HISTORIA SE REPITE

La historia se repite: cada vez más mujeres se cruzan EEUU para poder abortar en Nueva York

Cuando Courtney Buckman tomó la difícil decisión de abortar, la solución más obvia debería haber sido ir a su clínica más cercana en el estado de Montana. Sin embargo, terminó desplazándose tres mil kilómetros de distancia, a Nueva York. Ella es una de las muchas mujeres, cada vez más, que se desplazan a Nueva York para abortar tras la oleada de restricciones que está dificultando el acceso a este derecho en muchos estados del país.