Software Pegasus: cómo funciona este espía aliado de gobiernos ¿totalitarios?

Software Pegasus es un artilugio creado por la compañía israelí NSO Group. Un software que hizo su aparición pública en 2016. Grandes casas periodísticas han investigado el tema. The Guardian, The New York Times, y The Washington Post  lo consideran el software más potente del mundo utilizado para espiar, supuestamente, a terroristas y crimen organizado. La verdad es otra y se ha venido documentando valientemente por activistas, periodistas y ONG’s dedicadas a la preservación de la Democracias y sus intereses.

Las organizaciones han descubierto que el Software Pegasus no solamente ha sido utilizado para vigilar y rastrear terroristas, narcotraficantes y delincuentes como asegura la compañía israelí. La historia de Pegasus se remonta a 2011 cuando el gobierno mexicano capturó con la ayuda de este potente software espía al Chapo Guzman. Pero desde el 2010 ya NSO Group ya vendía su software a gobiernos de todo el mundo. La compañía nació en un gallinero, literalmente. Desde allí incubaban startup. Con CommuniTake empezó todo. Esta empresa se dedicaba a dar soporte tecnológico a otras empresas que prestaban el servicio de soporte a compañías telefónicas y les ofrecía la posibilidad de tomar control de los móviles remotamente, con permiso claro. 

La NSO Group nació para desarrollar un software que hiciera lo mismo pero sin el permiso. Pero sobre todo sin necesidad de ningún spear-phishing. Es decir sin la necesidad de clickear algún vínculo. Todo un desafío tecnológico que logró vencer y además fortalecer. 

En 2021 Forbidden Stories y Amnistía Internacional destaparon un entramado de espionaje jamás antes visto por el mundo. Esta investigación señala que más de 50 mil teléfonos fueron intervenidos por diferentes gobiernos del mundo. Los teléfonos que fueron atacados estaban líderes mundiales, activistas, periodistas y opositores. En la lista de países aparecen México, Bahrein, Marruecos, Qatar, Yemen, Emiratos Árabes Unidos entre otros. Según la compañía que desarrolla el spyware, este se vende solo para vigilar delincuentes, pero como ya se ha demostrado la verdad es otra. 

Uno de los caso más tristemente célebres y emblemáticos de la manera errónea y peligrosa con que se ha utilizado el Software Pegasus es el caso del Jamal Khashoggi, el columnista del Washington Post que fue asesinado y desmembrado por agentes saudíes en 2018. Ya los Estados Unidos ha puesto en la lista negra a la empresa que lo desarrolló y la EU recomendó dejar de usarlo.

La creciente evidencia muestra que el software espía de grado militar altamente avanzado como Pegasus tiene el potencial de causar riesgos y daños sin precedentes no solo a las libertades fundamentales sino también a la democracia y el estado de derecho”, dijo un informe del SEPD.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.