Rafael Nadal juega y vive con el pie izquierdo destrozado: podría acabar viviendo con complicaciones en su vida cotidiana

Rafael Nadal es uno de los atletas más grandes que ha dado el mundo deportivo, una figura que da todo de sí en la cancha

Rafael Nadal es una máquina demoledora. Sus cifras son más que impresionantes. Campeón trece veces entre 2005 y 2020. El martes le ganó al servio Novak Djokovic y de las 59 veces que se han enfrentado 29 son para el español. En esta final anticipada la victoria se la llevó Nadal. Roland Garros es la casa de Rafael, ya son 13 los triunfos que se ha llevado a casa. No obstante no es de esto de lo que vamos a hablar. 

 

El tenista tiene una grave dolencia que amenaza con terminar su carrera. El deportista lo ha mostrado abiertamente al público y a la prensa. Sabe que sus días están contados, no obstante seguirá hasta donde lo deje el dolor y el padecimiento. Una osteocondritis del escafoides o por su nombre clínico Müller-Weiss, que es una enfermedad degenerativa, consiste en la deformidad de uno de los huesos de la parte media del pies y que permite la movilidad del pie.  

 

Ya lo ha hecho público y esto es lo que dice en diferentes momentos de mayo: «Voy cojo muchos días de mi vida. Tengo una lesión en el pie crónica e incurable». «No pretendo hacerme la víctima, pero tengo lo que tengo. Mañana me voy a levantar fatal porque hoy no me voy a tomar nada. Vivo con montones de inflamatorios»; «No sé qué pasará tras Roland Garros. Tengo lo que tengo en el pie y si no encuentro una solución será difícil». Rafael Nadal. 31 de mayo.

 

Las preguntas sobre su retiro son cada vez más fuertes. Su dolencia y padecimiento también. La lesión lo acompaña desde hace 17 años; pero la cosa ha crecido a tal punto que aunque su nivel de juego parece estar en su cúspide el dolor está más arriba. Muchos expertos han señalado que es mejor retirarse y buscar un tratamiento que lo alivie al menos un poco. 

 

«En los últimos años, en lugar de las artrodesis, que son más clásicas, se están tratando de hacer más osteotomías. Si en la artrodesis se fusiona el hueso necrosado para fijarlo, en la osteotomías ese hueso se corta y uno de los dos fragmentos se coloca en una posición que corrige la deformidad. En principio, una osteotomía es compatible con la vida deportiva, pero habría que analizar el grado de afectación que tiene su escafoides y no se puede asegurar que el dolor desaparezca», analiza el doctor Ángel Orejana, profesor de Podología de la Universidad Complutense, que precisamente estaba presente cuando el doctor Ernesto Maceira, uno de los mayores expertos en Müller Weiss, diagnosticó a Nadal hace años.

Rafael Nadal, tratado de su pie izquierdo / EMMANUEL DUNANDAFP

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.