Opinión

A PROPÓSITO DEL MINISTERIO DE FAMILIA    

Los conservadores colombianos, quieren, y los alabo, defender la . Ayer escuchaba que  el modelo a nivel mundial, es la de de Nazaret.
Quedé preocupada porque todos la miran con un romanticismo que raya en la historia de una novela rosa. Me explico, se les olvida que María estaba comprometida, pero no casada cuando concibió. José muerto de la tristeza, decidió repudiarla en silencio y solo cuando le floreció el cayado y se le apareció un ángel en sueños, pudo creer que el niño que María esperaba, era hijo de Dios.
María fue madre soltera por unos meses y sospecho que los papitos, Santa Ana y San Joaquín, murieron pensando que su hija se había comido los dulces antes del recreo.
La ha tenido muchos problemas para afirmar que jamás la conoció varón. Presentan a José como un viejito prostático que no tuvo ningún inconveniente en  largarse con María para Belén, tener el hijo en un pesebre, para luego salir corriendo hacia Egipto mientras el rey Herodes el Grande, gobernó en Israel.
Sospecho que el regreso a Nazaret no debió ser muy grato por haber dejado tirados a los chiniticos del matrimonio anterior.
Pero Dios no se quedó ahí. José se murió y Jesús, en una sociedad pacata, en un pueblo chiquito y a los treinta años, no se había comprometido. Libre como el viento ¿Ustedes se imaginan la habladuría de los vecinos? De gay no lo bajaron. Fuera de eso, dejó a su madre tirada porque le dio por ser el mesías.
¡Inaudito! ¡Qué escándalo! Un tipo raro y pésimo hijo, fuera de loco. Ordoñez lo hubiera declarado mamerto libertario, castro chavista enmermelado y Lo crucifica al instante.
La historia no es rosa. La historia consta de las opciones que el ser humano asume para vivir su realidad. Ser godos y pacatos nos llevan a cerrarnos a esta cruda verdad. Cuidamos al feto y abandonamos al niño. Cuidamos el matrimonio y sometemos a hombres y a mujeres a vivir un infierno porque hay que tener “paciencia”. Y qué decir de aquella que se divorció y se volvió a enamorar. Esa no puede volver a comulgar, la condenamos por sinvergüenza, digna de asarse eternamente en la paila del infierno. Cada día comprendo más aquello de: “La ley se hizo para el hombre, no el hombre para la ley”.
También te puede interesar: EL Banquero del ADN 
Vamos a cuidar la familia, dicen, pero ¿Cuál? Debemos asumir que existe un gran porcentaje de madres solteras, debemos asumir que existe la familia diversa. Yo creo que hay que cuidar la juventud, condenan y persiguen al jíbaro, pero no cierran los antros, bares, etc., que existen alrededor de las instituciones escolares. Soy testigo de la gran lucha que libran las universidades por cerrar ese tipo de establecimientos. Fernando Hinestrosa, hombre poderoso rector de la Universidad Externado de Colombia, profesor de la mitad de los togados de este país, no pudo erradicar este flagelo. Impulsamos las industrias licoreras porque gracias a ellas, tenemos deporte, salud y educación.
Los propietarios de la industria del vicio en Colombia son muy poderosos. Pueden con todo, y nadie los toca. Me pregunto ¿Será que los que condenan los tatuajes, la droga y el sexo, son los dueños de los antros y el vicio?
Invito a que reflexionen,  a darse la pela y acabar con todo el engranaje que se enriquece a costillas de la muerte, dejen de culpar a los demás por los males sociales. He visto a padres y madres, morir en vida por la drogadicción de sus hijos ¿Cómo se logra ser mamá de tiempo completo y a la vez, realizarse como profesionalmente, en una sociedad machista, que considera que la jornada laboral debe ser diferente a la escolar? Vaya usted y pida permiso en la organización donde labora, para atender a su hijo enfermo. Trate usted de criar un hijo gay o uno con cualidades especiales en esta sociedad inhumana e indiferente. Colombia está lleno de héroes que tratan de parir hijos para la vida y nunca para la guerra, la injusticia o los vicios. No he visto el padre que se sienta muy orgulloso por tener un hijo muerto en vida o ultimado a balazos. ¿De veras creen que estableciendo un para la familia se acabó el problema y nos ponemos todos a rezar?
no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *