Opinión

A propósito de la Ignorancia de Rafael Nieto Loaiza

Por Martha Elena Rangel

Durante 200 años nos han gobernado pelafustanes a los que no le cabe el país en la cabeza. Claro, cómo va a ser si no lo conocen. Para ellos Colombia se compone de Antioquia, la región caribe (por ser la más cercana a los gringos) Cundinamarca, Popayán, Cali, Yumbo Santander y Boyacá, y este último departamento se salvó de vainas, gracias a la batalla libertadora. 

 

Rafae lNieto

Me conmueve la perorata de este ex-viceministro colombiano, porque cada vez demuestra que su elocuencia está basada en decires, rumores, que toma sin leer, profundizar o verificar. La frase que cita pertenece al famoso “Los diez No puedes”, atribuidos erróneamente a Abraham Lincoln. La verdad es que el autor es considerado el primer líder motivacional,  William John Henry Boetcker (1873 – 1962) Pastor de origen alemán, gran admirador de Max Weber y del espíritu del capitalismo. A él también se le atribuyen “Los siete crímenes de Estado” y son los siguientes:

  1. No pienso.

  2. No sé.

  3. No me importa.

  4. Estoy demasiado ocupado.

  5. Dejemos las cosas como están.

  6. No tengo tiempo para leer ni descubrir.

  7. No me interesa.

Claro, el señor Loaiza no los debe conocer porque atacan directamente la plataforma y el accionar político de nuestros mediocres capitalistas. Esos 7 crímenes de estado los han cometido diariamente por más de doscientos años.

  1. No Pienso: Si por lo menos utilizaran la astucia, se darían cuenta que nunca es justificable una masacre, un asesinato, o una injusticia, porque tarde o temprano el pueblo pasa factura. Cuando la clase dirigente utiliza el estado solo para beneficio de sus propios intereses, genera odio, desigualdad y la necesidad de rebelarse. Es natural por lo tanto que los más desamparados, luchen por sus propios derechos ¿No fue así que se generó la revolución burguesa?

  2. No sé: Durante 200 años nos han gobernado pelafustanes a los que no le cabe el país en la cabeza. Claro, cómo va a ser si no lo conocen. Para ellos Colombia se compone de Antioquia, la región caribe (por ser la más cercana a los gringos) Cundinamarca, Popayán, Cali, Yumbo Santander y Boyacá, y este último departamento se salvó de vainas, gracias a la batalla libertadora. En cada uno de esos sitios, se ha enquistado una oligarquía parásita que vive ancestralmente de favores, del Estado y una que otra empresita. Si las necesidades en estas regiones que han puesto los presidentes consuetudinariamente, están insatisfechas, no hay servicios públicos, a duras penas se están construyendo las famosas 4 G y la educación está abandonada, qué decir de Vichada, Cauca, Amazonas, etc. No sé…Abandonadas a su propia suerte.

  3. No me importa: La ambición desmedida por el dinero, se nutre a diario del que me importa. Que me importa que algunos mueran de hambre, que me importa si se mata un ser humano para lograr los objetivos, que me importa que la salud sea una desgracia. Ese que me importa, atiza el fuego de la lucha de clases a la que mis oligarcas putrefactos le tienen miedo.

  4. Estoy Demasiado Ocupado: Para escuchar al otro, para besar al amado/a, para trabajar, para hacer la paz, para construir sociedad. Muy ocupado robando y ordeñando el erario.

  5. Dejemos las cosas como están: Tal cual. Sigamos en guerra, matemos líderes sociales porque son guerrilleros, y eliminemos a defensores de derechos humanos, le estorban al progreso. La cosa es que no nos dicen para el progreso de quién, cuántos y cómo. Como tenemos posibilidades de paz, entonces inventan una nueva guerra.

  6. No tengo tiempo para leer y descubrir: Un oligarca de derecha solo lee novelas rosa, porque si de veras estudiara, sociología, derecho, historia o filosofía , sería de izquierda. Nadie en su sano juicio puede abrazar la injusticia y la inequidad como bandera, si de alguna manera tiene

  7. No me interesa: La oligarquía colombiana, para bien suyo, han sentido que nacieron con el sagrado deber de gobernar. Suyos son los privilegios, suyo la producción, suyos los impuestos, suyo el porvenir. Basan su discurso en la libertad, la seguridad, la prosperidad y la movilidad social. Trabaje duro y obtendrá la recompensa, dicen. Lo que no cuentan es que si usted desea enriquecerse, debe acudir a la ilegalidad, porque competir contra Sarmiento Angulo o Ardila Lule es imposible. Usted debe pagar su prosperidad con su salario, si no le alcanza, de malas, deje de ser arribista y confórmese con su situación porque nada es gratis en esta vida.

El Pastor William John Henry Boetcker murió convencido que el trabajo duro rendía frutos y uno de ellos era el éxito. Lástima no conoció la teoría de la estrategia global, no conoció la pobreza. Se encaramó en el trono de su éxito y decidió cerrar los ojos a la injusticia que a diario generaba los siete crímenes de estado. Como parecido a la posición de las en Colombia.

También te puede interesar: El Discurso Oligarca: La Legitimidad Y Validez

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *