El Shabbat 



Show y lagrimas del pastor Miguel Arrázola es hoy noticia y tendencia por su llanto al ver su iglesia vacía.

Un vídeo del pastor Miguel Arrázola y su esposa recorre las redes sociales donde los muestra llorando y quejándose por no poder poner las manos sobre sus feligreses y poder darles la bendición a causa de la cuarentena impuesta por la pandemia de coronavirus.

La esposa del cuestionado pastor sale además pidiendo que le guarden la intimidad a uno de sus hijos. No obstante parece más un montaje premeditado y de mal gusto hecho por un sujeto que cuando empezó el confinamiento estaba pidiendo que no dejaran de diezmar en estos momentos donde la economía se vuelve de supervivencia.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here