Judíos

Los judíos: escritores, libros y letras: 30 judíos que han contado historias


ElShabbat


Por Alexander Quiñones-Moncaleano


Por eso la letra del judío es primordial y necesaria. Por eso los leemos. Y los seguiremos leyendo. Sobre todo aquellos que se han pronunciado contra los sionistas, aun viviendo en el detestable Estado de Israel


El pueblo judío es pueblo del , del libro . La ha acompañado al pueblo judío desde el principio de sus tiempos. Y aún hoy lo sigue haciendo. Es quizá que por ello los se han dedicado a las , a la ciencia. Y todo lo que tiene que ver con el conocimiento; sin hablar del dinero. En todos los países hay un judío dedicado a las letras, a la literatura. Son escritores, poetas, libretistas, novelistas y compositores. Es un pueblo que está hecho de letras y misterio. Les haré una larga lista de ellos a los que he leído y otros que está en lista de espera para poder leerlos.

La lista es larga, sus páginas están llenas de historia, magia, muerte, amor, odio, violencia, nostalgia y todas esas emociones humanas que nos acompañan a diario. El judío sabe de que está hecho el ser, el ser humano es un manojo de emociones y de historia. Y así lo cuenta el judío errante. Nació para errar y narrar. A todos y cada uno de ellos que he leído, los he leído cargado de un bulto, de un lastre. Que salieron a recorrer el mundo después de Babel. Salió Adán y Eva, de un Edén y se establecieron en el mundo, en sus caminos, en sus posadas, y en sus cruces para narrar el sufrimiento, el viaje, las alegrías y a contar el dinero que se acumulaba en la tierra.

Cuando lees un judío, estás leyendo al niño que se siente desamparado en el cumulo del lenguaje. La hermenéutica fue siempre su guía y su dolor. Los grandes y los fracasados se unen para contarnos del dolor, pero sobre todo de lo esencialmente humano, que tiene que ver no solo con el fracaso, el sufrimiento y el odio, sino de su antítesis el éxito, el placer y el amor.

Por eso la letra del judío es primordial y necesaria. Por eso los leemos. Y los seguiremos leyendo. Sobre todo aquellos que se han pronunciado contra los sionistas, aun viviendo en el detestable Estado de Israel, que veja a al pueblo de Palestina, a sus niños y mujeres; a sus hombres.

Los hombres a los que voy a mencionar se han dedicado a las letras, a la literatura y la filosofía.

 

1 Karl Marx

(en español comúnmente traducido como Carlos Enrique Marx; TréverisReino de Prusia5 de mayode 1818LondresInglaterra14 de marzo de 1883) fue un filósofoeconomistasociólogo,2​ periodistaintelectual y militantecomunista prusiano de origen judío.3​ En su vasta e influyente obra abarca diferentes campos del pensamiento en la filosofía, la historia, la ciencia política, la sociología y la economía; aunque no limitó su trabajo solamente a la investigación, pues además incursionó en la práctica del periodismo y la política, proponiendo siempre en su pensamiento una unión entre teoría y práctica. Junto a Friedrich Engels, es el padre del socialismo científico, del comunismo moderno, del marxismo y del materialismo histórico. Sus escritos más conocidos son el Manifiesto del Partido Comunista (en coautoría con Engels), El Capital y El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte.

Marx es normalmente citado, junto a Émile Durkheim y a Max Weber, como uno de los tres principales arquitectos de la ciencia social moderna,4​ y ha sido descrito como una de las figuras más influyentes en la historia de la humanidad, en 1999 una encuesta de la BBC fue votado como el “mayor pensador del Milenio” por personas de todo el mundo.56

Nacido en una familia de clase media acomodada en TréverisReino de Prusia, fue a estudiar a la Universidad de Bonn y en la Universidad Humboldt de Berlín, donde se interesó en las ideas filosóficas de los jóvenes hegelianos. En 1836, se comprometió con Jenny von Westphalen, casándose con ella en 1843. Tras la finalización de sus estudios, escribió para un diario radical, la Gaceta Renana (Rheinische Zeitung), donde comenzó a utilizar conceptos hegelianos de la dialéctica para influir en sus ideas sobre el socialismo. Se trasladó a París en 1843 y comenzó a colaborar con otros periódicos radicales, como los Anales Franco-Alemanes(Deutsch-französische Jahrbücher) y Adelante! (Vorwärts!), así como una serie de libros, algunos de ellos coescritos con Engels. Estuvo exiliado en Bruselas-Bélgica en 1845, donde se convirtió en una figura importante de la Liga de los Comunistas, antes de regresar a Colonia, donde fundó su propio periódico, la Nueva Gaceta Renana (Neue Rheinische Zeitung). Se exilió una vez más, en 1849 se trasladó a Londres junto con su esposa Jenny y sus hijos. En Londres, la familia se redujo a la pobreza, pero Marx siguió escribiendo y formulando sus teorías sobre la naturaleza de la sociedad y cómo creía que podría mejorarse, así como una campaña por el socialismo, convirtiéndose en una figura destacada de la Primera Internacional.

Las teorías de Marx sobre la sociedad, la economía y la política, que se conocen colectivamente como el marxismo, sostienen que todas las sociedades avanzan a través de la dialéctica de la lucha de clases. Fue muy crítico de la forma socioeconómica vigente de la sociedad, el capitalismo, al que llamó la “dictadura de la burguesía”, afirmando que se llevaba a cabo por las acaudaladas clases dueñas de los medios de producción para su propio beneficio. Teorizó que, como en los anteriores sistemas socioeconómicos, inevitablemente se producirían tensiones internas, producidas por las leyes dialécticas, que lo llevarían a su reemplazo por un nuevo sistema a cargo de una nueva clase social, el proletariado.7​ Sostuvo que la sociedad bajo el socialismo sería regida por la clase obrera en lo que llamó la “dictadura del proletariado“, “Estado obrero” o “democracia obrera”.89​ Creía que el socialismo sería, a su vez, finalmente reemplazado por una sociedad sin Estado y sin clases llamada comunismo. Junto con la creencia en la inevitabilidad del socialismo y del comunismo, Marx luchó activamente por la aplicación del primero (el socialismo), argumentando que los teóricos sociales y las personas desfavorecidas debían realizar una acción revolucionaria organizada para derrocar el capitalismo y lograr un cambio socioeconómico.

 

2 Amos Oz

(hebreo, עָמוֹס עוֹז; Jerusalén4 de mayo de 19391​-Tel Aviv28 de diciembre del 2018),23​ registrado al nacer con el nombre Amos Klausner, fue un escritor, novelista y periodista israelí, considerado como uno de los más importantes escritores contemporáneos en hebreo.4

Por su trayectoria literaria obtuvo el Premio Israel de Literatura (1988), el Premio Goethe de Literatura (2005) por su libro autobiográfico Una historia de amor y oscuridad y fue candidato varios años consec utivos al Premio Nobel de Literatura. Fue uno de los fundadores del movimiento pacifista israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora). Fue profesor de literatura en la Universidad Ben-Guriónde Beer Sheba, en el Néguev y miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes. En el 2007 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.5

Sus escritos exploran los conflictos y las angustias de la sociedad israelí contemporánea y, más concretamente, las tensiones y presiones que soportan las personas por la ideología, las fronteras geográficas y el pasado histórico brutal.

 

3 Franz Kafka

Escritor judío checo, cuya desasosegadora y simbólica narrativa, escrita en alemán, anticipó la opresión y la angustia del siglo XX. Está considerado como una de las figuras más significativas de la literatura moderna; de hecho, el término ‘kafkiano’ se aplica a situaciones sociales angustiosas o grotescas, o a su tratamiento en la literatura. Kafka nació en Praga (que entonces pertenecía al Imperio Austro-húngaro) el 3 de julio de 1883, en una familia de clase media. Su padre, un comerciante, fue una figura dominante cuya influencia impregnó la obra de su hijo y (según Kafka) agobió su existencia. En Carta al padre, escrita en 1919, pero publicada, como casi toda su obra, póstumamente, Kafka expresa sus sentimientos de inferioridad y de rechazo paterno. A pesar de lo cual, Kafka vivió con su familia la mayor parte de su vida y no llegó a casarse, aunque estuvo prometido en dos ocasiones. Su difícil relación con Felice Bauer, una joven alemana a la que pretendió entre 1912 y 1917, puede ser analizada en Cartas a Felice (1967). Los temas de la obra de Kafka son la soledad, la frustración y la angustiosa sensación de culpabilidad que experimenta el individuo al verse amenazado por unas fuerzas desconocidas que no alcanza a comprender y se hallan fuera de su control. En filosofía, Kafka es afín al danés Sören Kierkegaard y a los existencialistas del siglo XX. En cuanto a técnica literaria, su obra participa de las características del expresionismo y del surrealismo. El estilo lúcido e irónico de Kafka, en el que se mezclan con naturalidad fantasía y realidad, da a su obra un aire claustrofóbico y fantasmal, como sucede por ejemplo en su relato La metamorfosis (1915). Gregorio Samsa, el protagonista, un voluntarioso viajante de comercio, descubre al despertar una mañana que se ha convertido en un enorme insecto; su familia lo rechaza y deja que muera solo. Otro de sus relatos, En la colonia penitenciaria (1919), es una escalofriante fantasía sobre las cárceles y la tortura. Contraviniendo el deseo de Kafka de que sus manuscritos inéditos fuesen destruidos a su muerte, el escritor austriaco Max Brod, su gran amigo y biógrafo, los publicó póstumamente. Entre esas obras se encuentran las tres novelas por las que Kafka es más conocido: El proceso (1925), El castillo (1926), y América (1927). Pese a haber estudiado Derecho en la Universidad de Praga, Kafka encontró un trabajo en una compañía de seguros hasta que la tuberculosis le obligó a abandonarlo. Intento reponerse primero junto al lago de Garda y después en Merano, hasta que el 19 de abril de 1924 tuvo que internarse en el sanatorio de Kierling, cerca de Viena, donde murió el 11 de junio de 1924. © M.E.

 

4 Stefan Zweig

Escritor y pacifista austriaco, famoso sobre todo por sus biografías. Nació en Viena, en cuya Universidad estudió. A raíz del estallido de la I Guerra Mundial, Zweig se convirtió en un ardiente pacifista y se trasladó a Zurich, donde podía expresar sus opiniones. En su primera obra importante, el poema dramático Jeremías (1917), denunciaba apasionadamente lo que él consideraba como la locura suprema de la guerra. Después de la guerra Zweig se estableció en Salzburgo y escribió biografías, por las que se hizo famoso, narraciones y novelas cortas y ensayos. Entre estas obras destacan: Tres maestros (1920), estudios sobre Honoré de Balzac, Charles Dickens y Fedor Dostoievski y La curación por el espíritu (1931), donde da cuenta de las ideas de Franz Anton Mesmer, Sigmund Freud y Mary Baker Eddy. El ascenso del nazismo y el antisemitismo en Alemania llevó a Zweig, que era judío, a huir a Gran Bretaña en 1934. Emigró a los Estados Unidos en 1940 y después a Brasil en 1941, donde se suicidó llevado por un sentimiento de soledad y fatiga espiritual. Como escritor, Zweig se distinguió por su introspección psicológica. Omitiendo detalles no esenciales, fue capaz de hacer sus biografías tan entretenidas como una novela. Los últimos escritos importantes de Zweig incluyen las biografías Erasmus de Rotterdam (1934) y María Estuardo (1935), la novela El juego real (publicada póstumamente en 1944), y su autobiografía El mundo de ayer (1941). © M.E.

 

5 Elías Canetti

Nació en 1905 en Rustschuk, Bulgaria. Su lengua materna fue el ladino, un dialecto del español. En 1911 se trasladó con sus padres, judíos españoles, a Inglaterra. Allí aprendió el inglés con el que descubrió los grandes clásicos de la literatura universal. Luego de la muerte de su padre se instaló en Viena hasta 1938. Por ese motivo el alemán se convertiría en su lengua de creación literaria. A partir de 1939 vivió en Inglaterra. Narrador, dramaturgo, ensayista, premio Nobel en 1981, es autor de Auto de fe (1936), su primera y única novela, Masa y poder (1960), El otro proceso de Kafka (1969), La conciencia de las palabras (1975) y La lengua absuelta (1977), entre otros títulos. Escribió seis libros de notas y aforismos, Notas (1948), Toda esta admiración dilapidada (1960), La provincia del hombre (1972), El corazón secreto del reloj (1985), El suplicio de las moscas (1992) y Desde Hampstead (1994), que dejó listo para su publicación seis meses antes de su muerte. Las notas y aforismos se convirtieron en sus páginas más íntimas y generosas; su sabiduría es la de los grandes moralistas, una especie de fuerza unánime de vida en la cual saber, pensar y escribir no son sino las armas infalibles contra el odio y la muerte. © epdlp

 

6 Paul Auster

Novelista y poeta estadounidense. Auster nació en Newark, Nueva Jersey. Estudió en la Universidad de Columbia y después de trabajar en un petrolero durante un año se fue a vivir a Francia cuatro años. Volvió a Nueva York en 1974. Auster empezó su carrera escribiendo poesía y ensayos en las revistas New York Review of Books y Harper’s Saturday Review. En 1987 se ganó los elogios de la crítica por su libro de cuentos La trilogía de Nueva York. Después se pasó a la novela: El país de las últimas cosas se publicó en 1988, El palacio de la luna en 1989 y La música del azar en 1991, esta última llevada al cine en 1993 por el director Philip Haas. Sus novelas más recientes son Leviatán (1992) y Vértigo (1994). Su ficción se caracteriza por una desconcertante mezcla de realismo y fantasía, de lo normal y lo increíble, que sorprende al lector y confunde sus expectativas. También ha escrito una obra autobiográfica, La invención de la soledad, y un libro de poemas y ensayos, Cimientos (1990). En 1993 publicó El cuaderno rojo, y en 1994 colaboró en el guión de las películas Smoke y su continuación Blue in the face basadas en relatos suyos, con el director Wayne Wang. © M.E.

 

7 Ana Frank

Víctima alemana de la violencia nazi, nacida en Frankfurt del Main. Tanto ella como su familia, que eran judíos, abandonaron la Alemania nazi en 1933 y se establecieron en Amsterdam. En 1942, se ocultaron, junto con otros cuatro exiliados, en las habitaciones traseras y aisladas de un edificio de oficinas para evitar ser arrestados por las fuerzas de ocupación alemanas. El lugar de su escondite fue descubierto en 1944 y todos fueron detenidos. Ana falleció en el campo de concentración de Bergen Belsen en menos de un año. El Diario que escribió durante la época que pasó en Holanda, en el que describe con ternura sus dos penosos años de reclusión, se encontró en su refugio. Se publicó en 1947 y fue adaptado al teatro en 1956 (El diario de Ana Frank) por Frances Goodrich y Albert Hackett, y al cine, en 1959, por George Stevens. © M.E.

 

8 Primo Levi

Novelista, ensayista y científico italiano, superviviente del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau. Levi nació en Turín el 31 de julio de 1919 y estudió química en la universidad de aquella ciudad entre 1939 y 1941. Se encontraba trabajando en el terreno de la investigación, en Milán, cuando la intervención alemana en el norte de Italia, ocurrida en el año 1943, le empujó a unirse a un grupo judío de la Resistencia. Fue detenido y deportado al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en el cual sobrevivió desempeñando trabajos de laboratorio para los nazis. Retomó su carrera como químico industrial en 1946 y, al jubilarse en 1974, pudo dedicarse con más intensidad a la literatura. Entre los muchos libros que Levi escribió a lo largo de su vida destacan Si esto es un hombre (1947), que contiene su visión particular de lo inhumano de Auschwitz, La tregua (1958), en el cual describe su largo viaje de retorno a Italia a través de Polonia y Rusia, después de ser liberado, El sistema periódico (1975), un grupo de narraciones cortas en las que utiliza los elementos químicos como metáforas para caracterizar a distintos tipos de personas, y Si no ahora, ¿cuándo? (1982), una obra en la que describe el grupo de la Resistencia al que perteneció, y mediante la cual intenta refutar la idea de la pasividad de los judíos frente al nazismo. Levi se suicidó el 11 de abril de 1987, arrojándose al vacío, por el hueco de la escalera de su casa. © M.E.

 

9 Isaac Asimov

Prolífico escritor estadounidense, famoso por sus novelas de ciencia-ficción y por sus libros divulgativos sobre todas las ramas de la ciencia. Asimov nació en Petrovichi, Rusia. Su familia emigró a Estados Unidos cuando tenía tres años y se estableció en el barrio de Brooklyn, de Nueva York. Sus trabajos en las revistas de ciencia-ficción le llevaron a profesionalizarse como escritor literario y científico. Ingresó en la Universidad de Columbia a los 15 años y a los 18 vendió su primer relato a la revista Amazing Stories. Después de participar en la II Guerra Mundial, Asimov se doctoró en Bioquímica en 1948 y de 1949 a 1958 enseñó bioquímica en la universidad de medicina de Boston. Su primera novela de ciencia-ficción, Piedra en el cielo, se publicó en 1950 y su primer libro científico, un texto sobre bioquímica escrito con dos colegas, en 1953. A partir de 1958 se dedicó por completo a escribir. Firmó más de 500 libros para lectores jóvenes y adultos que, además de la ciencia-ficción y la divulgación científica, abarcan cuentos de misterio, humor, historia y varios volúmenes sobre la Biblia y Shakespeare. Entre sus obras de ciencia-ficción más conocidas se encuentran Yo, Robot (1950); La trilogía de la Fundación (1951-1953), de la cual escribió una continuación treinta años después, El límite de la Fundación (1982); El sol desnudo (1957) y Los propios dioses (1972). Entre sus obras científicas destacan Enciclopedia biográfica de la ciencia y la tecnología (1964; revisada en 1982) y Nueva guía a la ciencia (1984), una versión más reciente de su elogiada Guía científica del hombre (1960). Obras posteriores son La Fundación y la Tierra (1986), Preludio a la Fundación (1988) y Más allá de la Fundación (1992). En 1979 se publicó su autobiografía en dos volúmenes, Recuerdos todavía verdes. © M.E.

 

10 Zygmunt Bauman

Escritor polaco nacido en Poznan. Profeta del postmodernismo y de ascendencia judía, tuvo que abandonar su país, formándose en la URSS y regresando a Polonia tras finalizar la II Guerra Mundial. Se vio obligado a abandonar de nuevo Polonia en 1968, pasando a impartir docencia en la universidad de Tel Aviv y más tarde en la de Leeds (1971), de la que es profesor emérito de Sociología. Para Bauman la dominación política no se alcanza sólo a través de la legitimación de los valores sociales sino a través de la combinación de seducción y represión, procesos que estudió en La cultura como praxis (1973), Modernidad y Holocausto (1989) y en Eticas postmodernas (1993), una crítica que amplía en sus obras más recientes A la busca de políticos (1999) y Modernidad líquida (2000), centradas en el fenómeno de la desaparición del espacio público. A lo largo de su carrera, ha intentado desarrollar una sociología crítica y emancipadora. © epdlp

 

11 Isaac Bashevis Singer

Escritor estadounidense de origen polaco que escribió en lengua yiddish. Singer nació el 14 de julio de 1904 en Radzymin (Polonia), y emigró a Estados Unidos en 1935, donde se nacionalizó en 1943. Al poco tiempo de su llegada se incorporó al periódico neoyorquino en lengua yiddish Jewish Daily Forward. Su primera novela, Satán en Goray (1935) trata de la histeria religiosa y los pogromos del siglo XVII, en los que los judíos de Polonia fueron brutalmente asesinados por los cosacos. Otras novelas famosas son La familia Moskat (1950), la única de sus obras literarias en las que el elemento ficticio está ausente; La casa de Jampol (1967) y Los herederos (1969). En el patio de mi padre, autobiográfica, se publicó en 1966. Singer también escribió relatos muy imaginativos, como los publicados en Gimpel el tonto y otros relatos (1957). Fue galardonado con el National Book Award (Premio Nacional del Libro) por Un día placentero: Relatos de un niño que se crió en Varsovia (1973), uno de sus libros de literatura infantil. En 1978 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura por su “apasionado arte narrativo” que tiene sus raíces en la cultura polaco-judía. En 1982 publicó Relatos completos y en 1984 Relatos para niños. La famosa película, Yentl, se basó en su relato Yentl the Yeshiva Boy (1983). Meshugah, una novela corta sobre un grupo de sobrevivientes del holocausto que viven en Nueva York, se publicó en 1994, después de su muerte. La obra de Singer se caracteriza por la fuerza de su argumento, lleno de pasión por la vida y desesperación por las tradiciones que se pierden. Todos sus libros están ambientados en su pasado polaco y en las leyendas de los judíos y del folclore de la edad media europea. Él mismo tradujo muchas de sus obras al inglés. En 1984 se publicó su autobiografía, Amor y exilio: Memorias. © M.E.

 

12 León Trotsky

Teórico del marxismo y uno de los principales dirigentes del gobierno soviético hasta que fue expulsado y forzado al exilio por su rival, Iósiv Stalin. Trotski nació en Yákovka (Ucrania) el 7 de noviembre de 1879, en el seno de una familia de judíos rusos. Estudió en Odesa y Mykolayiv, en donde destacó por sus aptitudes intelectuales. Trotski se inició en la política en 1896, integrándose en los círculos del populismo (movimiento ideológico ruso partidario del socialismo agrario) de Mykolayiv, pero no tardó en adherirse al marxismo. Tras una breve estancia en la Universidad de Odesa, regresó a Mykolayiv en 1897 para fundar la Unión de Obreros del Sur de Rusia. Debido a su pertenencia a esta organización, fue detenido, encarcelado y condenado al exilio. Consiguió escapar de su destierro en Siberia en 1902, se trasladó a Europa y adoptó el seudónimo de Trotski (nombre de un carcelero que le había custodiado). Durante su estancia en el extranjero, se unió a Lenin, L. Mártov, Gueorgui Plejánov y otros miembros del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR) que editaban el periódico Iskra (La Chispa). No tardó en ascender en el seno del partido gracias a sus dotes dialécticas y a su brillante oratoria. Durante el segundo congreso del POSDR, celebrado en Londres en 1903, Trotski se opuso a las teorías de Lenin y los bolcheviques y se unió a los mencheviques, grupo moderado del POSDR. Sin embargo, no estableció fuertes vínculos con esta facción dado su talante independiente. Apartado de los principales dirigentes del partido, se apresuró a regresar a Rusia para participar en la revolución de 1905, en la que adquirió experiencia política gracias a su actuación como presidente del Soviet de San Petersburgo. Fue encarcelado en diciembre de 1905 y deportado a Siberia posteriormente; durante esta época, reconsideró las paradojas que representaba la revolución en un país tan atrasado como Rusia y manifestó sus reflexiones en dos obras, 1905 y Balance y perspectivas. Tras huir de Siberia en 1907, dedicó la siguiente década a defender sus ideas y se vio implicado en frecuentes disputas ideológicas. El inicio de la Revolución Rusa en marzo de 1917 (febrero, según el calendario juliano por el que se rigió Rusia hasta 1918) le sorprendió en Nueva York, donde colaboraba para un periódico ruso. Llegó a Rusia en el mes de mayo; una vez allí, no tardó en asumir la jefatura de la organización socialdemócrata interdistrital y se unió al Soviet de Petrogrado (el nuevo nombre que recibió San Petersburgo). Al cabo de varias semanas había adquirido una enorme popularidad por ser el dirigente más elocuente de la izquierda soviética. Ingresó en el partido bolchevique en el mes de julio y fue elegido miembro de su Comité Central. Se le nombró presidente del Soviet de Petrogrado en el mes de septiembre. Coincidió con Lenin sobre la necesidad de derrocar al Gobierno Provisional establecido tras la primera fase revolucionaria y luchó por conseguir apoyo para el levantamiento armado de los bolcheviques. Dado que Lenin tuvo que ocultarse, Trotski pasó a presidir el Comité Militar Revolucionario bolchevique, desde el cual guió con éxito la Revolución de noviembre (octubre). Ocupó el cargo de comisario (ministro) de Relaciones Exteriores en el gobierno soviético que se constituyó a continuación, y negoció la paz por separado con Alemania en Brest-Litovsk, que supuso el abandono ruso de la I Guerra Mundial. Posteriormente, actuó con decisión como comisario de la Guerra y a él se debe la fundación, promoción y dirección del Ejército Rojo, que consiguió una gran victoria durante la Guerra Civil rusa que sucedió a la revolución.

Trotski fue el principal líder del Politburó después de Lenin, que le consideraba excepcionalmente competente, y aunque apoyó sus principales innovaciones políticas, tenía sus propios proyectos con respecto a la industrialización de Rusia. Cuando Lenin se vio obligado a retirarse de la vida política en mayo de 1922, tras haber sufrido una apoplejía, Trotski no se encontraba en posición de asumir el control del gobierno. Nunca había sido un defensor de la política de partidos, y no consiguió impedir que la troika compuesta por Grígori Zinóviev, Liev Kámenev y Stalin se hiciera con el poder. Aunque Trotski se asignó a sí mismo la jefatura de una oposición de izquierdas poco unificada, sus polémicas diatribas no podían competir con la máquina burocrática del partido creada por Stalin. Sus adversarios políticos le destituyeron de su cargo de comisario de Guerra en 1925 y le expulsaron del Politburó en 1926; Stalin le envió al exilio a Asia central en 1928 y fue desterrado de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1929. Trotski pasó el resto de su vida buscando un lugar seguro desde donde hacer públicas sus feroces críticas al estalinismo. Vivió en Turquía, Francia, Noruega y finalmente se instaló en México, invitado por el general Lázaro Cárdenas, presidente del país, en 1937. Escribió numerosos ensayos, una autobiografía, Mi vida (1930), una Historia de la Revolución Rusa (1932), La revolución traicionada (1937), y numerosos artículos sobre los principales temas de la actualidad de su época (estalinismo, nazismo, fascismo o la Guerra Civil española). En la ciudad de México vivía en un auténtico palacete, defendido y guardado como fortaleza, con guardaespaldas armados. Mantuvo cordial amistad con el pintor mexicano Diego Rivera y con Frida Kahlo. El agente soviético Kótov, que desde México dirigía las operaciones contra Trotski, ordenó a Ramón Mercader, que había logrado infiltrarse en la casa como amigo de una de las secretarias, que acabara con él. Ramón Mercader, comunista español, y su madre Caridad Mercader, que conocía muy bien México, ya que había estado en misiones de apoyo a la República española, estaban a las órdenes de Kótov para penetrar en el círculo más próximo a Trotski y colaborar en su asesinato. Mercader atacó a Trotski el 20 de agosto de 1940 con un piolet, que hundió en su cabeza; pero éste pudo reaccionar enérgicamente y pidió ayuda. Mercader fue hecho preso y permaneció en la cárcel de México durante 20 años. Trotski falleció el día siguiente. Su energía ayudó a construir y, sobre todo, a salvar a la Unión Soviética durante su Guerra Civil. Sin embargo, carecía de habilidades como político, por lo que perdió en su enfrentamiento con Stalin. Los eruditos soviéticos antes de la desaparición de la URSS seguían considerando que Trotski fue un traidor al pensamiento estalinista que había intentado hundir a la Unión Soviética, tesis que la historiografía más reciente ha demostrado ser falsa. En cualquier caso, su pensamiento político, conocido como trotskismo, ha tenido una relevancia internacional propia considerable. © M.E.

 

13 Shmuel Yosef Agnón

Escritor israelí galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Apodado Czaczkes, nació en Galitzia, Polonia, dentro del Imperio Austro-húngaro. Publicó sus primeros poemas en hebreo y yidish, a la edad de 15 años. En 1910 se trasladó a Jerusalén. Con la excepción de dos estancias en Alemania, entre 1912 y 1932, Agnon vivió en Israel hasta su muerte. En 1935 fue el primer ganador del premio Bialik, el galardón literario más prestigioso de Israel. En 1966, con la poeta germanosueca Nelly Sachs compartieron el premio Nobel. Agnon destacó por su “arte narrativo profundamente original, basado en la vida del pueblo judío”. Su literatura, escrita en hebreo clásico y muy difícil de traducir, contiene numerosas leyendas judías. En ella se describe además la progresiva decadencia de las comunidades judías de Galitzia desde la juventud del autor hasta el comienzo de la I Guerra Mundial. Las obras ambientadas en Israel ilustran las diferentes visiones de los primeros colonos judíos asentados en Palestina, marcados por su carácter idealista y religioso, y la sociedad israelita actual, predominantemente laica. Entre sus obras más importantes figuran las novelas El ajuar de la novia (2 volúmenes, 1919) y Cuentos de Jerusalén (1959). © M.E.

 

14 Joseph Roth

Escritor nacido en 1894 en Volinia, en el imperio austrohúngaro (hoy Ucrania) de padres judios. Estudió en las Universidades de Lemberg y Viena y participó en la I Guerra Mundial, principalmente como periodista. Acabada la guerra viajó por toda Europa debido a su profesión. En 1932 publica La marcha Radetzky, su novela más aclamada, en la que describe a una familia en los años finales del imperio Austro-húngaro. El destierro a Francia en 1933 huyendo del nazismo y un alcoholismo cada vez más severo precipitan su muerte en 1939 de un colapso mientras hablaba con los amigos en su mesa habitual del Café Tournon, en París. © epdlp

 

15 Philip Roth

Escritor estadounidense representante de la “escuela judía” de la novela norteamericana. Nació en Newark (Nueva Jersey) y estudió en las universidades de Rutgers, Bucknell y Chicago. Enseñó inglés en las universidades de Chicago y de Iowa. Por su primera obra, Adiós, Colón (1959), un libro de relatos sobre la vida de los judíos en Estados Unidos, ganó en 1960 el National Book Award (Premio Nacional del Libro). El relato que da título al libro fue llevado al cine en 1969. Su primera novela, Huida (1962), relata la agonía de un joven catedrático judío que se debate entre la razón y los sentimientos. La novela Cuando ella era buena (1967) se desarrolla en un entorno ajeno a lo judío. La queja de Portnoy (1969), libro muy leído y controvertido que está escrito en forma de autobiografía, relata la vida sexual de Alexander Portnoy a través de su monólogo desde el diván de su psiquiatra. Las novelas El pecho (1972) y La gran novela americana (1974), esta última sobre el deporte del béisbol, suponen un cambio hacia la literatura fantástica, mientras que Mi vida como hombre (1975) señala una vuelta a temas más introspectivos. Las novelas El escritor fantasma (1979), Zuckerman (1981), Contravida (1987) y La mancha humana (2001), relatan la vida y carrera del escritor y protagonista Nathan Zukerman. Roth también ha escrito la novela Decepción (1990). La obra de Roth se caracteriza por analizar con fino humor las desesperanzas y fantasías de los judíos estadounidenses aunque también pinta de una manera sarcástica a la clase media en general. © M.E.

 

16 Woody Allen

Escritor, actor y director de cine estadounidense, cuyos personalísimos filmes son a menudo satíricas descripciones de neuróticos personajes urbanos, obsesionados por el amor y la muerte. Nació en el Bronx, New York, el 1 de diciembre de 1935, Allan Stewart Konigsberg, pésimo estudiante, comenzó a escribir chistes para columnistas de prensa a los quince años, usando el seudónimo de Woody Allen. Después escribiría para artistas de radio y televisión, y se unió al equipo del humorista televisivo Sid Caesar después de terminar sus estudios secundarios. Desde 1961 a 1964 trabajó como humorista en nightclubs, donde fue descubierto y contratado por el productor de cine Charles K. Feldman para escribir y actuar en ¿Qué tal, Pussycat? (1965), de Clive Donner. Su primera película como director fue Lily la tigresa (1966), a la que seguirían Toma el dinero y corre (1969), Bananas (1971), Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar (1972) y El dormilón (1973), siempre con Allen en su papel característico de antihéroe torpe y aturdido. Abordó asuntos más serios en sus siguientes realizaciones: La última noche de Boris Grushenko (1975) y Annie Hall (1977), que ganó cuatro oscars (mejor película, director, guión y actriz principal), ambas protagonizadas por Diane Keaton, que hizo pareja con Allen en la mayoría de sus películas de esta época. Más adelante realizaría Interiores (1978), un sombrío drama psicológico, Manhattan (1979), que marca su vuelta a la comedia, Recuerdos (1980), un trabajo claramente autobiográfico, y La comedia sexual de una noche de verano (1982), la primera película con Mia Farrow, su futura compañera, de la que se separó en 1994. El resto de las películas de Woody Allen son: Zelig (1983), Broadway Danny Rose (1984), La rosa púrpura de El Cairo (1985), Hannah y sus hermanas (1986), Días de radio (1987), Septiembre (1987), Otra mujer (1988), Delitos y faltas (1989), Alice (1990), Sombras y niebla (1991), Maridos y mujeres (1992), Misterioso asesinato en Manhattan (1993), Balas sobre Broadway (1994) y Poderosa Afrodita (1995). También ha escrito y actuado en dos obras de teatro: Los USA en zona rusa (1966, llevada al cine en 1969) y Sueños de seductor (1969, película en 1972); también ha publicado dos colecciones de narraciones humorísticas, Getting Even (1971) y Sin plumas (1976). El relato de su trayectoria, personal y profesional, escrito por Eric Lax apareció en 1991 con el título de Woody Allen, la biografía. © M.E.

 

17 Saul Bellow

Novelista estadounidense galardonado con el Premio Nobel. Nació en Lachine (Quebec). Estudió en la Universidad de Northwestern y fue profesor de la de Chicago. Su primera novela, Hombre en suspenso (1944), refleja la ansiedad y la preocupación de un joven que espera ser movilizado en tiempo de guerra. A esta primera novela le siguió La víctima (1947). Tras obtener una beca de la fundación Guggenheim, Bellow vivió durante un tiempo en Europa, donde escribió la mayor parte de su novela, Las aventuras de Augie March (1953). Esta novela, un largo relato libremente estructurado con un héroe de corte picaresco, ofrece un vivo y humorístico retrato de la comunidad judía de Chicago a través de un joven en busca de su identidad. La humanidad moderna, amenazada con perder su identidad pero aún no destruida espiritualmente, es el tema de sus obras posteriores, Carpe Diem (1956) y Henderson, el rey de la lluvia (1959). Herzog (1964) y El planeta de Mr. Sammler (1970), galardonadas con el National Book Award (Premio Nacional del Libro), retratan a los intelectuales judíos en su lucha contra el malestar espiritual que los rodea. Bellow recibió el Premio Pulitzer en 1976 por El legado de Humboldt (1975) y tres meses más tarde fue laureado con el Premio Nobel de Literatura (1976). El autor prosigue su análisis de la cultura contemporánea en El diciembre del Decano (1982). Ida y vuelta a Jerusalén (1976) es un estudio reflexivo de su visita a Israel, mientras que en la novela Son más los que mueren de desamor (1987), Bellow regresa al escenario del Medio Oeste de Estados Unidos. En 1994 publicó una colección de ensayos titulada Suma y sigue. Fallece por causas naturales en su casa de Brookline, Massachusetts, el 5 de Abril del 2005. © M.E.

 

18 Harold Pinter

Dramaturgo británico nacido en Londres. En 1948 estudió durante poco tiempo en la Royal Academic of Dramatic Art de Londres. En los diez años siguientes fue actor en varias compañías de repertorio en gira por las islas Británicas. Su primera obra de teatro corta, La habitación, se estrenó en 1957. Destacan sus obras teatrales La fiesta de cumpleaños (1958), El portero (1960), El amante (1963), El retorno al hogar (1965), Viejos tiempos (1971), Tierra de nadie (1975) y Betrayal (1979). También escribió muchas obras cortas para televisión, radio y teatro. Entre sus guiones cinematográficos se encuentran El sirviente (1963), Accidente (1967), El mensajero (1971), de Joseph Losey, El último magnate (1976), de Elia Kazan, y La mujer del teniente francés (1981), de Karel Reisz. Además ha aparecido en otras películas para las que escribió el guión. Sus obras, enigmáticas y originales, han sido descritas como comedias de amenaza. En una obra típica suya, los personajes intentan, y casi siempre fracasan, comunicarse para reaccionar frente a una invasión o un intento de invasión en sus estrechas vidas. Su diálogo refleja las dificultades de la comunicación y explora los diferentes niveles de significación que producen las pausas y el silencio. Pinter también dirigió en Londres (1967) y Nueva York (1968) las obras de teatro El hombre de la cabina de cristal y Butley (1971). Sus Poemas y prosa: 1949-1977 se publicaron en 1978. Estuvo casado con la escritora Antonia Fraser. © M.E.

 

19 Imre Kertész

Escritor húngaro nacido en Budapest en 1929, vástago de una familia judía. Contaba 15 años cuando fue deportado al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. El año 1945 fue liberado del campo de exterminio de Buchenwald. Siguieron después 15 años, hasta que Imre Kertész comenzó a trabajar en la novela Sin destino (1975). Cuando, después de diez años, concluyó el manuscrito, había escrito una de las obras literariamente más destacadas sobre el llamado holocausto, una obra maestra estremecedora y al mismo tiempo provocadora. Trabajó inicialmente como periodista, pero el diario para el que escribía fue declarado en breve tiempo órgano del Partido Comunista, y él fue despedido el año 1951. Ha escrito musicales y piezas amenas para la escena teatral, y después de publicar su libro Sin destino comenzó a trabajar como traductor. Ha traducido al húngaro a Friedrich Nietzsche, Sigmund Freud, Hugo von Hofmannsthal, Elías Canetti, Ludwig Wittgenstein, Joseph Roth, Arthur Schnitzler, Tankred Dorst y otros muchos. El prestigio de que goza Imre Kertész es fiel reflejo del expresivo vigor filosófico con el que se enfrenta a la vida. Cuenta entre los escritores del presente siglo que han devuelto a la tarea narrativa su honda seriedad vital. El no quiere emplear para sus narraciones la levedad de la invención poética. Conoce bien la gravedad de un relato que no se aparta de la vida, sino que permanece firme ante ella, plena de inquietud existencial y de tensión intelectual. La terrible experiencia del campo de exterminio constituye el horizonte de su incansable meditación. Hay que tomar también en serio a Imre Kertész en sus nocturnos paseos intelectuales. Este escritor no gusta de filosofar a la luz diurna de los tratados lógicos o ensayísticos. Prefiere a ella la oscuridad protectora y reveladora propia de la narración. No será posible superar la consternación que se apodera del lector cuando recorre las páginas de Sin destino, si acaso, reprimirla. Pero si aprenderá a comprenderla si está dispuesto a seguir a Imre Kertész en su línea de pensamiento. Sus novelas son una reflexión profunda de toda una vida, y muy cercana a esta, sobre el destino y la falta del mismo, sobre la libertad y la angustia de sobrevivir, sobre el sistema y la moral. Sin destino, es una de las obras más importantes de la literatura europea de este siglo. Ha escrito también, la novela El fracaso (1988), Un instante de silencio en el paredón (1998) y Kaddish para un niño no nacido (2001), así como el Diario de la galera (1992) y el diario Yo y el Otro (1997). En el año 2002 fue galardonado con el premio Nobel de literatura, siendo el primer escritor húngaro que lo consigue. © Eberhard Rathgeb

 

20 Nadine Gordimer

Novelista y escritora de cuentos surafricana, premio Nobel, valorada por su estilo apasionado y ameno. Su obra se nutre de los sentimientos de frustración social y política en una Suráfrica dividida racialmente, y refleja su postura crítica a la censura política y al racismo. Gordimer nació en Springs (Suráfrica), en una familia judía de clase media y estudió en la Universidad de Witwatersrand. Publicó su primer cuento a los 15 años. Después de La suave voz de la serpiente (1956), su primer libro importante de cuentos, publicó Seis pies de tierra (1956), La huella del viernes (1960, ganadora del premio literario W.H. Smith and Son de 1961) y No para publicarlo (1960). Estos libros narran incidencias de la vida cotidiana en Suráfrica, a menudo desde el punto de vista de una persona de clase media, analizando las tensiones entre los distintos grupos raciales bajo la rígida segregación del apartheid. Sus novelas Mundo de extraños (1958), Ocasión para amar (1963) y El desaparecido mundo burgués (1966) también abordan estos temas. Gordimer presenta la situación de la gente de color con gran sensibilidad para expresar los sentimientos encontrados de la gente blanca liberal, forzada a vivir en un sistema que creen equivocado. Su novela El conservador (1974), que describe cómo un hombre blanco explota a sus empleados negros para su lucro personal, compartió en 1974 el premio Booker. La hija de Burger (1979) explora los sentimientos divididos de una mujer blanca sobre el apartheid cuando su padre comunista es encarcelado por oponerse al sistema. Gente en julio (1981) mira hacia el futuro retratando una familia blanca que logra huir de una guerra civil gracias a la ayuda de sus criados negros. En La historia de mi hijo (1990) un joven negro trata de entender los conflictos de la vida privada y pública de su padre. En 1991, Gordimer ganó el Premio Nobel de Literatura. En 1994 escribió la novela Nadie que me acompañe. © M.E.

 

21 Sergio Chejfec Sergio Chejfec

(Buenos Aires, 1956) es un escritor argentino. Desde 1990 hasta 2005 vivió en Venezuela, donde publicó Nueva sociedad, un diario que trata temas de política, cultura y ciencias sociales. Actualmente vive en Nueva York y dicta clases en NYU.
Chejfec escribe novelas, cuentos, ensayos y selecciones de poesía. De sus trabajos, se pueden mencionar Lenta biografía (1990), Los planetas (1999), Boca de lobo (2000), Los incompletos (2004), Baroni: un viaje (2007, 2010), Mis dos mundos (2008), La experiencia dramática (2012, Candaya 2013), Modo Linterna (2013, Candaya 2014). Sus novelas usualmente están escritas con un estilo narrativo parsimonioso, que entreteje la trama con la reflexión. Recuerdos, violencia política, y la cultura e historia judío-argentina son algunos de los temas recurrentes en su obra.
Es autor también de los libros de poemas: Tres poemas y una merced (2002) y Gallos y huesos (2003), y del libro de ensayos El punto vacilante (2005). Ha sido traducido al inglés, francés, alemán, portugués y hebreo. En Sergio Chejfec. Trayectorias de una escritura (Edición de Dianna C. Niebyski), quince autores de diferentes nacionalidades analizan la totalidad de su obra.
Enrique Vila- Matas le ha calificado como Un buenísimo escritor, no puedo contenerme.1 También Jorge Carrión ha señalado La línea de la exploración de la crisis agónica del lenguaje, que cuenta entre sus cultivadores a Sebald, Handke o Coetzee, tiene posiblemente en Sergio Chejfec a su mayor representante en nuestra lengua.2

 

22 Emma Goldman

Anarquista rusa, nacionalizada estadounidense, nacida en Kovno, en la actualidad Kaunas, situada en Lituania. Emigró a Estados Unidos en 1885, donde llegó a ser líder del movimiento anarquista y colaboró estrechamente con el anarquista polaco Alexander Berkman. Después de criticar al gobierno en numerosos discursos, fue arrestada y encarcelada en la ciudad de Nueva York en 1893 acusada de incitación a la rebelión. Tras ser puesta en libertad en 1894, se trasladó a Europa, donde ofreció varias conferencias. Regresó nuevamente a Estados Unidos para exponer sus ideas, y desde 1906 hasta 1917 editó y publicó Mother Earth (Madre Tierra), una revista anarquista mensual. Goldmann hizo públicas sus profundas convicciones pacifistas durante la I Guerra Mundial, y criticó el conflicto por considerarlo un acto de imperialismo. Fue juzgada y condenada junto con Berkman en 1917 por conspirar para violar las leyes sobre el servicio militar obligatorio de Estados Unidos. Ambos fueron encarcelados durante dos años y tuvieron que pagar una multa de 10.000 dólares. En 1919, poco después de quedar en libertad, se les deportó a la URSS. Goldman había sido una ferviente admiradora del régimen soviético durante su fase inicial, pero no tardó en criticar duramente la política bolchevique, por lo que fue expulsada del país. Pasó una temporada en Gran Bretaña y se convirtió en ciudadana británica al contraer matrimonio con un minero galés en 1926. Colaboró con el gobierno español republicano en Londres y Madrid durante la Guerra Civil española (1936-1939). Falleció en Toronto. Goldman expuso las razones que le llevaron a cambiar su opinión sobre el gobierno soviético en Mi desilusión ante Rusia (1923). Entre sus obras cabe destacar Anarquismo y otros ensayos (1911) y su autobiografía Viviendo mi vida (1931). © M.E.

 

23 Sholem Aleiem

Seudónimo de Solomon Rabinowitz, autor de relatos en yidish, dramaturgo y humorista, considerado como uno de los escritores más creativos en esta lengua. Nació en Pereyaslav (actual Pereyaslav-Jmelnitsky), cerca de Kíev, en Ucrania. Su seudónimo, que también se escribe Sholom y Sholem, es un saludo tradicional en hebreo y yidish que significa ‘la paz sea contigo’. Shalom Aleichem fue maestro y rabino. En 1905 escapó de la persecución de los judíos en Rusia y al estallar la I Guerra Mundial, en 1914, se trasladó a Nueva York. Sus obras más conocidas, describen la vida de los judíos en ciudades pequeñas. Algunos personajes están presentes en toda su obra, como Menachem Mendel, el típico judío provinciano, el eterno soñador (Luftmensch), y el más querido de todos, Tobías el lechero (Tevye der Milchiger), un optimista incorregible. Entre sus obras cabe destacar Stempenyu (1913), El viejo país (1946), Las hijas de Tobías (1949) y El hijo de Cantor (1953). El musical El violinista en el tejado (1964) está basado en las de Shalom Aleichem sobre Tobías. © eMe

 

24 Marcos Aguinis

Escritor argentino nacido en Córdoba. Doctor en Medicina, en 1963 publicó su primer libro y, desde entonces, ha publicado novelas, libros de ensayos, libros de cuentos y biografías que generan entusiasmo y polémica. Ha escrito en diarios y revistas de América latina, Estados Unidos y Europa. Ha dado conferencias y cursos en instituciones educativas, artísticas, científicas y políticas en Alemania, España, Estados Unidos, Francia, Israel, Rusia, Italia y casi todos los países latinoamericanos. Cuando se restableció la democracia en la Argentina en diciembre de 1983, fue designado subsecretario y luego secretario de Cultura de la Nación. Creó el PRONDEC (Programa Nacional de Democratización de la Cultura), que obtuvo el apoyo de la UNESCO y de las Naciones Unidas, y puso en marcha intensas acciones para el mejoramiento de los mecanismos participativos de la sociedad. Por su obra fue nominado al Premio Educación para la Paz de la UNESCO. Ha recibido entre otros el Premio Planeta y fue designado Caballero de las Letras y las Artes Francesas. En 1995 la Sociedad Argentina de Escritores le confirió el Gran Premio de Honor por la totalidad de su obra. Ha escrito las novelas: Refugiados. Crónica de un palestino (1969), La cruz invertida (1970), dónde habla de la politización de algunos sectores de la Iglesia. Cantata de los diablos (1972), La conspiración de los idiotas (1978), estudio psicológico de un perturbado que cree que los oligofrénicos forman parte de una organización secreta que gobierna el mundo. Profanación del amor (1989), relato que presenta la degeneración de los sentimientos afectivos de una pareja, como microcosmos de la actitud de la sociedad argentina, encaminada hacia el desastre. La gesta del marrano (1991), obra que dibuja la presencia del Tribunal de la Santa Inquisición en América y los sufrimientos y crisis de identidad del protagonista, a causa de su ascendencia judía, y La matriz del infierno (1997). También ha publicado varias colecciones de cuentos, como Operativo siesta (1978), Importancia por contacto (1983) y la recopilación Y la rama llena de frutos. Todos los cuentos (1986). Su obra participa, asimismo, del género biográfico con Maimónides, un sabio de avanzada (1963) y El combate perpetuo (1981), una biografía novelada sobre el almirante Brown. La literatura de Marcos Aguinis tiene un carácter profético en el sentido de que critica los errores y denuncia las injusticias del pasado y del presente, a fin de prevenir tragedias futuras. © epdlp

 

25 Aharon Appelfeld

Escritor israelí nacido en Zhadova cerca de Czernowitz, Rumanía, hoy Ucrania. La obra de Aharon Appelfeld, que llegó a Israel en 1947, evoca el Holocausto y sus propias experiencias infantiles en Europa Central. Huir, intentar esconderse y esforzarse por borrar el pasado son los temas principales de sus relatos breves y de varias de sus novelas. Entre estas últimas se cuentan, La piel y la camisa (1971), Badenheim 1939 (1980) y Tzili: Historia de una vida (1982). © M.E.

 

26 Henri Bergson

Filósofo francés y premio Nobel, elaboró una teoría de la evolución basada en la dimensión espiritual de la vida humana que tuvo una gran influencia en múltiples disciplinas. Nacido en París, el 18 de octubre de 1859, estudió en la École Normale Supérieure y la Universidad de París. Enseñó en varias escuelas desde 1881 hasta 1898, año en que aceptó trabajar como profesor en la École Normale Supérieure. Dos años después fue nombrado para la cátedra de filosofía occidental en el Collège de France. Entretanto se publicó la disertación doctoral de Bergson Tiempo y libre albedrío (1889) que produjo mucho interés entre los filósofos. En ella plantea sus teorías de la libertad de la conciencia y del tiempo, al que consideró como una sucesión de instantes conscientes, entremezclados e ilimitados. A esta obra le siguió Memoria y vida (1896), libro en el que subraya la selectividad del cerebro humano; La risa (1900), ensayo sobre la base mecanicista de la comedia, que tal vez sea su trabajo más citado, y La evolución creadora (1907), donde explora el problema de la existencia humana y define la mente como energía pura, el élan vital o ímpetu vital, responsable de toda la evolución orgánica. En 1914 fue elegido miembro de la Academia Francesa. En 1921 Bergson dejó el Collège de France para dedicarse a los asuntos internacionales, la política, los problemas morales y la religión; se había convertido al catolicismo (sus padres eran judíos). En las dos últimas décadas de su vida sólo publicó un libro Las dos fuentes de la moral y la religión (1932), donde relacionó su propia filosofía con el pensamiento cristiano. En 1927 recibió el Premio Nobel de Literatura. Murió el 4 de enero de 1941 en París. La influencia de sus primeras obras, sobre los filósofos, artistas y escritores del siglo XX es muy amplia. Fue un maestro de la prosa y un brillante conferenciante, su estilo místico aunque vital contrastaba con el materialismo formalista de sus semejantes. A menudo asociado con la escuela intuitiva de filosofía, el bergsonianismo es demasiado original y ecléctico para ser así conceptuado. Bergson, sin embargo, sí subrayó la importancia de la intuición sobre el intelecto, al impulsar la idea de dos corrientes opuestas: la materia inerte en conflicto con la vida orgánica, de modo semejante a como el impulso vital se esfuerza por conseguir la acción libre creadora. © M.E.

 

27 Elie Wiese

Autor franco-estadounidense, cuya obra trata temas judíos y algunos de sus libros relatan sucesos en los campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial. Fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1986 por su trabajo en defensa de los derechos humanos. Nacido en Sighet, Rumania, en 1944 los nazis alemanes le deportaron, junto con su familia y numerosos judíos más de su barrio, a Auschwitz, un campo de concentración situado en Polonia, donde sus padres fueron asesinados. Después de la guerra, estudió en la Universidad de París y trabajó como corresponsal de prensa. En 1963 obtuvo la ciudadanía estadounidense. Dio clases de humanidades en la Universidad de Boston durante el año 1976, y entre 1980 y 1986, fue secretario de la comisión sobre el Holocausto, dependiente de la presidencia de los Estados Unidos. Recibió la medalla de Honor del Congreso en 1985, tras lo cual, en 1987 creó la Fundación Elie Wiesel para la Humanidad. Su primer libro, La noche (1958), describe sus vivencias en Auschwitz. Ha escrito asimismo varias novelas, cada una de las cuales trata, de un modo u otro, sobre los horrores que sufrieron los prisioneros de los campos de concentración nazis. Entre ellas, se pueden citar Amanecer (1960), El accidente (1961), La ciudad de después del muro (1962), Un mendigo en Jerusalén (1968), El testamento (1980), El olvidado (1992) y Todos los ríos van al mar (1994), un libro de memorias. © eMe

 

28 E. L. Doctorow

Escritor estadounidense, su obra narrativa se ocupa, en especial, de la historia de su país. Nacido en Nueva York, se educó en la Bronx High School of Science y en el Kenyon College. Trabajó como lector en diversas editoriales neoyorquinas, colaboró en prensa como periodista y, desde 1969, fue profesor en varias universidades. Su primera obra, Bienvenido a los malos tiempos (1960), es una parodia de los westerns que tiene lugar en torno al año 1870; El libro de Daniel (1971, llevada al cine en 1983) refiere el caso de espionaje del matrimonio de Julius y Ethel Rosenberg, ejecutados en la década de 1950; Ragtime (1975, llevada al cine en 1981 por Milos Forman), su obra de mayor éxito, retrata la situación de Estados Unidos en 1914. Las novelas: El lago (1980), La feria del mundo (1985) y Billy Bathgate (1989, llevada al cine en 1991 por Robert Benton) muestran diversas facetas de la vida de su país durante las décadas de 1920 y 1930. Otras de sus obras son: Juegos de agua (1994), Poetas y presidentes (1997) y La ciudad de Dios (2000). Doctorow, que también ha escrito relatos y obras teatrales, utiliza técnicas del posmodernismo y mezcla hechos reales con elementos de ficción. Así narradas, las historias aluden siempre a la actualidad. © M.E.

 

29 Israel Yehoshua Singer

srael Joshua Singer (30 de noviembre de 1893, Biłgoraj, Polonia – 10 de febrero de 1944, New York), fue un novelista judío polaco en lengua idish. Nacido como Yisroel Yehoyshue Zinger, era el hijo de Pinchas Mendl Zinger, rabino jasídico y autor de comentarios rabínicos, y de Basheva Zylberman, hija a su vez de un rabino. Era el hermano mayor del Premio Nobel de Literatura Isaac Bashevis Singer y de la novelista Esther Kreitman. Nacido en Biłgoraj, a los 15 años se fue a vivir a Varsovia y a los 18 empezó a escribir. Sus primeros escritos aparecieron en 1916 en la prensa europea en idish. Entre 1918 y 1921 vivió en Kiev, donde publicó su cuento Perl. En 1921 empezó a trabajar como corresponsal para el destacado diario norteamericano en idish Forverts (The Forward). En 1924 publicó su cuento Liuk, que esclareció la confusión ideológica de la revolución bolchevique. Israel Joshua Singer escribió su primera novela, Acero y hierro, en 1927. En 1934 emigró a los Estados Unidos, donde publicó en 1937 la novela Los Hermanos Ashkenazi. Falleció en New York en 1944.

 

30 Jacques Attali

Attali nació en Argel con su hermano Bernard, en una familia franco-judía; su padre, Simon Attali, era un autodidacta y dirigía una perfumería en la capital argelina. En 1956, dos años después del inicio de la independencia (1954–1962), éste condujo a la familia a París (Jacques tenía trece años).
Attali estudió en el Lycée Janson de Sailly (donde encontró a Jean-Louis Bianco y Laurent Fabius); prosiguió su formación sucesivamente en la Escuela Politécnica, la Escuela de Minas, el Instituto de Estudios Políticos, y la Escuela Nacional de Administración (ENA). Es doctor de Estado en Ciencias Económicas.
Attali fundó, en 1980, la ONG Acción Internacional contra el Hambre; y en 1984 lanzó el programa europeo de investigación y nuevas tecnologías Eureka.
Fue asesor del presidente François Mitterrand, a quien conocía desde 1968, y primer Presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, entre 1991 y 1993,1 el banco creado para ayudar a los países del centro y este de Europa y la antigua Unión Soviética en su transición a la economía de mercado.
En 1989 creó un programa internacional de ayuda a Bangladesh tras las catastróficas inundaciones. Es también fundador de PlaNet Finance en 1998, con la colaboración de Muhammad Yunus, una ONG internacional que promueve el desarrollo económico en los países más pobres, utilizando microcréditos y apoyándose directamente en la red, sin más garantías que la propia palabra de los receptores.

Fuente

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *