niega devolver 30 toneladas de oro

Reino Unido: piratas, corsarios y tribunales

 La decisión de un Tribunal Supremo del Reino Unido de negarse a devolver 30 toneladas de oro valoradas en 1.2 billones de dólares depositadas en el Banco de Inglaterra, a su verdadero propietario, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela; y, en cambio, entregárselas a Juan Guaidó, el falso “presidente” marioneta de EE.UU., es un acto de piratería como el que practicaban los piratas Francis Drake y Henry Morgan cuando saqueaban tesoros en el Caribe en la época de las viejas colonias.