Seguridad democrática o Pandemia

En poco tiempo el Coronavirus se extendió sobre la faz de la tierra como una gran pandemia que amenaza severamente la salud de los terrenales, una enfermedad que aunque de alto cuidado causa menos víctimas que las políticas de seguridad de aquellos que posando de salvadores masacraron toda una nación.



 El Shabbat 



Por Gener Usuga


 

En poco tiempo el Coronavirus se extendió sobre la faz de la tierra como una gran pandemia que amenaza severamente la salud de los terrenales, una enfermedad que aunque de alto cuidado causa menos víctimas que las políticas de seguridad de aquellos que posando de salvadores masacraron toda una nación.

Un colapso mundial es el resultado de un virus que comenzó en China hace pocas semanas y que hasta el día de hoy ha causado más de 5000 muertes, sí, poco más de 5.000, y que aunque generan pánico en los mercados y los supermercados comienzan a tener escasez, apenas son la mitad de las causadas por los llamados falsos positivos en Colombia durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez entre los años 2002 y 2010, y los más de 1000 líderes sociales asesinados desde la firma de los acuerdos de paz. Sin embargo los Colombianos hoy estamos también escandalizados por la pandemia del Coronavirus y buscamos desesperadamente un tapa bocas que nos libre de la enfermedad olvidando por completo que convivimos en medio de un mal mayor que asesina nuestras familias, masacra nuestras ideas, calla nuestras palabras y asesina el conocimiento manipulando abiertamente la educación de nuestros hijos siendo esta un privilegio para los poderosos.

Hoy que nos vemos enfrentados a una pandemia mundial, declarada así por la OMS, caemos en cuenta que nuestros hospitales son obsoletos, que nuestro sistema de salud no está en la capacidad de garantizar a la población colombiana el tratamiento adecuado de enfermedades como el Coronavirus. Vemos con alegría como China pudo superar por completo la pandemia enfrentando con rigor el problema, españa e Italia hacen lo propio, Francia comienza a tener medidas para proteger a sus pobladores, pero nosotros, Colombia, con los servicios que prestan las EPS estarémos preparados para sobrevivir, o al contrario para morir, no de la enfermedad si no de la mala calidad de los servicios de salud que se prestan a lo largo y ancho del territorio nacional?, no olviden que ese sistema de salud peligroso y letal cual pandemia en extinción también fue creado por Álvaro Uribe Vélez cuando propuso la creación de la Ley 100 de 1993, privatizando la salud y haciéndo de ella un gran negocio para los traficantes de enfermedades y los especuladores de medicamentos que obligan a los médicos a curar todos los males con acetaminofen y a los pacientes a esperar durante meses la aprobación de un examen que en cualquier hospital del mundo se practica de inmediato.

“En Colombia están muriendo más pacientes por mala atención médica que por enfermedades reveló un estudio de la Universidad de la Sabana, en donde afirma que, de los 9 millones de pacientes que se hospitalizan al año en Colombia, el 70 % tienen problemas de seguridad en la atención.“

https://www.bluradio.com/salud/180-mil-colombianos-hospitalizados-mueren-al-ano-por-mala-atencion-estudio-104473

180 mil colombianos al año mueren por la mala prestación de los servicios de salud, el doble que en los Estados Unidos un país con 10 veces la población colombiana y donde el sistema de salud también es privado, lo que quiere decir que el nuestro es privado corrupto y altamente letal.

Las políticas de salubridad en Colombia están en contra de las adoptadas en el mundo entero para impedir que la pandemia se siga propagando, pareciera que al gobierno le conviene que los ciudadanos entren en pánico con estas alertas mundiales por la enfermedad, eso le permitiría silenciar en redes sociales los recientes hallazgos sobre la compra de votos para beneficiar a Iván Duque presidente actual y otra serie de escándalos que rodean al gobierno nacional.

Tenemos que combatir al coronavirus, pero debemos también combatir una pandemia que por estos momentos se da sólo en nuestro país llamada uribismo siendo de alta peligrosidad y creada a través de una política de seguridad democrática que no tiene ninguna de las dos; “ni segura, ni democrática”, todo lo contrario son políticas que asesinan a miles de personas cada año sin piedad, una enfermedad que empobrece al ciudadano del común y enriquece sólo a quienes cooperan con el paramilitarismo el tráfico de drogas y la corrupción en todas las esferas del estado.

La pandemia Uribista amenaza la libertad de prensa tratando de censurar a todo aquel que quiera investigar y contar la verdad. Hoy están amenazados y perseguidos los abogados Juan Trujillo @JuanTrujilloC, Daniel Mendoza Leal @elquelosdelata y el periodista Gonzalo Guilleén @HELIODOPTERO a quienes se debe proteger, esta semana una comisión de Colombianos en Francia acudirá ante algunas ONG y al parlamento europeo en busca de pronunciamientos que permitan la protección de los antes mencionados.

Si desean impedir que el coronavirus afecte su salud, lávese las manos y evite lugares públicos de alta frecuencia, y si desea impedir que el uribismo siga acabando con COLOMBIA, no se lave las manos no use mascaras y cambie su manera de votar, les aseguro que ambas pandemias pueden ser derrotadas con facilidad, todo depende de las decisiones que tome.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *