Petro llega a la presidencia y algunos empresarios despiden a sus trabajadores 

Petro llega a la presidencia y algunos empresarios despiden a sus trabajadores 

En medio de la llegada de Gustavo Petro a la presidencia, algunos ‘empresarios’ han despedido empleados como reacción por este suceso histórico 

 

Gustavo Petro acaba de ganar las elecciones presidenciales en segunda vuelta con un estrecho margen de votos. Mientras su contrincante Rodolfo Hernández sacó 10.580.412 votos, Petro alcanzó la histórica cifra de un candidato de izquierda: 11.281.013 votos. Superando el techo que muchos analistas dijeron que ya había tocado. Hoy la izquierda llega al poder de un país que históricamente ha sido gobernado por la derecha, un mensaje de un pueblo cansado de tanta desigualdad y pobreza. Donde millones de personas no tienen los derechos básicos satisfechos, y que si acaso alcanzan a comer dos veces al día. 

 

Antes y después de la llegada de la izquierda al poder ha habido amenazas de despidos, y despidos reales por parte de empresarios que se negaban a aceptar a un exguerrillero como presidente de una nación, de un pueblo sumido en la pobreza. Hay cientos de casos registrados en redes sociales de este despreciable e ilegal asunto. La Constitución del 91 consagró el derecho al voto que es un delito constreñirlo.

 

En redes hay varios casos que ya son virales. Uno de ellos es el del médico Gabriel Cubillos dueño y director de la Clínica de la Obesidad. Quien por medio de un vídeo antes del 19 de junio salió en vídeo a amenazar a sus empleados de despido si descubría que iban a votar por Gustavo Petro. La perversa e ilegal intimidación comienza así: “ No estoy dispuesto a esperar a que pase lo mismo que ha pasado en otros países; díganme ustedes un país socialista que esté bien. Ninguno”. 

 

El vídeo del médico Gabriel Cubillos se hizo viral, y hoy es rechazado por cientos de miles de colombianos. Además muchos formadores de opinión han salido a criticarlo y a pedir que sea castigado por la ley. Las palabras escogidas por Cubillos han sido de la mayor violencia posible: “Por ejemplo, si un perrito tiene 12 cachorros, siempre va a haber el inteligente, el disciplinado, el juicioso, el que trabaja; pero también va a estar el bruto, el que no le gusta trabajar, el guerrillero, el ladrón, el terrorista y el violador, entonces digamos que es normal que una sociedad haya todo este tipo de zánganos y de rufianes ”

 

“Yo tengo bajo mi tutela por decirlo así, más de 100 trabajadores directos e indirectos, y no pienso darle comida a alguien que sea de esa calaña; ¿sí?, entonces yo como padre he fallado porque, imagínese a uno de mis hijos petrista. No voy a soportar eso ni en mi empresa ni en ningún lado ”, haciendo de paso la ilegal recomendación a otros empresarios.

 

“Hagan lo que yo voy a hacer: después de las elecciones voy a hacer un polígrafo y el que haya votado por Petro se va de mi empresa. Así de sencillo”, sentenció el galeno. A su vez añadió que “no le voy a dar de comer a ningún atracador ni a ningún criminal. Entonces piensen así, empresarios” .

 

Este es el caso más famoso, pero no fue la primera de las amenazas, después de la elección de Gustavo Petro hubo denuncias de despidos por haber apoyado al candidato de izquierda. Denuncias que hemos conocido por redes sociales, donde empleadores despidieron a algunos de sus empleados por WhatsApp al ver que apoyaron a Petro llega a la presidencia.

 

Lo que dice la ley

 

“Tipo Penal modificado Ley 1864 de 2017.

El que amenace o presione por cualquier medio a un ciudadano o a un extranjero habilitado por la ley, con el fin de obtener apoyo o votación por determinado candidato o lista de candidatos, voto en blanco, o por los mismos medios le impida el libre ejercicio del derecho al sufragio, incurrirá en prisión de cuatro (4) a nueve (9) años y multa de cincuenta (50) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

En igual pena incurrirá quien por los mismos medios pretenda obtener en plebiscito, referendo, consulta popular o revocatoria del mandato, apoyo o votación en determinado sentido, o impida el libre ejercicio del derecho al sufragio.

La pena se aumentará de la mitad al doble cuando la conducta sea realizada por servidor público, cuando haya subordinación o cuando se condicione el otorgamiento o acceso a beneficios otorgados con ocasión de programas sociales o de cualquier otro orden de naturaleza gubernamental.”

El médico Gabriel Cubillos, director de la Clínica de la Obesidad y Envejecimiento, envió amenaza a trabajadores que vayan a votar por Gustavo Petro el próximo 19 de junio.FOTOS: Capturas de pantalla de Twitter (@AndresCamiloHR) Petro llega a la presidencia
Petro llega a la presidencia y hay amenazas por parte de empresarios a sus empleados

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.