Matanza de 1.428 delfines atlánticos en las Islas Feroe [Vídeo]

Matanza de 1.428 delfines atlánticos en las Islas Feroe.

Matanza de 1.428 delfines atlánticos en las Islas Feroe. Este fin de semana se conocieron imágenes de esta milenaria cacería. Esta caza tradicional que se lleva a cabo en el país durante siglos, es conocida como el Grindadràp. Estas islas son territorio autónomo de Dinamarca en el mar del Norte. Este “grind” o “grindadrap” consiste en rodear con embarcaciones un pequeño banco de cetáceos en una bahía y de ahí los pescadores que se han quedado en tierra los matan con cuchillos.

El gobierno local de las islas Feroe ha defendido la muerte de estos más de 1.400 delfines en un solo día durante esta caza tradicional, pese al malestar que suscita, incluso en este archipiélago nórdico. “No hay duda de que la caza de cetáceos en las islas Feroe es un espectáculo dramático para aquellos poco acostumbrados a cazar y a matar mamíferos. Sin embargo estas cacerías están bien organizadas y totalmente reguladas”, declaró a AFP un portavoz del gobierno de Torshavn.

Suelen ser ballenas piloto, también llamadas calderones, pero el domingo fueron 1.423 delfines de flancos blancos, cuya caza también está autorizada. Tuvo lugar en un fiordo cerca de Skala, en el centro del archipiélago. “No tenemos tradición de cazar estos mamíferos, suele haber unos cuantos en la caza, pero no solemos matar a tantos”, explicó un periodista de la televisión pública local KVF, Hallur av Rana. Según él, nunca se había realizado una captura de tal magnitud en el archipiélago.

Se trata de una tradición que se remonta diez siglos atrás. Los pescadores aseguran que la carne de delfín forma parte de su dieta. 

“Fue un gran error” la Matanza de 1.428 delfines

“Fue un gran error” la Matanza de 1.428 delfines, admitió el presidente de la Asociación Ballenera de las Islas, Olavur Sjurdarberg, Heri Petersen, quien preside la asociación de caza local Grind en la bahía donde ocurrió la matanza, y que explicó que demasiados delfines se reunieron en la bahía y muy poca gente estaba esperando en la playa para matarlos, y esto extendió su agonía: “Los delfines permanecieron en la playa retorciéndose demasiado tiempo antes de ser asesinados”.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *