Opinión

Las 7 cuestiones incómodas que debes saber de Álvaro Uribe Vélez

Por Alexander Quiñones Moncaleano

“El poder de es incuestionable: este hombre ha puesto a temblar a todas las instituciones del país, a todas les ha metido mano, hasta al Banco de la República que es de los entes más independientes que tiene la nación.”

 

Álvaro Uribe llegó a la presidencia de el de agosto de 2002 GETTY IMAGES

 

En Colombia hay personas dedicadas casi que 24/7 haciendo resistencia a un líder que hace más tres décadas le ha venido haciendo daño al país desde diferentes flancos. Personas que han escrito libros, decenas de artículos, puesto su vida en peligro al dedicarse a hacerle frente a este mal que se extiende por el país que se incrustó en su terreno, que es casi imposible de erradicar. Muchos han sido quienes lo han comparado con un cáncer que ya hizo metástasis. Uribe Vélez es un animal político indiscutible, pero tiene mucho que aclararle al país.

Entre los hombres y mujeres que se han dedicado a enfrentar a este líder están: Claudia López, María Antonia Pardo, María de la Torre, Mónica RodríguezGonzalo Guillén , Juan Trujillo, Daniel Coronell, Julián F. Martínez . Todos con pruebas documentadas que no pueden ser controvertidas, sino que se caen por el peso y la fuerza que tienen. Álvaro Uribe es de esos hombres que tiene una carrera controvertida desde sus inicios y fue creciendo esa controversia.

El poder de Álvaro Uribe Vélez es incuestionable: este hombre ha puesto a temblar a todas las instituciones del país, a todas les ha metido mano, hasta al Banco de la República que es de los entes más independientes que tiene la nación. Hoy por hoy ha tenido el cinismo de presentar un proyecto de ley que pide unificar las Cortes, para arreglarlas a su antojo, y poder detener la investigación que una de esas cortes lleva contra él.

Uribe es un hombre de amores y odios, nunca de medias tintas, ama u odia, pero cuando ama, lo hace de esa manera malsana que impide cualquier juicio en contra de él. Su perfil psicológico ha sido analizado por varios especialistas del país, y han encontrado que en él predomina la megalomanía, los rasgos sociópatas y una marcada escisión de personalidad. Para él, el asunto es los que están contra él y los que están con él. Con el poder que tiene ha sido capaz de formar un ejército de seguidores fieles a quienes ha logrado poner en lugares estratégicos de la vida pública nacional: medios de comunicación, empresas, en las diferentes ramas del poder. A Colombia la podemos ver como un fuerte uribista, hecho a puro pulso por un hombre que lleva sobre sí muchas verdades incómodas que sus seguidores no quieren ver. Yo creo que en un futuro no muy lejano, podremos ver a muchos de estos seguidores fieles como sujetos vergonzantes, es decir, uribistas que van a negar a su líder de barro porque ya no va a ser posible defenderlo sin ser también cómplice de sus delitos.

Álvaro Uribe es un hombre de 66 años de edad, nacido en Medellín, con un caudal político que cualquier Vargas Lleras envidiaría. Ha sido dos veces presidente de la República y ha logrado poner a dos sujetos en la presidencia. El primero lo traicionó y se convirtió en su peor enemigo: para Uribe, Juan Manuel Santos ha sido el peor de los colombianos, gracias a que no siguió sus directrices de dios de aldea. El otro acaba de llegar a la casa de Nariño, y parece que no va a decepcionar al presidente eterno; tanto así que es conocido por la pública como la marioneta de Uribe.

Vamos a hacer una lista de las siete incómodas cuestiones de Uribe que todos sabemos y muchos colombianos no quieren aceptar, porque aceptarlo sería reconocer que Álvaro Uribe es un delincuente. Hace un par de semanas trató de callar a Gustavo Petro por llamarlo delincuente y le puso una acción de tutela que fue desestimada como también fue desestimada la que le puso al periodista Gonzalo Guillén.

Vámonos con la lista, que podría ser más larga pero que ustedes pueden agrandar en los comentarios y que por espacio la vamos a limitar a siete:

  1. La vida de Álvaro Uribe ha estado marcada desde su nacimiento con actividades non sanctas, pues su padre Alberto Uribe Sierra, al parecer tuvo siempre relaciones con el   y las mafias locales de Medellín. Como lo ha denunciado el periodista Julián F. Martínez: “El crimen del padre de Álvaro Uribe está lleno de matices que jamás investigó la justicia. Como el ajuste de cuentas del Cartel de Medellín.”

2. En 1982 fue destituido de la alcaldía de Medellín por el gobierno de Belisario Betancourt.

3. Uribe tiene investigaciones pendientes en varias masacres del país, como son las masacres de El Aro y la Granja.

Las masacres que salpican a Álvaro Uribe: aquí la historia y testimonios

4. Una gran mayoría de sus lugartenientes o colaboradores están presos o prófugos de la justicia: Andrés Felipe Arias, Mario Uribe, Mauricio Santoyo, Diego Palacio, María del Pilar Hurtado, Jorge Noguera, Sabas Pretelt de la Vega.

lasillavacia.com

5. Está implicado en casos de manipulación de testigos, amenazas y chuzadas a diferentes personas e instituciones del país. Las famosas chuzadas hechas por el Departamento Administrativo de Seguridad a una larga lista de periodistas, jueces, opositores del gobierno.

6. Parece sin importancia, pero tiene la esencia de lo que representa Uribe en la sociedad colombiana: al parecer se quedó con la cuenta oficial de la Presidencia de la República. Uribe Vélez En La Mira De La Opinión Pública Por Quedarse Con La Cuenta Oficial De Twitter

7. La última y que evidencia con fuerza el talante uribista son las más de 276 investigaciones que tiene Álvaro Uribe Vélez que ni avanzan ni se hunden.

Colombia está a la espera de que se resuelva a favor o en contra de este carismático y dudoso líder que ha tenido el país los últimos siete lustros. Perú hizo lo propio con su caudillo, falta ver hasta donde más llega el uribismo en sus pretensiones de quedarse en el poder por los siglos de los siglos. Por lo que podemos ver se van a demorar en salir del poder y su influencia permanecerá en todas las esferas del país. Lo que sí podemos ver es que no le faltarán opositores que quieran defender la democracia.

Otra columna de Alexander Quiñones Moncaleano : La Horda De Delfines Que Viven De Una Herencia Maldita

 

 

 

 

 

 

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *