#Fotos: Dos militares muertos en desfile de la Feria de las Flores: ¿quién responde?

En total, cuatro soldados participaron del espectáculo, dos en cada bandera Foto: Jaiver Nieto / EL TIEMPO


El Shabbat 



En declaraciones del Comandante de la Fuerza Aérea la investigación la tiene la Fiscalía General de la Nación y un grupo de expertos de la . Los resultados deben estar listos a mas tardar el viernes. Y será el mismo general Ramsés Rueda, comandante de la FAC quien presentará los resultados personalmente.

Las familias de las víctimas, porque eso son, no héroes como nos han venido diciendo, quieren celeridad en las investigaciones y la sociedad civil se ha manifestado en contra del bochornoso espectáculo, que por lo demás es innecesario arriesgar la vida de los integrantes de la Fuerza Pública  en espectáculos circenses.

El hecho ocurrió hacia las tres de la tarde del domingo, cuando ya había iniciado el desfile. Los soldados colgaban de una cuerda de seguridad y cada uno sostenía uno de los extremos de la bandera. Por razones que aún son materia de estudio ambos perdieron el control y al parecer la cuerda que era su única protección se soltó, haciéndolos caer al vacío y produciendo su muerte instantánea.


Las víctimas fueron identificadas como Jesús Mosquera, suboficial Técnico Subjefe, y Sebastián Gamboa Ricaurte, Técnico Cuarto.


“La Fuerza Aérea Colombiana lamenta profundamente la pérdida de dos valientes hombres pertenecientes a la especialidad de Seguridad y Defensa de Bases Aéreas, integrantes de los Comandos Especiales Aéreos del Comando Aéreo de Combate No. 5 de Rionegro, Antioquia, quienes fallecieron en un accidente ocurrido sobre la cabecera de la pista del aeropuerto Olaya Herrera de la ciudad de Medellín”, señaló el comunicado.
el general Ramsés Rueda, comandante de la FAC, manifestó que “no se descarta la posibilidad de que un agente externo haya sido causante de la ruptura de la cuerda y eso hace parte del enfoque que tiene el equipo investigador”.
El Ejército Nacional tiene que suspender esta clase de espectáculos y proteger a sus integrantes. Se espera una demanda contra el Estado por responsabilidad administrativa y posible homicidio culposo. Quedan muchas preguntas por responder y la sociedad civil exigir que se esclarezcan los hecho de manera pronta.
En redes pudimos ver como este tipo de espectáculos se realizan en otros países sin poner en riesgo la vida de ningún ser humano.
Según información oficial del Ejército , las víctimas mortales fueron identificados como los suboficiales Técnico Subjefe Jesús Mosquera  y Técnico Cuarto Sebastián Gamboa Ricaurte, ambos hombres pertenecientes a la especialidad de Seguridad y Defensa de Bases Aéreas, integrantes de los Comandos Especiales Aéreos del Comando Aéreo de Combate No. 5 de Rionegro, Antioquia. De acuerdo con voceros del , de Medellín, mientras una de las aeronaves se disponía a aterrizar, los uniformados que sostenían la bandera de Colombia cayeron desde el aire en la cabecera de la pista del aeropuerto y perdieron la vida.
Imagen

 

El abogado penalista Juan Trujillo nos dio su opinión del accidente:  «Considero que estamos frente a un posible caso de homicidio culposo, porque al parecer la muerte ocurrió por una grosera infracción al deber objetivo de cuidado y los responsables del operativo, debieron haberlo previsto por ser previsible, o habiéndolo previsto, confiaron en poder evitarlo.
Significa que los responsables del operativo habrían causado la muerte de los militares, por negligencia.
Al ser un espectáculo aéreo en el que también se ponía en riesgo a la población civil, debía redoblarse la seguridad.
Según el ejército, el gancho de anclaje y la cuerda de donde se sujetaban los militares, podían aguantar el peso, así como los otros dos ganchos que aguantaban 2.500 libras. Pero se confió negligentemente en esos cálculos y no se previó ningún tipo de seguridad mínima adicional, como lo pudiera ser un paracaídas, un cable adicional o cualquier otra medida adecuada.
Sin embargo, me temo que el resultado de las investigaciones concluirán, en que la culpa es de las propias víctimas o que fue un sabotaje de un “Mocho”, un “Guacho”, o de cualquier bandolero del ELN.»
Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*