Estados Unidos

New York quita el monumento del médico que ensayó con esclavas negras    

Redacción
El Shabbat

Los activistas llaman la atención que las proezas científicas del Marion Sims en el siglo XIX se basan en experimentos a mujeres afroamericanas, sin anestesia y sin su consentimiento. 

El monumento del médico James Marion Sims ha sido retirada de su pedestal en Central Park en . Reconocido en como el fundador de la ginecología moderna, durante mucho tiempo fueron menos notables las prácticas sobre las que se basaron los avances que consiguió. Activistas han denunciado durante años que sus logros se basaron en experimentos con afroamericanas y por eso reclamaron al ayuntamiento la retirada de la estatua. Meses después de la creación de una comisión para que estudiara el caso, su retirada se hizo efectiva este martes.  

Hasta Central Park se llegó un grupo de individuos que se abrazaban y festejaban que Sims dejara de tener un puesto entre los hombres y mujeres ilustres que llenan el paisaje del parque. “Es importante reconocer que sus contribuciones realmente ocurrieron a expensas de mujeres que no pudieron dar su consentimiento” dijo Bernadith Russell, una doctora afroamericana del hospital New York-Presbyterian, que acudió a ver cómo los funcionarios retiraban la estatua con una grúa. “Reconozco sus contribuciones, pero es como si Josef Mengelehubiese logrado avances en el campo de la medicina. No pondríamos una estatua suya debido a cómo obtuvo esa información”, añadió en declaraciones a AFP, en referencia al médico nazi que realizó crueles ensayos con prisioneros en el campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.

Nacido en Carolina del Sur, Sims estudió medicina y la practicó en una sociedad todavía esclavista en Alabama entre 1835 y 1849. Allí, según prueba en sus cuadernos, llevó a cabo operaciones a una decena de esclavas. Posteriormente se desplazó a Nueva York, donde fundó el primer hospital para mujeres en 1855. Fue pionero en la intervención de fístula y también fue el inventor del espéculo y otros instrumentos médicos que se utilizan actualmente. Sin embargo, sus experimentos con esclavas , sin anestesia y sin su consentimiento, han planteado cuestiones éticas y rechazo por parte de los activistas de los derechos humanos.   

La reflexión sobre la estatua de Sims y otras esculturas de la ciudad de New York surgió después de los enfrentamientos en una protesta de supremacistas blancos en Charlottesville (Virginia), en agosto de 2017, en contra la retirada de una estatua del general confederado Robert Lee, en la que murió una joven antirracista. Estos enfrentamientos abrieron el debate nacional sobre los símbolos de la guerra de Secesión que todavía siguen presentes y han dividido a la población entre los que piden su retirada porque son considerarlos racistas -el sur era favorable a mantener la esclavitud- y quienes opinan que forma parte de la historia del país.

Símbolos polémicos 

El alcalde de New York, el demócrata Bill de Blasio, creó un comité  a la que le dio la tarea de hacer un informe sobre los símbolos en la ciudad que han generado controversia. Los siete miembros votaron a favor de la retirada del monumento de Sims, al que habían arrojado pintura roja en señal de protesta en varias ocasiones. La escultura será llevada al cementerio de Gree-Wood en Brooklyn donde está enterrado el doctor.  

El comité neoyorquino finalmente decidió mantener las estatuas de Cristóbal Colón, la del expresidente estadounidense Theodore Roosevelt -montado a caballo y acompañado a pie por un nativo estadounidense a un lado y un afroamericano al otro- y una placa dedicada a Philippe Pétain, un militar francés que luchó en al Primera Guerra Mundial y luego colaboró con los nazis. No obstante, el Ayuntamiento agregará una leyenda explicativa con más contexto histórico.   

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *