Tendencias

[Video] Lina Teijero muestra la cirugía que le realizaron para retirarle biopolímeros del cuerpo

Hoy mostró en sus redes sociales la cirugía que le realizaron para retirar biopolímeros en sus glúteos. Esos biopolímeros fueron colocados en su cuerpo hace unos seis años.

Para quienes no sepan quién es Lina Tejeiro, acá te contamos sucintamente quién es: Lina Fernanda González Tejeiro es una actriz colombiana, reconocida por actuar durante cinco años en la serie televisiva Padres e hijos en el papel de Sammy.

Las redes no se hicieron esperar y como siempre los hay para todos los gustos, unos vehementes y radicales la critican y la crucifican por dejarse po la vanidad y otros mas compasivos le desean una pronta recuperación.

En el vídeo podemos ver una cirugía no muy agradable pero creo que puede servir para evitar exponernos a cualquier tratamiento estético por más que nos parezca sencillo y seguro

¿?

Según su nombre, los biopolímeros deberían ser sustancias sintéticas biodegradables. Sin embargo, en la práctica se trata de componentes sintéticos de cualquier índole que se inyectan en el cuerpo humano, sin ser aptos para uso médico. Tal es el caso del silicón industrial, aceites minerales y vegetales, entre otras sustancias.

Así lo señala el cirujano plástico, reconstructivo y estético Rafael Estévez Hernández, quien además afirma que la principal consecuencia del uso de estas sustancias es la enfermedad llamada alogenosis iatrogénica. Esto se traduce como “inyección de sustancia extraña (alógeno)” e iatrogénica (provocado o producido por el ‘médico’).

Estas producen reacciones inflamatorias crónicas que inducen dolor, masas induradas en el cuerpo, y en ocasiones producen lesiones abiertas en la piel que pueden infectarse. También, el líquido podría moverse del lugar donde se aplicó y ser superficial a distancia.

En la actualidad, el uso popular de los biopolímeros se enfoca en el aumento de glúteos y caderas, seguido de inyecciones faciales, comenta Estévez Hernández. Aunque, se han incrementado las inyecciones de sustancias en cualquier parte del cuerpo.

“Tras su aplicación, los síntomas pueden presentarse tan pronto como al día siguiente, o hasta más de 10 años después de la misma. Pero en lo que no se evidencien síntomas, usualmente el manejo es expectante (no hacer nada y vigilar)”, agrega.

¿Cuándo retirarlos?

El especialista señala que cuando se hacen granulomas (masas) palpables, el líquido se hace superficial o se ulcera la piel, lo que puede dar lugar a lesiones infectadas, es momento de actuar y tomar una decisión.

Una vez se hace evidente uno de estos signos en el paciente es el momento de su extracción, debido a que se infiltra y se mezcla con tejido normal del cuerpo. Sin embargo, la supresión completa es imposible. Usualmente deja secuelas anatómicas y estéticas difíciles de recuperar.

En cuanto a la recuperación, se indica que tras el procedimiento se debe esperar la mejora de los síntomas, empero el riesgo de recidiva permanece latente, pues siempre queda parte de la sustancia dentro del cuerpo, por lo que el mejor remedio es la prevención.

Fuente: Listín Diario

[Si deseas hacer una aporte para que el periodismo emergente siga creciendo y contribuyendo a la sociedad puedes hacerlo a través de ⇒ Vaki]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *