La periodista alemana, Rebecca Sprößer, que cubrió el estallido social en Cali fue expulsada por Migración Colombia

Rebecca Sprößer

La periodista alemana, Rebecca Sprößer fue detenida en Cali por la policía nacional y luego puesta a disposición de Migración Colombia. La Alemana como es conocida en Puerto Resistencia está siendo deportada a su país de origen. La periodista fue mediática por el atentado que sufrió donde recibió disparos pero salió ilesa.

Este martes, se conoció que la mujer fue abordada por funcionarios de Migración Colombia en medio de un proceso administrativo que había en su contra, por el que fue expulsada del país.

Sobre esta sorpresiva detención y expulsión, Walter Agredo, miembro de la Fundación Solidaridad con los Presos, dijo: “Le estábamos haciendo un acompañamiento a Rebecca en este proceso porque ella denunció un atentando en su contra el 22 de julio, en donde una persona resultó lesionada. Cuando estábamos saliendo fue abordada por las autoridades, luego hablamos con algunos agentes de Migración, quienes nos dijeron que ella podría ser expulsada del país, pero no hay confirmación oficial y desconocemos las razones”.

La periodista alemana, Rebecca Sprößer es de nacionalidad alemana, de profesión ingeniera industrial. Llegó al país de turismo y al ver la agitación social que se vivía en la ciudad de Cale decidió quedarse a apoyar el estallido social y a la Primera Línea. Ha estado presente en el ya legendario Puerto Resistencia en la capital del valle y desde allí ha acompañado la lucha de los jóvenes colombianos. Que según sus palabras no son los que deberían estar dando esta lucha contra el Estado represivo y corrupto colombiano sino deben ser los adultos que se hagan cargo de esta resistencia y no los jóvenes que hasta ahora están transitando el mundo.

En contexto de la situación de la periodista alemana

La Alemana, como es conocida Rebecca Sprößer, ha apoyado el paro en la ciudad de Cali desde sus inicios y así se ganó el aprecio de los jóvenes manifestantes

Su relato de los hechos son escabrosos: «Ayer en la noche me vi con un amigo para trabajar en algunos temas del paro. Estábamos sentados afuera en un lugar público y de pronto y sin hablar vino un sujeto y nos disparó a corta distancia. No dejó de disparar hasta que su arma se quedó sin tiros.

Mi amigo estuvo frente de mi y así me salvó la vida. Él recibió 13 impactos de balas en todo el cuerpo, 3 de ellos en la cabeza y varios en el pecho. Yo solamente recibí raspones de los proyectiles que le salieron de su cuerpo. Además tuve mi maletín frente de mí y por las dos condiciones me llegaron con mucho menos fuerza e impacto hacia mi brazo y pecho.
En estos momentos mi amigo se encuentra entre la vida y la muerte y ya ahora es el milagro más grande que todavía está vivo. Él sigue luchando pero su estado está muy crítico – les pido a todos por favor orar por él 🙏🏻 Sin él muy seguramente estaría muerta ahora.
No podemos decir quien fue, pero estamos en todo el proceso con los DDHH. Solamente quedó muy claro que esto no fue ningún robo – esto fue un atentado con el objetivo de matar a sangre fría.»

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *