Cultura

Nuestro primer día en Rusia 2018

Por Alexander Quiñones Moncaleano

Tomado de Las2orillas

Hoy el país vio perder a su querida selección Colombia y se sufrió por eso, sin embargo, no venimos a hablar de eso, sino de y sociedad. Algo que nos caracteriza y nos une a muchos de nosotros como si de un gen se tratase.

Hoy se conocieron varios videos haciendo o ejerciendo ilegalidad o insultando a otros congéneres. Así nos damos a conocer en el exterior y en el interior, bueno no todos, pero como diría mi santa abuela: justo por pecadores.

Los son conocidos en el mundo por El Cartel de Medellín, por la coca, y por ser unos “vivos” de miedo y justamente hoy a los que se vio metiendo trago en unos binoculares eran paisas, acompañados de una mujer hermosa, una mujer florero, aplaudiendo a su macho.

Se puede decir mucho, se puede derramar tinta y hacer un tratado sociológico sobre lo que vimos hoy, pero solo quiero señalar dos cosas, o mejor preguntar dos cosas: ¿por qué nos gusta tanto la cultura de la ilegalidad? y ¿cómo hacer para cambiar esa situación?

El otro video trata del irrespeto y el creernos chistosos cuando no lo es, repitan conmigo: no lo es. Es profundamente irrespetuoso y ofensivo. Nada empático y abusivo, pues te estás aprovechando de otro ser humano que te abre las puertas de tu corazón y tu pasas a cagarte en su sala y se te dejan terminas en la cama. El humor colombiano, muy al estilo de Azcaráte debe ser superado pues es burdo y vulgar. nada inteligente.      

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *