Médica Juliana Rojas Neira: “dan ganas que vengan las autodefensas para “acabar con unos 1000 indios”

Médica Juliana Rojas Neira

Médica Juliana Rojas Neira: “pero dan ganas que vengan las autodefensas para “acabar con unos 1000 indios, así poquitos nada más para que entiendan…ai yo supiera dinde tengo que dar plata para que esto pase, allo voy volando, si alguien sabe me avisa.”

Este fue el chat que se filtró y que hizo público Noticias Uno. En menos de dos horas viralizaron el asunto y usuarios de las  redes sociales pedieron que la Sra Juliana la castigaran de manera ejemplar. Ya desde lo legal, o desde lo institucional. La clínica Imbanaco se pronunció tímidamente sobre el asunto. Diciendo que las opiniones de sus empleados o colaboradores no reflejaba lo que ellos profesaban como valores en una sociedad democrática. No fue suficiente.

La situación creció a tal punto que la institución médica salió a notificar la desvinculación de Rojas Neira de sus labores como profesional de la salud. La Médica también sacó un comunicado pidiendo disculpas a los indígenas y a la sociedad ene general a la que había ofendido.

Hay colombianos que piden que intervenga el comité de ética médico y le retiren su tarjeta profesional. Otros piden sanciones legales pues esto es un crimen de odio contra una minoría. Además de alentar al paramilitarismo que tanto daño le ha hecho a un país en guerra y barbarie sempiterna.

No es una opinión cualquiera

Esto no es una opinión cualquiera. Es una incitación clara a la violencia y a la guerra. Colombia sufre el fenómeno del paramilitarismo al menos en la historia reciente, de manera concreta y fuerte. Y esto no es un secreto. Y que un profesional de la salud salga a aupar este tipo de situaciones no puede pasar desapercibido.

Ella misma ha sido amenazada. Y ningún acto que promueva la violencia debe pasar desapercibido. Debe condenarse y debe tener consecuencias. Ella ya tiene el escarnio público y la sanción social. También acaba de perder su empleo. La pregunte queda expuesta: ¿debe haber más sanciones sobre Juliana Rojas Neira o ya es suficiente con las que ya ha tenido?

Médica Juliana Rojas Neira es un caso que se debe estudiar y exponer para que nuestra sociedad aprenda que este tipo de opiniones incendian el país. En ese tipo de opiniones hay una violencia y vandalismo grandilocuente. De ese tipo de opiniones y sus consecuencias debemos aprender para empezar a desmovilizar a los violentos que habitan nuestro territorio.

Estos pensamientos y opiniones expresados por la Médica Juliana Rojas Neira en una de las ciudades más afectadas por la violencia, como es Cali, debe ser puesto en los reflectores de la opinión pública para aprender de este tipo de errores y corregirlos.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *