recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer sin camisa