mediocracia libro

Somos de izquierdas, pero…

En un momento dado, comunistas, socialistas y socialdemócratas europeos comenzaron a describirse a sí mismos como “de izquierdas, pero…”. Somos de izquierdas, ¡pero no estalinistas! No queremos burocratizar las instituciones públicas. No queremos pasarnos nacionalizando. No queremos un impuesto de sociedades demasiado alto: hay que estimular los negocios.