Opinión

¿Qué pedimos? ¡Soluciones!

Por: Sandra Oróstegui 

“Según cuentan los historiadores, la razón principal para que los criollos se rebelaran contra el régimen español, en los tiempos de la colonia, fueron los excesivos impuestos.”

Sandra Liliana Orostegui

 

y calificaron como una “metástasis de la bobada” la propuesta de Paloma Valencia de poner un impuesto del 20%, sobre el salario, a los egresados de las universidades públicas. Entiendo que Tola y quieren plantear con sarcasmo que la propuesta es una muestra más de la extrema idiotez que caracteriza a la senadora Valencia. Sin embargo, si miramos la historia de nuestro país, la reciente y la originaria, Colombia ha sido un país en el que los ingresos de la nación han corrido por cuenta de los bolsillos de los contribuyentes.

Según cuentan los historiadores, la razón principal para que los criollos se rebelaran contra el régimen español, en los tiempos de la colonia, fueron los excesivos impuestos. Por eso gritaban, “viva el rey, abajo el mal gobierno”. Para los criollos, el problema eran los funcionarios con su fisco opresivo.

Después, un famoso texto de Fernando Vallejo, “El monstruo bicéfalo” cuestiona que en Colombia se cobraba impuesto a la guerra, luego, impuesto a la paz, impuesto a los que se iban, impuesto a los que estaban solteros…

Vale la pena recordar que el 16 de noviembre de 1998 el gobierno nacional expidió el decreto 2331 para gravar con un 2×1000 todas las operaciones bancarias. El decreto decía que se trataba de un asunto temporal: hasta el 31 de diciembre de 1999. Ya todos sabemos que no solo no fue temporal, sino que se duplicó.

Lo cierto es que en lugar de promover un sistema de producción, de incentivar unos cambios estructurales o de plantear transformaciones profundas a la catástrofe que vivía el país a finales del siglo pasado, lo que se plantea es sacar del bolsillo de los colombianos el dinero para sostener las finanzas.

Por eso, cuando la senadora Paloma Valencia propone un impuesto para salvar las finanzas de la educación superior, pues en realidad no puede resulta ni idiota, ni asombroso. Llevamos 200 años de historia de un país en el que lo único que se les ha ocurrido a los dirigentes políticos ha sido crear impuestos. En Colombia, los problemas, tal como lo ven los líderes son sólo financieros, y las , por supuesto, también lo son. ¿Cómo resolver un problema de falta de dinero en una sociedad liberal, no socialista, alejada del horripilante castrochavismo? Poniendo a que todos pongan.

Yo no sé a ustedes, pero eso me suena absurdo.

También te puede interesar: No Es Fácil 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *