Lionel Messi, el genio de la pelota de otro planeta

Messi/AP

Por Aleander Quiñones Moncaleano

Lionel Messi, el genio de la pelota de otro planeta.

Ayer antes de entrar a jugar estaba en el puesto número séptimo, lejos de poder ganar un cupo al mundial. Pero Argentina produce genios del balón, de allí salió Maradona, Batistuta y Redondo. Pero nunca había salido un tipo de las características de Messi.

Un líder tranquilo y temerario, que sabe que tiene una gran responsabilidad en sus hombros, y como Atlas asumió su misión, y ayer le dio la victoria y el cupo a la selección albiceleste. Marcó tres espectaculares goles.

Pero quién es Messi. Un ser humano con un carácter introvertido, dueño de una habilidad pasmosa y cimbreante. Ver, conocer su historia es tratar de penetrar en la magia, el misterio de la vida, la expresión del espíritu absoluto. Era un fenómeno que llamó desde muy temprano la atención de los sabedores del futbol.

Se le empezó un tratamiento que no era n de cerca económico, y la familia no podía darse el lujo de pagar, y fue el prestigioso club bonaerense el que dejó pasar el genio, porque al hacerle la prueba de admisión se dio cuenta en tan solo dos toques de la pelota del mago Lionel Messi, que era un niño excepcional, un mesías u aparece cada 40 años, pero no quiso pagar por el pase al equipo de Rosario que lo tenía.

Fue en Europa donde se iría a formar Lionel, uno de los descalabros más grandes de River.

Al llegar a Europa inmediatamente lo reconocieron, y se lo ganaron para sí. En 2001 llegó un niño con un gran sueño y un extraordinario talento. Llegó al Barcelona Fútbol Club y allí se quedó para hacer soñar a millones de personas.

Ver jugar a Messi en el Camp Nou es en definitiva una experiencia mística, religiosa, es sentir una energía contundente que te lleva a ver el fútbol de otro modo. No hay comparación. No se puede explicar lo que sientes al ver jugar al monstruo del balón.

Ha ganado de todo, balones de oro, champions, y un largo etcétera. Le falta el mundial, un torneo esquivo para él, pues le ha costado a Argentina jugar con la magia de Messi, y esperamos que va a pasar en Rusia 2018. Ayer nos demostró de que es capaz, y que sí puede liderar a la selección argentina y darle el rumbo adecuado. Esperamos verlo jugar en Rusia el próximo año, y seguir deleitándonos con su juego, con su magia.

Ver sus documentales y partidos le arrancan lágrimas y grandes sensaciones, lo hace sentir a uno parte del mundo, no es solo un jugador de fútbol, sino un hombre que te conecta con el universo. El humano que te lleva a preguntarte si realmente los es. Gracias Lionel Messi por tanto.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *