¿Qué es el Grupo de Puebla? y qué tienen que decir al pueblo Latinoamericano

0
157

Política


 El Shabbat 



El se presenta al mundo como un contrapoder a los gobiernos de derecha que dominan el panorama político en América Latina.

“Nuestra región experimenta una nueva ola de gobiernos neoliberales que insisten en promover los intereses y privilegios de una élite socioeconómica a costillas del desarrollo de nuestros pueblos, frustrando sus posibilidades de desarrollo y bienestar social, a la vez que debilita nuestra soberanía, nuestras instituciones democráticas, el Estado de Derecho, la vigencia de los derechos humanos y el ambiente”, se lee en el comunicado.

Hoy se reunieron los progresistas Iberoamericanos quienes buscan reajustar el poder de las élites tradicionales para que el pueblo latinoamericano tenga mas participación en la vida política al administrar sus recursos. Muchos académicos que por lo general son de derechas, insisten en decir que estos grupos no tienen injerencia alguna sobre la política y sus territorios, sin embargo se equivocan pues el progresismo tiene más fuerza día con día y esto lo corrobora los crecientes ataques contra Lula Da Silva, Evo Morales y Nicolas Maduro, sin mencionar las elecciones que le robaron a Gustavo Petro en Colombia en las presidenciales de 2018.

Samper, Rousseff y Lugo son otros de los invitados.¿Se viene una reedición de la Marea Rosada con otras caras?

El V Encuentro, que cuenta con la participación del actual presidente argentino Alberto Fernández, los exmandatarios José Mujica de Uruguay, Lula da Silva de Brasil y José Luis Rodríguez Zapatero de España, entre otros, servirá de plataforma para debatir, además, políticas que deben implementarse para mitigar los efectos de la provocada por el nuevo coronavirus.

El expresidente colombiano Ernesto Samper abordó la situación de su país de origen, uno de los temas del debate. “El proceso de paz en Colombia se encuentra en un limbo, pero más cerca del infierno que del cielo”, manifestó.

Samper defendió además que la etapa post pandemia no puede ser la reinstauración del modelo tradicional. “No podemos regresar después de la pandemia al mismo modelo. Tenemos que diseñar un mecanismo distinto que nos permita avanzar en una agenda alternativa hacia el futuro”.

El expresidente de Uruguay José Mujica también dedicó parte de su intervención a la situación en Colombia. “El fracaso del proceso de paz en Colombia es un fracaso que nos envuelve a todos en Latinoamérica”, dijo.

Mujica intervino denunciando que los sectores históricamente más desfavorecidos, son los que más sufrirán los efectos de la pandemia y, por tanto, son los que ameritan más atención de los Gobiernos.

“El costo siempre lo van a pagar los más débiles. Los poderosos tienen que darse cuenta que no tiene durabilidad cualquier forma de poder que se sustenta en semejante desigualdad”, argumentó Mujica.

“Queda bien claro que los Estados deben gastar más en Salud, porque el mercado no va a gastar en cosas que no le dejen ganancias. Si no lo hace el Estado, no lo hace nadie”, expresó más adelante.

Otras expresiones sobre la paz en Colombia fueron pronuciadas por varios oradores. El expresidente Rafael Correa manifestó que “en Colombia es necesaria la ausencia de violencia, y también la presencia de justicia”.

Antonio Sanguino, senador colombiano, expresó que “La pandemia del no puede frenar la lucha por la paz del país. Hoy más que nunca toda América Latina debe unirse para respaldar la paz de Colombia, que es la paz de toda la región”.

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero sintetizó su criterio sobre Colombia, al dejar como mensaje a ese país: “La paz es la tarea”.

Por su parte, la senadora colombiana Victoria Sandino denunció que “Llevamos a 200 compañeros y compañeras firmantes de la paz asesinados. El gobierno colombiano prefiere apostarle a la guerra”.

El también parlamentario colombiano Iván Cepeda, tuvo palabras para defender a Cuba, en momentos en que el Gobierno norteamericano trata de vincularla al terrorismo. “Cuba no es un país tolerante con el terrorismo, es un país que ha hecho una enorme contribución a la paz de Colombia”, expresó.

Por otra parte, el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz analizó, desde una óptica económica, las consecuencias negativas que dejará la actual pandemia se agravarán de no tomar los Gobiernos las acciones que les corresponden.

“Hay mucho dinero fluyendo, pero no se está invirtiendo de la forma más eficiente para la emergencia. El peligro es que salgamos tal como estábamos, con las mismas desigualdades, e incluso peores”, razonó.

”La pandemia obliga a una economía más incluyente, transparente y democrática”, agregó.

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva fue enfático al llamar al optimismo a todas las fuerzas progresistas de la región, asegurando que es el momento de convocar a la humanidad a un nuevo acuerdo económico y social donde el Estado asuma las responsabilidades sociales.

“Desde el Grupo de Puebla tenemos que exigir que el Secretario General de la ONU convoque una reunión para discutir la pandemia. Trump y Bolsonaro no tienen derecho de exigir volver al trabajo sin dar garantías”, manifestó también Lula.

Se espera que los debates del V Encuentro del Grupo de Puebla tengan como punto central refrendar que las decisiones económicas que se deriven del enfrentamiento a la pandemia, no desplacen al hombre del centro de la atención. De igual forma, se prevé que exijan la condonación de la deuda externa.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, al hacer uso de la palabra insistió en la importancia de la unidad latinoamericana. “Tendremos que repensar el mundo: el coronavirus dejó al descubierto la desigualdad”, manifestó Fernández.

“El coronavirus puso en evidencia la debilidad del modelo económico actual, basado en la insolidaridad y la desigualdad: muy pocos no pueden sostener a todo el mundo”, expresó el mandatario.

Fernández agregó que “quedó demostrado en Latinoamérica que la meritocracia no es el camino. Porque las posibilidades no son las mismas. El camino es la solidaridad”.

Sobre la necesidad de que los pueblos latinoamericanos actúen coordinadamente, Fernández razonó que “nosotros no podemos darnos el lujo de tener diferencias y no resolverlas, porque nuestras diferencias son las que favorecen a los grupos que más pueden dañar a nuestros pueblos”

“Vivir en el continente más desigual es una carga que nos tiene que pesar a todos. El problema no está en un dilema entre los que queremos una economía abierta o la salud”, agregó.


Tags

 

  • Paraguay
  • Luiz Inácio Lula da Silva
  • Brasil
  • Uruguay
  • México
  • Argentina

Grupo de Puebla Iberoamérica Covid-19 pandemia

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here