Wiens intentó abrir un AirPod, se cortó y sangró. La batería se quemó en una nube de humo sobre su equipo. Los AirPods nunca debieron abrirse, me advirtió Wiens.

Pero quería verlo por mí mismo. Con Wiens como testigo y supervisando el proceso, comencé la operación abriendo la tapita plateada al final del auricular. Uno podría pensar que con desenroscarla se abriría, pero no es tan sencillo. Está pegada al extremo blando, y no pude despegarlo ni siquiera después de calentar cuidadosamente el AirPod para aflojar el pegamento. Eso significaba que tenía que cortar, y para cuidarme los dedos, Wiens me prestó un cuchillo vibrador especial que cortaba plástico.

Una vez adentro del AirPod, encontré tanto pegamento que no pude ni siquiera sacar la ahora visible batería con unas pinzas. Así que corté con mucho cuidado a lo largo de los bordes del palo del AirPod, y allí sí, por fin, pude ver la batería, parecida un gran fideo de espagueti.

Había evitado derramar sangre, pero después del último corte mi AirPod ahora estaba desarmado en demasiados pedazos. Wiens había intentado esto cinco veces, y por eso había calificado que la reparabilidad de los dispositivos era de cero sobre diez. “No hay forma de remover la batería sin destruir al mismo tiempo el auricular, explicó.

El greenwashing está de moda

Ahora, la causa de la muerte en mis AirPods estaba clara: un mal diseño del producto.

A principios de este año, el sitio web Vice definió a los AirPods como una “tragedia”. Yo los veo como un síntoma de la preocupación de Apple por los productos delgados. Es la versión en el mundo tecnológico de las modelos flacas en la moda, donde Apple marca tendencia y otros fabricantes sienten la presión de seguir.

La delgadez excesiva tampoco es saludable para los dispositivos electrónicos. El deseo de Apple de seguir recortando milímetros de los diseños ha resultado en teclados MacBook que fallan, iPads que se incendian en los centros de reciclaje y ahora millones de AirPods que probablemente terminarán en la basura.

Sellar los componentes electrónicos con pegamento en lugar de tornillos y pestillos puede hacer que los dispositivos sean más livianos y más resistentes a la humedad y al polvo. Pero los excelentes auriculares no tienen que ser impenetrables. iFixit encontró una manera de abrir los Galaxy Buds de USD 129 de Samsung para que las baterías de repuesto se puedan colocar como un reloj. Samsung no ofrece oficialmente esta opción de reparación, pero iFixit vende un par de baterías de repuesto por apenas USD 29.

El diseño desechable de los AirPod de Apple es costoso para nosotros, además de que está causando daños permanentes en nuestro Medio Ambiente. Sin embargo, no es así como Apple habla de eso.

“Los productos de Apple están diseñados teniendo en cuenta el medio ambiente”, dijo Lodes, la vocera de Apple. “Todo, desde los materiales que seleccionamos hasta el camino hasta el reciclaje está pensado para dejar al mundo mejor que como lo encontramos”.

¿Cómo se diseñan los AirPods teniendo en cuenta el medio ambiente? Bueno, porque pueden ser llevados a Apple para que sean reciclados. “Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros recicladores y también brindemos apoyo a los recicladores fuera de nuestra cadena de suministro”, dijo Lodes.

Esto es como decir que tu vaso de papel reciclable del café de la mañana es bueno para el Medio Ambiente porque siempre lo tiras en la basura. Los AirPods son peores que eso: son pequeños y no hay mucho material que se pueda reciclar de ellos. Una gran cantidad de energía, agua y materiales van directamente al proceso de fabricación de AirPods.

La regla de oro para ayudar a la Tierra es producir menos cosas nuevas. Las compañías de electrónica pueden hacer eso haciendo que sus productos duren, pero también haciendo posible que sean reparados; todo lo que es casi imposible con los AirPods.

En la Guía de Greenpeace 2017 para los productos electrónicos más ecológicos, Apple obtuvo una calificación general “B-”, debido a su compromiso de usar energía renovable y los esfuerzos para crear una cadena de suministro de circuito cerrado. Pero el grupo ambientalista le dio a Apple una calificación “D” en la categoría de extensión de vida del producto, porque “conscientemente ha hecho más difícil para los usuarios reparar sus dispositivos o reemplazar sus baterías para seguir siendo utilizados”.

Apple no es la única compañía tecnológica culpable de impulsar el consumo contra la reparación. Los nuevos auriculares de USD 130 de Amazon llamados Echo Buds tampoco se pueden reparar. Antes de que esta tendencia continúe, pongámonos de acuerdo en una regla del sentido común sugerida por Wiens. “La vida útil de un dispositivo costoso que requiere muchos recursos no debe limitarse a la vida útil de uno de sus componentes. No comprarías un cepillo de dientes eléctrico al que no pudieras reemplazarle el cepillo. O un automóvil con los neumáticos pegados”.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*