La conmovedora historia del niño ucraniano de 11 años que llegó a Eslovaquia solo con un teléfono escrito en la mano

La madre del niño ucraniano de 11 años lo metió en un tren rumbo a Eslovaquia porque se tenía que quedar en su casa para cuidar de su madre, con discapacidad.

La guerra, sus dramas y sus narrativas, se deben contar, y visibilizar. Hoy la historia de un niño ucraniano de 11 años que llegó a Eslovaquia solo es la historia que se reescribe en medios de comunicación. Venía de la ciudad de Zaporiyia, la ciudad con la central nuclear que fue bombardeada por el ejército ruso. 

El niño fue montado en un tren por su madre quién no pudo viajar porque debía cuidar a su mamá que tiene una discapacidad que no le permite desplazarse, su padre no puede salir del país debido a la restricción  que pesa sobre los hombres de 18 a 60 años. La mediática ciudad de la central nuclear está  ocupada por los rusos desde el viernes 4 de marzo de 2022. Todo ucranianoi desea salir de la ciudad, así que al niño ucraniano de 11 años no le quedó más remedio.

“Llegó solo desde Zaporiyia (donde se encuentra la planta nuclear atacada por los rusos esta semana) porque sus padres se tuvieron que quedar en Ucrania”, declaró la portavoz de la policía, Denisa Bardyova, a la agencia AFP.

El perfil oficial de la policía de Eslovaquia publicó un elocuente mensaje diciendo que había recibido al niño ucraniano y que está bien de salud, y seguro. Un recibimiento emotivo y lleno de alegría.

“Estoy muy agradecida por que le hayan salvado la vida a mi hijo”, declaró este domingo la mujer, Yulia Pisetskaya, en un mensaje de video publicado en Facebook.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.