Deporte

Los comentarios de Carlos Antonio Vélez, cargados de odio

Por Alexander Quiñones Moncaleano

Twiter

es de esos tipos a los que no les gusta nada, para quien todo está mal, sobre todo si no se tiene en cuenta su opinión sectaria y poco inteligente. Ya lo hemos visto en redes diciendo cada cosa de la salida del cargo de director técnico de la Selección Colombia del señor José Néstor Pékerman. Desde siempre el eunuco Vélez estuvo en desacuerdo con el Maestro Pékerman. Y lo críticó desde su bajeza moral e intelectual, en parte porque el técnico jamás le dio bola, ni lo tuvo en la más mínima cuenta para nada. Esto siempre lo tuvo fuera de casillas y de cuando en cuando lo atacaba con los más despreciables .

 

Al técnico nunca le han faltado defensores ni críticos han faltado a Vélez. Pero cada vez es más palpable la inconformidad de la sociedad civil con este personaje que día a día lanza veneno desde su tribuna. Su cuenta de Twitter es usada, como lo hacen muchos líderes de opinión, para incendiar y desprestigiar a los que llevan a cabo sus labores. Por ello, a Velez, el trabajo del técnico Pékerman no sirve, aunque los resultados sean evidentes: fue Pékerman quien nos puso en el radar de los mejores clubes del mundo, donde no llegaban sino contados colombianos. Le dio carácter y disciplina hasta a los medios que quieren meter sus narices y creerse el cuento de que ellos sí saben cómo es la cosa.

 

Carlos Antonio Vélez, en uno de sus últimos trinos, habló de los resultados de profesor argentino, mostrando como símbolo una vitrina vacía. Pero como dice el proverbio, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga el propio. Su fracaso ha sido tan contundente, el de Vélez por supuesto, que la caída del raiting del canal RCN en el mundial fue estrepitoso, de Win ni hablar. Y tiene la cara dura de venir a hablar de resultados de Pékerman.

Twitter

Una gran parte de la población reclama que su voz sea boicoteada por la sociedad, pidiendo que no la escuchemos más ni para reírnos de las estupideces cada vez más grandes que dice. No falta quien le hace eco. Pero la opinión de este personaje se opaca según pasan los días. Colombia no necesita más hombres que destilan y mentiras. Que buscan réditos a través de la basura que hablan, que se creen los poseedores de una verdad y lo único que tienen es un micrófono abierto para pedir que quemen brujas. Hombres así abundan en nuestra nación, y no son capaces de reconocer el trabajo de otros así la evidencia sea palpable.

 

Ojalá el señor Carlos Antonio pueda mantener su boca callada, y permanecer con su buen juicio; y que no ande por ahí causando incendios y divisiones que llevan a una sociedad cada vez más intolerante.  Carlos Antonio tiene una manera de hablar tautológica que dice una frase y a la siguiente solo muerde la cosa sin aportar nada al argumento; frases que son famosas: “Los partidos se pierden, se ganan o se empatan”, “Si la mete es gol”… Ese es el calibre de profundidad de las frases del señor Vélez, quizás cree tener la profundidad de un filósofo griego o francés, cuando en realidad lo que muestra es una total carencia de inteligencia mientras mantiene una pose seudointelectual. Tal vez sea una cuestión genética porque su hijo no parece estar muy lejos de la misma posición.

 

El profesor Pékerman ha tenido la aceptación, el cariño y el apoyo de los colombianos, quienes saben y reconocen lo que hizo por el fútbol colombiano; seguramente ha tenido errores como toda entidad humana, pero al hacer el balance de lo negativo con lo positivo, la balanza se inclina hacia los segundo, poniéndonos en lugares que antes el fútbol colombiano no había alcanzado ni colectiva ni individualmente. Nos sentimos cada vez más orgullosos de haber tenido un técnico de la talla de José Néstor Pékerman; hombre tranquilo y mesurado, pero con el carácter suficiente como para haberle dicho a la prensa colombiana un par de verdades: que son una partida de chismosos que lo único que le hacen es daño al fútbol y a la cohesión de la selección Colombia.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *