Por qué Cali es el epicentro del estallido social y sigue en resistencia

Cali ha sido la ciudad colombiana donde el Paro Nacional se ha sentido con mayor fuerza. Por que es esto así es una pregunta que la respuesta puede quedarse corta. Pues la ciudad es diversa. Aunque hay algo que aglutina a una gran mayoría: la pobreza y desigualdad.

Una ciudad violenta. Con grandes problemas sociales. Claro, no todo es negativo. Es la tercera ciudad mas pujante del país y se pelea de cerca el 2 puesto. Está en un departamento agrícola e industrial.

Hemos visto que en esta ciudad es donde la Fuerza Pública ha sido más mortal. Donde ha usado la fuerza letal con mayor determinación. También donde los civiles de clase media alta se han armado con connivencia de la policía y el ejército para darle plomo a los manifestantes.

Hemos visto jóvenes desaparecidos, con pérdidas oculares, y asesinados. Vimos la denuncia de una mujer desesperada porque su hermano apareció incinerado después de haber sido detenido y montado a una tanqueta por la policía colombiana. Un joven de 16 años. Daniel Sánchez. Al parecer ni siquiera estaba en las manifestaciones sino que salía de su trabajo en su bicicleta.

Así lo han revelado varias ONG’s que se han dedicado a monitorear la violencia policial. Temblores ONG tiene una herramienta para que los ciudadanos puedan hacer denuncias sobre las violaciones de DDHH de la policía. Otra ONG que se ha dedicado desde mayo a vigilar todo esto es Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. El informe que presenta es tenebroso, macabro y perverso.

fosas comunes y casas de pique

El informe fue titulado: ‘#Cali Informe desde los sitios de detención a posible fosas comunes y casas de pique‘. Ya el título da cuenta de la barbarie que se está viviendo en Cali y en toda Colombia. Unas Fuerzas Armadas completamente descontroladas y utilizando toda la violencia de la que son capaces y con beneplácito de la clase dirigente. No hay fiscalía ni ninguna otro poder capaz de contenerla. NI quieren.

Acá solo el pueblo puede cuidar al pueblo. Esa es la consigna para poder protegerse de la macabra represión. Pero dice el informe: “Desde el 14 de mayo se conocieron las primeras versiones de la existencia de fosas comunes en el área rural de los municipios de Buga y Yumbo en donde estarían llevando los cuerpos de muchos jóvenes caleños.”

Los están desapareciendo. Los están asesinando. Les están sacando los ojos. Pero por qué Cali. Se preguntan ya no solo en Colombia sino fuera del país. Por eso han llegado allí a cubrir el estallido social varios medios internacionales. Europeos y americano ya han documentado la barbarie estimulada por el Gobierno nacional.

Cali es el laboratorio social

Cali es el laboratorio social. No de ahora. Desde siempre. Una ciudad donde convergen múltiples actores sociales. Una sociedad bloqueada por el hambre. Allí llegan desde el Cauca, desde Nariño, desde Chocó. Hay cinturones de miseria y mucha prosperidad también. Allí nació la insurrección del 28 de abril. Colombia le siguió el ritmo. Pero es en Cali donde están los campos de concentración de las Fuerzas Armadas y que nos les interesa respetar la vida de nadie.

El relato es horror que pasa frente a nuestros ojos. Así el informe nos dice:

“Días atrás una nueva fuente compartió información más precisa de esta delicada información, indicando que el domingo 2 de mayo, el CAM fue usado como un centro de operaciones encubiertas. Algunos jóvenes fueron llevados a unos sótanos, horas más tarde eran sacados en camionetas polarizadas i.

Dos fuentes posteriores informaron de la movilidad de camiones que, al parecer, hacen parte de los medios que usa la policía para su movilidad. En algunos de estos se habrían llevado jóvenes en horas de la noche al sector conocido como Mulaló, corregimiento de Yumbo, ubicado a 30 minutos de Cali. Allí, en un paraje previamente preparado estarían descargando cuerpos de jóvenes de los barrios populares que participan en las movilizaciones y que se dan por desaparecidos.

También de las personas que ha compartido su testimonio indicó que los jóvenes son detenidos, algunos de ellos habrían sido reportados como desaparecidos por sus amigos o familias, y en Guacarí, en Buga, 45 minutos de Cali, habrían sido ‘ajusticiados’.

Algunos de los sobrevivientes de los ajusticiamientos fueron encontrados con heridas por arma de fuego en centros asistenciales y hoy se encuentran aterrorizados y escondidos. Hoy 23 de mayo, se conoció una versión más delicada de las operaciones de los grupos de civiles armados protegidos por policiales. Se habrían instalado una Casa de Pique en el exclusivo lugar de Ciudad Jardín.”

Así como lo leen. Casa de Pique. Para los que no saben un lagar así es un espacio donde se desmiembran personas y puestas en bolsas o costales. Para luego ser enterrados en zonas boscosas o tirados a un río. Eso está pasando en Colombia mientras ud lee este artículo. Ya la CIDH llegará al país. Saben que hay violencia y terrorismo de Estado.

Los jóvenes ya han dicho que no van a detenerse. Que ya han perdido muchos compañeros de lucha y que su manera de honrarlos es seguir resistiendo. Aun sabiendo que pueden perder la vida y ser borrados de la historia personal y colectiva de su comunidad.

Como dijo en entrevista con Radio Francia Internacional, Luz Marina Monzón, directora general de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Colombia (UBPD):

La cifra real no la tengo y creo que no la tiene nadie porque no hay información disponible, completa, confiable y centralizada para poder conocer cuál es la suerte de quienes han sido objeto de arrestos y han sido llevados a lugares de detención o lugares alternos a la detención, que se han denominado como lugares de protección, pero que no son lugares regulares de detención. El gran problema de las cifras es que no hay unos registros que se están llevando de manera adecuada, completa, clara y sobre todo accesible al público para poder comprender y conocer cuáles son las cifras, las personas y las condiciones en que han sido privadas de su libertad.

Solo el pueblo salva al pueblo. Y solo él puede derrotar al gobierno fascita que está en el poder.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *