Periodismo

Renta Básica Universal, un debate necesario

Sobre (RBU) los colombianos hemos empezado a escuchar hace relativamente poco. Quizás es en realidad hasta hace pocos meses que se ha puesto en la palestra pública y esto ha sido principalmente a causa de la contingencia por Covid-19. Aún así, es un tema de profunda seriedad que podría llevarnos a alcanzar el bienestar social que tanto anhelamos como país, nación y sociedad. Acá vamos a describir en qué consiste, cuáles son sus principios y de dónde saldría el dinero para costearlo.

Las llamadas naciones del ‘primer’ mundo han debatido este tema por cerca de treinta años.  es un economista y pensador español que ha liderado este debate en defensa del establecimiento de la RBU para su país, cosa que al parecer está cerca de lograrse. Para Raventós el gran obstáculo para lograr la Renta Básica es la derecha europea que, como todas las derechas en el mundo, no tiene una idea clara de lo que necesita el pueblo ni de cómo el Estado puede ayudarlo a salir de la pobreza. Sin embargo, considera Raventós que la RBU es una idea que alcanza ya la tercera fase en la implementación: en la primera fase se dice “es una locura, eso no se puede hacer”; en la segunda fase se menciona “no está mal, pero hay cosas más importantes que se deben hacer”; y la tercera fase establece: “hace muchos años que la estaba defendiendo”.

Para hablar de Renta Básica Universal debemos entender varias cosas. Una de ellas, quizás la más importante, tiene que ver con la visión política que tenemos del mundo, y por supuesto de nuestro país. La RBU es una suma de dinero que será entregada a cada ciudadano de una determinada zona geográfica y el monto será estipulado por el Estado garante de esa zona geográfica (para España, por ejemplo, ese monto estaría estipulado por una suma de 750 euros mensuales). Para que sea RBU debe cumplir tres requisitos: universal, incondicional e individual.

Pero hay una pregunta que salta a primera vista y es cómo logra financiar esta renta básica universal. Raventós lo explica para Europa y acá en Colombia ya hay unos primeros pasos que explican cómo podríamos financiar este descabellado asunto. Raventós es doctor en economía de la Universidad de Barcelona y ha hecho varios estudios y modelos matemáticos con los cuales puede decir que la RBU es una de las formas más eficaces para lograr que el planeta salga del azote de la pobreza. La única manera de saber si en realidad sirve a la inmensa mayoría es revisar a quién sirve y a quién no. Esto es, quién gana y quién pierde. Para esto cita a un economista gringo, Charles Murray, que escribe sobre el tema un libro que por subtítulo lleva: La RBU una oportunidad para acabar con el .

A nivel mundial, ha habido ya varios experimentos que han demostrado que establecer una Renta Básica Universal no solo es viable sino necesario. Uno de los primeros experimentos se llevó acabo en Otjivero, una pequeña aldea en Namibia, Africa. Y con ello se han abierto las puertas a una lucha frontal contra la pobreza: personas que no podían comer más que gachas y azúcar hoy han incluido en su menú frutas, verduras y carne. Además han podido empezar pequeños negocios y crecer como personas.

Hay otras medidas que apuntan a este mismo sentido de procurar bienestar y que han sido adoptadas de manera permanente en otros países, es decir, no como medida para atender casos de emergencia o casos extremos como el que vivimos actualmente, sino como elementos clave de políticas de Estado. Entre las organizaciones que las han aplicado se encuentra el Estado de Alaska que, desde 1982, ha establecido una Renta Básica para sus ciudadanos con la cual cada persona recibe aproximadamente 2.000 dólares al año por parte del Estado como mecanismo para redistribuir la riqueza del país. El Distrito Federal de México, por su parte, cuenta con una ley promulgada en el año 2003 y reformada en 2008, que establece el derecho a una pensión ciudadana universal para todas las personas adultas mayores de 68 años que hayan residido los últimos tres años en Ciudad de México. El Congreso Federal de Brasil promulgó, en 2004, una Ley de Renta Básica que es igual para todos, suficiente para satisfacer las necesidades de cada persona con la alimentación, la educación, la salud, independientemente de su condición socioeconómica, teniendo en cuenta el desarrollo del país y las posibilidades presupuestales.

Para Daniel Raventós todas las dudas y objeciones que se han presentado por parte de los gobiernos para aceptar y promover una RBU ya han sido suficientemente despejadas. Dede ser universal, individual e incondicional. Estos tres principios garantizan una lucha frontal y verdadera contra la pobreza, menos trabas para acceder a una existencia material garantizada. Y, claro, evita la corrupción que se genera con los subsidios a la pobreza que son focalizados.


[Si deseas hacer una aporte para que el periodismo emergente siga creciendo y contribuyendo a la sociedad puedes hacerlo a través de ⇒ Vaki]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *