Dictaduras a la derecha, Dictaduras a la izquierda

Mientras se condenaba a 29 personas a cadena perpetua por matar a más de 700 civiles durante la dictadura militar en Argentina, en un juicio del 29 de noviembre de 2017, cientos de personas celebraron el veredicto.

Por Yesid Espinosa
@YESIDESPINOSAZ

Tan peligrosas son las de (véase en el vecindario a Cuba con los Castro o Nicaragua con Noriega) como las de (recuérdese la Argentina de Videla y el Chile de Pinochet). En todas las se atropellan los derechos de los ciudadanos y se desarrollan, como las más naturales actividades de gobierno, el control, la persecución, la tortura y la desaparición. En todas se concentra el poder y se abusa de él.

Los dictadores, diestros o siniestros, imponen a su amaño normas jurídicas que les sean favorables y derogan las que les afecten; todos los dictadores mantuvieron sus regímenes por medio de la violencia y el terror, todos ejecutaron opositores sin la menor compasión, todos acumularon fortunas enormes por el manejo oscuro de las economías de sus países, todos controlaron la educación como un modo de apaciguamiento y propaganda, todos emplearon los medios de comunicación para difundir miedo y engaño.

Quizá en Colombia actualmente no padezcamos una dictadura formal, pero desde hace décadas la concentración de poder y sus prácticas son muy similares (si no exactas) a lo descrito. García Márquez dijo que el dictador es el único ser mitológico que ha producido América Latina; tal vez sea por eso que aquí, en Macondo, vemos esa figura como una lejana leyenda o como una posible amenaza, quizá por eso no reconocemos las realidades dictatoriales que venimos padeciendo ni los vientos absolutistas que soplan furiosos queriendo perpetuarse.

no critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*